La hija de nuestro ex compañero de labores el Ingeniero de Vuelo Sr. Mauricio Emilio Delavenne Pot (QEPD) nos ha querido hacer partícipes con todo su cariño y gratitud de esta “pequeña carta para Papá….se extraña demasiado”:

“Siempre arriba de un avión con su cigarro en la boca (cuando no existía la ley aérea anti-tabaco), llegaba a casa y los primero que yo hacía al sentir la camioneta de Lan era correr a sus brazos y él se sacaba de inmediato su gorra de Lan y me la ponía en mi pequeña cabeza…Siempre decía que papá olía a avión, y la verdad así era, esa era su esencia, su amor a las alas de un avión, al despegue, a las turbulencias, a las conversaciones con sus colegas en la cabina mientras iban en el aire, llegaba a destino y siempre disfrutaba de algún país con sus compañeros, comiendo las cosas más extrañas de cada país y realizando todos los partidos de tenis, pin-pong y squash que tanto le gustaba… Cuantas historias arriba de un avión contadas en reuniones familiares, era mucho lo que amaba su trabajo.

anthonyquinn

Fotografía llegada al avión en Stgo para salida vuelo alrededor del mundo . (29 de Agosto 1986)

Una vez en el avión conoció (como a muchos otros personajes) a Anthony Quinn a quién desafió a un partido de pin pong llegando al Hotel de destino. Cuentan que Anthony Quinn le tomó cariño y le aceptó el desafío, obviamente papá ganó y terminó siendo invitado a una cena para los dos.
Llegaba a casa siempre con regalos del extranjero para sus tres mujeres amadas. Cuando pequeñas con mi hermana cada vez que veíamos un avión en el cielo lo señalábamos diciendo “ahí va el papá”…él era nuestro cielo y hoy más que nunca.

Amigo incondicional, responsable hasta criticarlo, bueno con toda su alma, loco, divertido, enojón, siempre el payaso de las fiestas. Estudioso y extremadamente inteligente, cariñoso y auténtico. Sus amores…los aviones en el cielo, sus tres mujeres y su adorado nieto con quien volvió a ser niño…
Hoy vuela más alto que nunca y con sus propias alas, como debe estar disfrutando el cielo que tanto le gustaba, como debe estar disfrutando volar entre nubes y experimentando el perfecto vuelo, el más bello, el cielo eterno…
Siempre con nosotros, el amor es eterno…buen viaje Ingeniero…. Gracias por todo ya que fue demasiado.


0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *