Un curioso historial de registros
(Por Ivan Siminic)

(Versión resumida)

“El Bonanza comprado por la Línea Aérea Nacional el 1° de agosto de 1950 a la corredora Air Carrier Supply por la suma de US$ 16 mil y fracción, es más precisamente un Beechcraft B35. Tenía el número de constructor (c/n o s/n) D-2310 y fue uno de los 480 aparatos del mismo tipo y versión construidos en 1950. Y con respecto al precio de 12 mil dólares que menciona Barriga (Sergio), este dato se condice con los US$ 11.975 que costaba la versión básica del avión en 1950, pero la factura entregada a la Dirección de Aeronáutica al momento de inscribirlo (como curioso título de dominio) menciona la cantidad de US$ 16 mil y algo más, probablemente por la aviónica adicional que el aeroplano debió haber recibido para su rol de entrenador instrumental en la Lan, o por los gastos asociados de la puesta del avión en Santiago el avión fue entregado por la casa Beech a la empresa importadora santiaguina Bunster y Bezanilla Ltda. El Certificado de Exportación a Chile tuvo el código E-20027, de fecha 17 de abril de 1950, y se extendió precisamente para la matrícula CC-CAG.

La empresa lo compró en los EE.UU. como un avión de entrenamiento de vuelo instrumental luego de dar de baja a otros aparatos que ocupaba en ese entonces. Con todo, lo interesante de los primeros pasos de este avión en Chile es que habiendo arribado al país en el segundo semestre de 1950, fue inscrito en el Registro Nacional de Aeronaves el 9 de noviembre de ese año con la matrícula CC-CAG.

azarosavidabeechbonanza_clip_image002

Como sea, la fotografía de más arriba demuestra que, a pesar de que no queda (en el RNA) registro oficial de la CC-CAG, ésta sí existió. La imagen muestra al avión accidentado en el río Chaitén el 16 de junio de 1954 (¡en un momento en que ya debería haber lucido la nueva matrícula CC-CLB!), luego de haber tenido que bajar por falla mecánica mientras exploraba la zona en la búsqueda de terrenos para una nueva cancha de aterrizaje. Lamentablemente, no hay registro oficial tampoco de este accidente, y desconozco el paradero de la investigación sumaria por el hecho (si es que se incoó). En todo caso, el piloto era el conocido Alfonso Cuadrado Merino, sobrino del prócer Arturo Merino Benítez.

Sin embargo, el avión sobrevivió a ese accidente y protagonizó otro el 17 de septiembre de 1957, ya como CC-CLBA 101, cuando aterrizó en el fundo Los Aromos, 24 Km al sur de Santiago, mientras venía a Los Cerrillos desde Concepción con tres pasajeros. Una incorrecta elección de la válvula selectora de estanques de combustible hizo que el motor se quedara sin alimentación, debiendo irse a tierra a las 17:40 hora local, destruyendo el tren de aterrizaje completo y ambas alas. El aparato ya acumulaba 2.082 horas de vuelo. *)

El 6 de marzo de 1959 la Lan lo vendió al particular Roberto Arriagada Bruce, y el avión recibió el 4 de septiembre de ese año su nueva matrícula CC-PRA 0216. Como tal se accidentó en Tobalaba el 5 de enero de 1973, al aterrizar sin tren (por olvido de bajarlo). Ya acumulaba 2.771 horas de vuelo y sufrió un 15% de daños en el motor y un 8% en la célula.

Finalmente, el 27 de octubre de 1977 fue involuntario protagonista de un curioso accidente que ocurrió también en Tobalaba, cuando resultó dañado por el Beechcraft V35B matrícula CC-PFJ que estaba siendo sometido a mantenimiento de rutina en ese aeródromo. La cosa fue harto trágica, porque mientras un mecánico hizo andar a este avión frente a la maestranza para que otro técnico le hiciera las regulaciones de rigor, el aparato echó a correr descontroladamente y atropelló a un obrero que desafortunadamente circulaba por ahí, el que quedó en estado de extrema gravedad; de paso, el avión loco también se fue encima de nuestro CC-PRA, el que quedó muy dañado en su motor y zona frontal. Otro avión que estaba ahí también fue embestido por el Beechcraft sin piloto.

El fin de la historia para este monoplano estuvo marcado por la tragedia: el 15 de septiembre de 1990 se estrelló en el sector de Playa Ancha, Valparaíso, resultando tan destruido que lo único que no resulto pulverizado fue precisamente la sección trasera del fuselaje, donde se alcanzaba a leer la matrícula que mantenía a esa fecha, la CC-PRA. En el accidente perecieron el piloto y su hija -los dos únicos ocupantes del avión-, quienes habían salido desde Tobalaba poco antes. La causa, una probable desorientación espacial. A esta fecha, el aeroplano ya acumulaba 2.999 horas de vuelo.”

***
*) NOTA:
El registro de accidentes de la DGAC consigna los siguientes datos:

Fecha Hora

Lugar

18 Sep 1957 17:40 Fundo Los Aromos a 24 KM al S de SCL entre Malloco y Calera de Tango
Avión Modelo SN Matricula Motor
Beechcraft Bonanza B-35 D-2310
(manufactura 1950)
CC-CLBA 101 Continental E-185-8
HP 196 a 2450rpm

 

Capitán Copiloto

Tripulante de Cabina

Rodolfo Fuenzalida
N° de PAX

Itinerario

3 Vuelo particular fuera de servicio, desde Concepción a Los Cerrillos
Daños: Tren principal derecho destrozado, nacel y superficie superior ala derecha roto, tren de nariz destrozado con horquilla quebrada, ala izquierda con deterioros, ala izquierda con daños y tren principal del mismo lado parcialmente destrozado. (no hubo heridos)
Síntesis: Aterrizaje forzoso tren abajo
Causa:

Descripción y comentarios: El vuelo fue sin novedad excepto que el piloto estimó que se presentaba un mal funcionamiento de la válvula selectora de estanque o una obstrucción de las cañerías al carburador. Cambió varias veces a los estanques derecho y auxiliar, comprobando un pequeño consumo en este último, por lo que desechó el aterrizaje en alguna alternativa. Cuando cambió al estanque izquierdo, para entrar al tránsito de Los Cerrillos, el motor se detuvo, produciendo el aterrizaje forzado. En tierra comprobó que los estanques derecho y auxiliar estaban llenos y el izquierdo vacío. Un mecánico comprobó lo mismo además del buen funcionamiento de las cañerías de los estanques y del carburador. (Hizo de Fiscal el Sr. Jorge Jarpa R.)