Nuestro asociado Roberto Hart nos escribe desde el sur:

“Lamento no poder estar presente en el funeral de Amaro. Sin embargo siempre lo recordaré con mucho cariño. Para mí era un placer ser su copiloto, a todos nombraba por su nombre de pila, agregando el “DON”. Este pensamiento de Bertold Brecht es el indicado para dedicárselo a Ud. Don Amaro.
HAY HOMBRES QUE LUCHAN UN DIA Y SON BUENOS.
HAY OTROS QUE LUCHAN UN AÑO Y SON MEJORES.
HAY QUIENES LUCHAN MUCHOS AÑOS Y SON MUY BUENOS.
PERO HAY LOS QUE LUCHAN TODA LA VIDA:
ESOS SON LOS IMPRESCINDIBLES.
Hasta pronto Don Amaro”

De Bruno Schneider B. contertulio de Amaro en el „Grupo de la Amistad:
“Profunda impresión y pena me ha producido la partida de nuestro querido amigo Amaro Bamón de la cual me impuse al abrir el correo de Arturo (Alba) y luego revisar el obituario. Conocí muy joven a Amaro cuando recién retirado de la FACH llegó a la ciudad de Victoria a ejercer como Instructor de Vuelo en el único avión que tenía su recién creado Club Aéreo, un PT 19; para mí que cursaba el 3º de Humanidades y soñaba con el vuelo, conocerlo y compartir su gran amor por los aviones y sus aficiones deportivas en la Asociación Atlética de Victoria, unido a su enorme sencillez y simpatía, hicieron que lo admirara muy profundamente.
Amaro se fue de Victoria para ingresar a LAN, me parece en 1951 y no volví a verlo hasta mi incorporación a este Club de Amigos de la FACH donde encontré que sus notables condiciones de humanidad y simpatía eran igualmente apreciadas.
Por encontrarme recluido en mi casa afectado por una bronquitis no podré asistir al funeral de nuestro amigo pero adhiero a toda  oración o manifestación de pesar que se le exprese a su familia por esta dura perdida.”

De Cristian Vera, uno de los nietos de Amaro:
“Hace ya 20 años que entré a la universidad y me fui a vivir con los Tatas. Lo que era una linda amistad se transformó en una gran, infinita amistad. También comenzó la incursión del tata en los computadores y su vena de escritor comenzó a fluir.
Cuando el Tata comenzó sus tratamientos y operaciones, comenzamos juntos el que sería su último proyecto y que resume el legado que nos ha dejado a todos. Lo leo hoy con lagrimas en los ojos y un gran nudo en la garganta, pero por sobre todo con infinita gratitud a la vida por haberme dado la oportunidad de ser su nieto… y por haberme dado a mi mejor amigo.
En estos tiempos de tristeza tan grande, quiero y los invito a celebrar su gran vida, a agradecer todo lo que nos dio y que queda con nosotros para siempre. Su legado es tan bello, es y será mi estrella guía para intentar acercarme a la gran persona que el Tata fue. Al infinito y mas allá Mi Capitán!”

(El legado a que se refiere el nieto de Amaro es una afirmación que hace Amaro en sus últimos días sobre la vida plena que reconoce haber vivido y que incluimos como un recuerdo vivo y chispeante de ese  Amaro tan especial que conocimos como colega y amigo, en nuestra sección CRONICAS de esta página).


0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *