Obituario_clip_image002Lamentamos tener que comunicar que ha partido a su descanso eterno “Rosita” Díaz, la compañera de toda una vida de nuestro asociado “Pepe” Sierra. En una decisión serenamente tomada, con cara a Dios, se preparó hace meses – junto a Pepe -, para este particular día. Una lección para un mundo que rehúye reconocer que la morada terrenal es solo de paso. Un ejemplo de fortaleza, fe y santo abandono en las manos de Dios.

Se cuenta de una alma santa que al ver como los sucesos le eran contrarios y a una prueba le sucedía otra, y a una calamidad un desastre mayor, se volvió con ternura al Señor y le preguntó: “Pero Señor, ¿qué te he hecho?” y oyó en su corazón estas palabras: “Me has amado”. Pensó entonces en el Calvario y comprendió un poco mejor cómo el Señor quería purificarla y asociarla a Él en la redención de tantas gentes que andaban perdidas, lejos de Dios. Y se llenó de paz y de alegría (Cfr. R. Garrigou-Lagrange, El Salvador, p. 311).
Vayan nuestras palabras de consuelo y afecto para nuestro gran amigo y compañero.

***

Obituario_clip_image004Con la misma fecha nos deja Francisca “Paquita” Mediavilla ex Auxiliar de Vuelo y viuda de nuestro querido asociado Humberto “Tito” Boellert H. (Q.E.P.D.). Tuvieron un hijo – Humberto Jr. – que siguió los pasos de su padre como piloto LAN y que actualmente desempeña su profesión en el Medio Oriente. Nuestras sinceras  condolencias.

“Tito” Boellert” falleció en el Hotel de tripulantes en Madrid por un infarto al corazón tras una vida dedicada a su profesión de piloto, como dirigente del Círculo de Pilotos y como Gerente de Operaciones. Un dolor enorme para su joven “Paquita” y su niño de escasos 4 años.

El 27 de Septiembre de 1971, Francisca Mediavilla de Boellert, deja el siguiente testimonio de su sentir en ese momento:

Obituario_clip_image006“Señores Círculo de Pilotos LAN-CHILE
Presente.
Queridos amigos:
Jamás pensé que tuviera que ser yo quien cerrara con esta carta, los muchos años de esfuerzo y lucha de Humberto por formar, mantener y dar vida al Círculo de Pilotos de LAN-CHILE.
Sé que Uds. guardarán con cariño y respeto su memoria. Las honras que le tributaran, tan ajenas a su manera de ser, las guardaré como el reconocimiento de sus amigos al hombre íntegro que tuve la dicha de conocer y amar como esposo y las recordaré para dárselas a conocer a mis hijos cuando tengan la edad suficiente para entender la que ellas significan.
Les recuerda a todos, uno por uno, con el afecto grande que Humberto les tributó, una mujer de piloto.
Gracias. Francisca Mediavilla de Boellert”.

Y tres días más tarde agregaba al Sindicato de Pilotos de LAN-CHILE:
“Queridos amigos: Al recordar los homenajes que Uds. le rindieron a Humberto, siento el orgullo de mujer que conoció y comprendió a su esposo, al ver que sus amigos y compañeros también le comprendieron mucho más allá de lo que él mismo quiso demostrar.
Sus desvelos y preocupaciones por LAN, sus amigos y compañeros pilotos, sus colaboradores, fueron entendidos y en su nombre acepté todas las honras que se le tributaron, que él, de haberlo podido hacer, no lo habría aceptado.

Reciban con mi agradecimiento, el sentimiento de su afecto por Uds., que yo hice mío desde siempre.
Muchas gracias. Francisca Mediavilla de Boellert.”

Categories: Obituario

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *