(Por Alberto López U. – EA Curso 1951)

Estos recuerdos se refieren a mi paso por CINTA, Dispatch Service, Pan Air do Brasil y Varig en los años 60.

La infraestructura

El aeropuerto y su infraestructura civil, estaba en ese tiempo al mando del comandante Fach Víctor Robinovitch (sucesor de Tomas Franzetti Padlina) secundado por el comandante Gustavo Hameau Uribe. Las operaciones militares provenían del Grupo de Aviación No. 7 ubicado hacia el Nor Poniente entre el edificio terminal y LAN y el Grupo de Transporte No. 10 al Sur Oriente de la pista,

El terminal de pasajeros consistía en un edificio de dos pisos en el que también funcionaban las facilidades operacionales: el departamento de Meteorología, el departamento de Operaciones, las comunicaciones de punto a punto (Telegrafía) y la Torre de Control, a cargo de funcionarios civiles egresado de la Escuela Técnica Aeronáutica de la Fuerza Aérea. De esa época recuerdo a los operadores de Torre de Control Patricio Harper, Aldunate, Padilla, Webb, Juan Sanson y Walter Larini. Algunas veces aparecía también en esa función Margot Duhalde.

En el segundo piso de este edificio existía una sala donde funcionaba Santiago Radio para control de aeronaves en ruta, especialmente hacia el Norte hasta la frontera chileno/peruana y hacia el Este limitando su jurisdicción con el límite con Argentina. Operaba en frecuencia HF 8820 y 6664.5. Estas facilidades operaban dentro de un convenio FACH / Panagra siendo esta última la dueña y responsable de los equipos, aportando el personal de operadores: Carlos Monroy (Ecuatoriano), Enoch Urrutia (posteriormente funcionario de carga de Lan), el “Negro” Muñoz y Max Astorga (ingresaría más tarde a LAN como piloto).

En forma anecdótica se puede relatar que, los primeros en Chile en tomar conocimiento del asesinato del Presidente Kennedy en Dallas, fueron aquellos que en ese momento se encontraban de turno en Santiago Radio. A través de esta frecuencia Carlos Monroy escuchó y divulgo en su momento, la noticia del magnicidio.

Existía una teórica posibilidad de coordinación de Santiago Radio con los operadores peruanos en control de ruta para los aviones con destino más allá de la frontera Norte de Chile. No era fácil encontrar en la frecuencia a los operadores peruanos a pesar que esto implicaba asuntos de seguridad en vuelo. A veces era más fácil contactarse con Panamá Radio. En esas ocasiones se usaba el método del “blind message” para dejar en paz la conciencia.

Era la época en que algunas facilidades para la navegación (Radiofaros) eran de propiedad y eran operados por Panagra. Esto hacía que esta Empresa tuviera una posición de privilegio frente a las autoridades aeronáuticas.

LAN tenía su propio servicio meteorológico en sus instalaciones (edificio con “marquesina)  a 700 mts. al Norte del edificio del Aeropuerto, donde se concentraba además la dirección de la actividad operacional, de mantenimiento de aeronaves y de administración de la empresa. Es interesante hacer notar que tanto LAN, como PANAGRA y FACH generalmente  complementaban y coordinaban sus cartas sinópticas y/u observaciones horarias, especialmente cuando el aeropuerto se cerraba por estar bajo mínimos. En estas circunstancias los aviones permanecían en losa sin autorización de despegues, pendientes de esta situación.

Con motivo del Campeonato Mundial de Fútbol en 1962, el aeropuerto fue reacondicionado  para atender la demanda del supuesto tráfico de pasajeros que el evento originaria. El gobierno de la época designó a dos ilustres personajes, José Piñera (padre del presidente Sebastián Piñera) y a un sacerdote “El cura Gatica” (presidente del Club Green Cross) para dar charlas que incentivasen al personal de las Líneas Aéreas con relación a la atención de las futuras visitas. Se realizó una única charla debido a que el tema planteado por estas personas ya era  del dominio de los profesionales que laboraban en el aeropuerto.

La ampliación del aeropuerto se redujo a la construcción de un galpón de dos aguas con mesones de atención para el control aduanero y estaba ubicado al poniente del terminal de pasajeros. Esta instalación finalmente no fue utilizada para su objetivo original destinándose como terminal de pasajeros de CINTA. Los esperados pasajeros nunca aparecieron, registrándose solo un aumento del flujo de pasajeros en relación con las delegaciones y equipos de fútbol participantes en el campeonato mundial.

Como aeropuerto internacional de Entrada y Salida, Los Cerrillos contaba con servicio de Policía Internacional al mando del inspector Robles y con servicio de Aduana dirigido por el administrador don Guillermo Guerrero. El terror de las tripulaciones era el “Vista de Aduana” Eugenio Sanfuentes Carvallo – “Libretita Sanfuentes” – quien aparecía con su libreta verificando las franquicias usadas por los tripulantes. Este funcionario era muy eficiente en el cumplimiento de sus obligaciones y pasaría más tarde a desempeñarse en la Dirección del Presupuesto dependiente del Ministerio de Hacienda. No se sabe si continuó ahí usando su “libreta”…

También existía una oficina de Sanidad Humana a la que se agregaría un control de especies vegetales cuya cabeza visible era el inspector Gayan.

El edificio del aeropuerto contaba con un subterráneo, un primer y un segundo piso. En el subterráneo funcionaban las dependencias de Aduana donde ingresaban los pasajeros internacionales recién llegados para la revisión de sus equipajes y después de haber controlado sus documentos de ingreso por los inspectores de Policía internacional. Cuando los revisores de Aduana – “Vistas de Aduana” – procedían a retener alguna especie de sus equipajes, estas especies eran ingresadas a una bodega que se encontraba próxima y era conocida como el “resguardo”.

En la parte central del primer piso había un hall de espera con puertas de accesos a la losa de embarques. En el costado nor oriente del primer piso se encontraban los “counters” o mostradores de las líneas Aéreas. En el sector sur oriente estaban las casillas de control de Policía internacional destinados a los pasajeros que abandonaban Chile.

El costado norte de este edificio estaba destinado al Restaurante del Aeropuerto. Era atendido por el Hotel Carrera y era el lugar donde no solo concurrían los pasajeros y sus acompañantes. También era el lugar de sociabilización de los funcionarios del Aeropuerto siendo uno de los personajes más recordados don Héctor Valenzuela, Gerente de LAN. También era frecuente visitante Guillermo (Willy) Duarte, meteorólogo de LAN conocido luego como el “hombre del tiempo” en TV13.

En este Restaurante el autor de estas crónicas por una coincidencia, conoció personalmente a la famosa folklorista Violeta Parra quien debía retirar una máquina de coser de Aduana. En esa ocasión ella llegaba desde Paris donde había expuesto en el Louvre sus artesanías.

En el pasillo de acceso desde el hall a los “counters” a mano izquierda estaba el mesón donde vendían periódicos y revistas. A mano derecha y muy destacado había un mostrador lleno de glamour. Era personal femenino de LAN de Atención al Cliente, donde destacaba Marta Llaguno.

Al costado derecho en el ingreso a este hall, había una escala de acceso al segundo piso donde se ubicaban las oficinas del jefe del Aeropuerto e ingreso a la Torre de Control. También estaban las instalaciones de comunicaciones nacionales de la Fuerza Aérea y el departamento de Meteorología que funcionaba en base a turnos de Meteorólogos y observadores. Al otro costado se ubicaban las instalaciones de Santiago Radio, visibles a través de una ventanilla.

Entre los Meteorólogos encargados de preparar las cartas sinópticas que darían origen con varios otros elementos de análisis a los pronósticos Meteorológicos de la Fuerza Aérea de Chile, había uno de origen boliviano cuyo apellido era Antezana que tenía además capacidades extra sensoriales. Sus pronósticos eran los más certeros.

Además en este segundo piso había un pasillo de unos 40 mts. de largo con las oficinas de Líneas Aérea a ambos costados además de la oficina del sub. Jefe del Aeropuerto.

La primera situación conflictiva y de real prueba de este Aeropuerto fue la visita de Billy  Halley y sus Cometas en Noviembre de 1960, oportunidad en que las fuerzas de Carabineros del Reten de Cerrillos fueron sobrepasadas, por la masiva y explosiva presencia de los fans de este famoso grupo musical.

Este Aeropuerto también recibió la primera visita de un presidente de Brasil en ejercicio a Chile,  Joao Goulart (Jango) sucesor de Janios Quadros y de Juscelino Kubitscheck (JK), artífice de la nueva capital Brasilia ubicada en el centro geográfico del país y desarrollada por Oscar Niemeyer. Luego el Presidente Frei Montalva, retribuiría esta visita generándose una serie de acuerdos políticos y comerciales, entre los que se encuentra, el comienzo de los vuelos de LAN a Brasil

Este periodo coincide con el terremoto del 21 de Mayo 1960 en que el aeropuerto fue testigo de la operación de los gigantescos (para la época) Globemaster americanos a Puerto Montt, con ayuda para los damnificados. Se comentaba que los funcionarios del Aeropuerto huyeron de sus oficinas y lugares de trabajo escapando en dirección a la losa de estacionamiento de aeronaves, golpeándose el pecho y gritando sus pecados a viva voz. Por supuesto que esto generó críticas y pesadas bromas de los valientes que no se encontraban en el Aeropuerto.

Las Aerolíneas

Operaban en este aeropuerto las aerolíneas  internacionales regulares de pasajeros: KLM, Lufthansa, SAS, BOAC, Panagra, Aerolíneas Argentinas, APSA, Panair do Brasil,  Canadian Pacific, Air France, Alitalia y Air France. Después llegarían otras: Swissair, Iberia y VARIG. En esa época estas empresas todavía utilizaban aeronaves a hélices tales como DC6B, DC7, (KLM), Constellation G (Panair do Brasil)y Bristol Britannia (CPAir) Posteriormente aparecerían los jet Comet IV (Boac y Aerolíneas Argentinas) y el Caravelle SE210 VIR

Con relación al material de vuelo es necesario consignar que Aerolíneas Argentinas fue la primera Empresa Latinoamericana en operar Jets cuando recibió una partida de Comet IV. El Gerente de Aeropuerto de Aerolíneas Argentinas, un argentino de nombre Alberto Llanos, tenía un junior asistente conocido como “huaso” Garate, hombre alto, fornido, fanático hincha del Club Colo Colono. El personal del Aeropuerto, a sabiendas de su debilidad futbolera, los días lunes lo molestaban y le increpaban cuando el equipo de sus amores había perdido. Era tanto que furiosamente no sólo rompía su credencial de Colo Colo sino que solía enfrentarse con golpes a sus burladores.

Los representantes de las diversas  aerolíneas que operaban en el aeropuerto eran: Carlos Chávez – KLM, Rodolfo Ortega F. – Lufthansa, Lucho Davis – SAS, Tom Burford – BOAC, Henry Evans – Panagra, Alberto Llanos – Aerolíneas Argentinas, Mario Santis – APSA, Alberto López – Panair do Brasil y monsieur Folliot – Air France.

Entre los Operadores nacionales de esa época cabe recordar a LAN Chile, CINTA, ALA. TRANSA (Curtiss C46) y Aero Parrague (Catalina PBY5).

Entre los operadores irregulares estaba Aerolíneas INI, una aerolínea de bandera Argentina, representada en Chile por Tomas Puig (de Los Gobelinos). Su casa matriz estaba en Buenos Aires y operaba a Miami con un avión DC-4 y los pilotos eran Humberto Ramírez y Hugo Llamazares.

Otra irregular que aparecía esporádicamente por el aeropuerto, era la compañía Cubana de Aviación, que no se sabía si era un operador de vuelos comerciales o de su fuerza aérea. Declaraban transportar valijas diplomáticas. Pero su destino en realidad no era Los Cerrillos sino Chacalluta en Arica, donde embarcaban grandes contingentes de bolivianos para trasladarlos a la Habana. Era la época de la aventura del Che Guevara.

Los Concesionarios

ESSO y luego SHELL eran los abastecedores de combustibles para aeronaves. En un comienzo los aviones se abastecían de combustible por intermedio de camiones. Luego vendría la gran novedad de los pozos hidrantes.
El Restaurante del Aeropuerto era atendido por el Hotel CARRERA.
Custodia y fotografía Manríquez: Este señor era un Sub oficial en retiro de la Fuerza Aérea, tripulante del histórico vuelo del Catalina a la isla de Pascua piloteado por el Cdte. Parrague.
Puesto de “Souvenirs” y golosinas a cargo de la Sra. de Escutti, Madre de Misael Escutti arquero de la selección de fútbol de 1962.
Revistas y periódicos a cargo de Dardo Correa, ciudadano argentino avecindado en Chile. Que atendía este servicio junto a su esposa.
Servicio de correspondencia: Correos y Telégrafos de Chile.
Cambio de Divisa extranjeras: Banco de Chile
Transfer: Limousine Service (El primer transfer en Chile)
Servicio de Trafico, Operaciones, Abastecimiento y limpieza de Aeronaves: Santiago Dispatch Service.

Panagra

Era reconocida como una Empresa con estándar FAA (Federal Aviation Administration – Organismo dependiente del Departamento de Transporte de USA destinado a garantizar el máximo de seguridad en las operaciones de vuelo). El Jefe de Operaciones de Panagra, James O’Brien hacia alarde de esta licencia otorgada por el gobierno americano. Como consecuencia de este estándar, que Panagra estimaba superior a aquellos que tenían como sustento los protocolos OACI generados por la FACH, tenía su propio sistema meteorológico con personal americano habilitado para hacer pronósticos meteorológicos además de tener en Los Cerrillos su propio cobertizo meteorológico con los correspondientes observadores entre los que se puede nombrar a Mario López, el “gordo” Barbieri y el “sordo” Navarro.

Entre los servicios que aportaba Panagra a la aeronáutica nacional en aquella época, estaban algunas Radio ayudas entre las que se contaban el radiofaro de Lengua de Vaca (LDV) y Monturaqui (MQI), ambos ubicados al norte de Santiago.

La belleza femenina en Panagra, la aportaba la conocida Pupi Matzen, quien se desempeñaba como recepcionista de pasajeros.

A cargo del personal de Panagra estaba un ciudadano americano de nombre Henry Evans, un hombre alto y fornido. En los meses de invierno acostumbraba a pasearse por los estacionamientos de las aeronaves. A pesar del intenso frio lo hacía en mangas de camisa. Después se descubrió que bajo la camisa llevaba una gruesa camiseta de manga larga.

Los “Panagra” eran bromistas y relajados y por supuesto tenían sus propias instalaciones separadas del edificio terminal. Ahí funcionaban los servicios inherentes a las necesidades logísticas y de mantenimiento de sus aeronaves. Incluía su propio servicio de “Catering” a cargo de una persona de apellido Aguirre, de nacionalidad chilena. Aguirre, era un admirador desproporcionado de Argentina y los argentinos, a tal punto que envió a su esposa a ese país para que sus hijos nacieran en Argentina. Aguirre era muy particular, se vestía como argentino, hablaba con el característico acento argentino, caminaba como argentino pisando con el borde externo de la suela de los zapatos y ….

En una oportunidad llegó a Los Cerrillos un vuelo de Panagra con un desperfecto técnico que obligó a suspender el vuelo y a enviar los pasajeros  a pernoctar en el centro de la ciudad. Entre sus pasajeros viajaba un senador americano con su mascota (un perro de tamaño medio). Los funcionarios de Panagra se deshicieron en atenciones y para evitar mayores incomodidades a sus pasajeros, le ofrecen al senador mantener el perro en el aeropuerto. En ausencia de Aguirre deciden “hospedar” al perro en su oficina, cerraron la puerta y para mayor seguridad colocaron un aviso destacado: “Cuidado perro muerde”. Al día siguiente cuando Aguirre reasumió sus funciones, llega a su oficina y se encuentra con el aviso en la puerta de su oficina. Imaginando una broma de sus compañeros abre la puerta permitiendo que su “huésped” escapara. Gran problema para Aguirre. Había desaparecido nada menos que la mascota de un senador americano confiado a los cuidados de su línea de bandera. Fueron infructuosos los llamados por la radio, los avisos en los periódicos, etc., ofreciendo recompensas por el perro. Después de un mes, finalmente apareció la mascota en unas poblaciones próximas al cabezal Norte de la pista. A esas alturas el perro naturalmente se negó a regresar a USA y a dejar la casa donde había sido acogido.

Línea Aérea CINTA

Una parte de las operaciones nacionales de pasajeros en esa época giraban en torno a  la Línea Aérea CINTA, siendo también la primera empresa chilena y privada en viajar a USA con aeronaves DC-4 haciendo escalas en Talara (Escala técnica) y Panamá. Miami en esos tiempos era el imán que atraía a los latinos para visitas, compras y/o entrada ilegal al territorio norte americano. Pero el proyecto delineado por CINTA era ambicioso e iba más allá de Miami. Es así como dentro de un corto tiempo extiende sus vuelos a La Guardia en Nueva York. Esta decisión tuvo un gran costo económico pues el tráfico de pasajeros con destino N. York, lo constituían solo aquellos pasajeros embarcados en Chile siendo que la mayoría desembarcaba en Miami. La utilización de la aeronave en el trecho Miami – Nueva York resultaba altamente deficitaria.

En el ámbito nacional, CINTA se había constituido para atender principalmente a las mineras en el norte del país operadas por norteamericanos (Chilex y otros) viajando a Potrerillos, Antofagasta y Calama con aeronaves DC-3 de 21 Pasajeros y Lockheed Lodestar, este último versión de carga para abastecer de productos frescos estos minerales. También realizaba viajes esporádicos en Beech Bonanza a la Patagonia a un lugar donde tenían una propiedad en el sector La Tapera. El avión normalmente era pilotado por Werner Haase, experto conocedor de la zona además de la confianza que los directivos depositaban en el. Con el tiempo, Werner Haase se incorporaría a Lufthansa llegando a comandar B747.

La propiedad de esta Empresa era compartida por Rene Pairoa Epple, Juan Costabal Echeñique e Ignacio Bunster, los dos primeros pilotos. La cabeza visible de CINTA en el Aeropuerto como principal ejecutivo era un ciudadano norte americano de nombre Kenneth Rosene quien cumplía las funciones de Gerente Técnico, supervisando y controlando el desempeño de los pilotos, el área de Operaciones y Mantenimiento apoyado por su secretaria la Srta. Carmen Caimanque, mujer de gran personalidad paras desenvolverse en un ambiente en que el único personal femenino de la Empresa eran las azafatas. Kenneth Rosene, se había desempeñado como Radio operador de la Empresa Panagra para luego constituir la sociedad que da origen a CINTA. A pesar del precario currículo de Kenneth Rosene frente a la seria responsabilidad que significa la dirección de una Línea Aérea, esta Empresa mientras estuvo activa funciono como reloj, cumpliendo a cabalidad con sus compromisos con sus pasajeros nacionales e internacionales. La explicación está en el hecho que todos los funcionarios de CINTA desde pilotos hasta el último aseador de cabina, estaban seriamente comprometidos con la Empresa además que Rosene era un severo y tenaz controlador de los protocolos de funcionamiento de CINTA. En este sentido tenía una clara conciencia de sus responsabilidades, esto por encima de sus capacidades. Esta es una prueba palpable de que la Empresa privada tiene las energías y sinergias para garantizar la prestación de sus servicios en forma muy confiable. Sin embargo, es necesario dejar registrado que al momento del cierre de la Empresa quedaron de manifiesto una serie de falencias Administrativas y de Relaciones humanas por las importantes deudas previsionales que afectaron a la mayoría de los empleados de esta Empresa, incluido pilotos.

En esta Empresa muchos de los colaboradores venían de la FACH. Es así como en el sector de Mantenimiento estaban los ingenieros Aeronáuticos Guillermo Wechsler, Jaime Cáceres y Adrián Vilca por un corto periodo. Lo mismo sucedía en el área de Operaciones, donde se desempeñaba el autor de estos recuerdos, Alberto López, secundado por Marino Ollino y Santiago Astudillo además de un ciudadano boliviano de nombre Luis López de la Haya. Con los pilotos ocurría un fenómeno semejante, con presencia de muchos ex LAN:
Jefe Pilotos : Jaime Amunategui.
Piloto inspector Cirilo Halley Harris
Pilotos: Humberto Ramírez, Jorge Nordenflicht, Werner Haase, Pablo Pfingsthorn Schmidt, Carlos Exss Sonne, Carlos Arredondo, Jaime Garaycochea, Hugo Burr, Litre Medina, Carlos Riderelli, Eugenio Herrera, Domingo Márquez, “Naco” Valencia, Geraldo Peigneguy, Cesar Topali. René D’Amico V., Razko Brajovic, Agustín Brajovic, Jaime Herrera, George Peake, Luis Bochetti y Van Ryselberg.

En relación al personal que estaba dispuesto para el servicio abordo en cabina, estos eran comandados por una señora de nombre Blanca Urrutia. El personal femenino (Auxiliares) para estos menesteres eran : Verónica Plotski, Sonia Brinckman, Niedbalski yBlanca Cortes. El personal masculino (Jefes de cabina) eran: Ignacio Aliaga, Mario Nasso, Sergio Mardones, Carlos Acha (español), Clive Battershill y Tito Elder.

Encargado de preparar los Roles de vuelo de las tripulaciones era Norman Shand quien también provenía de LAN

Línea Aérea ALA

El ciudadano italiano Atilio Bisseo era dueño y operador de la aerolínea ALA. Esta Empresa se había constituido al estilo de su fundador, como “familia”. En ella se desempeñaban varios funcionarios de origen italiano. Entre ellos estaba un mecánico de vuelo de apellido Lovece, otro llamado Bruno Rossito y uno muy particular de nombre Giovani Neranzi quien no era italiano, sino Albanes. La 2ª. Guerra mundial le cambio su nacionalidad. Entre su personal femenino había una hermosa dama, Maria Pía Della Schiava, auxiliar de vuelo.

Esta Aerolínea por su particular constitución funcionaba más en base a “confianzas” que a eficiencias. Se estilaba mucho el “besamanos” ALA aterrizaba en la ciudad de Arica (Puerto libre) en la época  en que era conocida como la “ciudad del nylon”. El  jefe de Operaciones de ALA era de apellido Elliot, el jefe de mantenimiento, Andrade. Entre sus pilotos estaban Patricio Delano, Oscar Eggers H., Fernando Serra y Hernán Salas. ALA se proyectaba desde Arica al extranjero aterrizando en Guayaquil para terminar en Habana, Cuba.

Cuál sería la vinculación de Atilio Bisseo y Fidel Castro y/o Fulgencio Batista ? Por acuerdos con Cubana de Aviación operaban aeronaves con tripulación mixta y era frecuente observar en Cerrillos aeronaves de Cubana con su característico olor a tabaco en sus cabinas, operando aeronaves para ALA tales como Constellation H de estilizada figura y luego el turbo hélice Bristol Britannia. El logo impreso en los aviones de ALA aparecía como una gran gaviota con sus alas extendidas y atravesadas por una línea lo que la semejaba a una letra B. Se comentaba que esta B correspondía a Benito de Benito Mussolini de quien Atilio Bisseo habría sido su piloto.

Con motivo de la caída de Fulgencio Batista (1959) y debido a los acuerdos existentes con ALA y CINTA con Cubana, varios tripulantes chilenos fueron sorprendidos en la Habana el 1º de Enero de 1959. Algunos de ellos quedaron al servicio de la Fuerza Aérea Rebelde, regresando posteriormente a Chile. Los que finalmente quedaron en Cuba al servicio del inconcluso experimento cubano, fueron Andrés Andrade ex oficial de la FACH y Jacques Lagas radio operador de ALA capacitándose este posteriormente con bastante éxito, como piloto al servicio de la causa cubana. Jacques Lagas conocido también por su libro “Memorias de un capitán Rebelde” donde relata su participación en el ataque a Bahía Cochinos en 19 Abril 1961 y considerado como héroe de Playa Girón.

La fusión entre CINTA y ALA se produce en un momento en que ambas empresas perciben una desleal competencia de la empresa estatal LAN al habérsele adjudicado durante la presidencia de Adalberto Fernández y Mauricio Yanquez una jugosa ayuda para adquirir aviones DC6B y así iniciar sus vuelos internacionales de largo alcance. CINTA y ALA al quedar en desventaja, acusaron el golpe y esto fue el comienzo del cierre de sus operaciones. No estaban dadas las condiciones para competir con una empresa que tenía todo el respaldo económico del Estado.