caravelle_embarrado

 

El 8 de Junio de 1972 el Caravelle CC-CCG aproxima con sus 61 pasajeros al aeropuerto de Pudahuel. La temporada de lluvias había reblandecido la tierra alrededor de la pista y la llovizna, en el momento del aterrizaje la llovizna reducía notablemente la visibilidad. A pesar de venir aproximando por el ILS a la pista 17, el avión tomó contacto con una desviación de 3,5º con respecto al eje de la pista.

 

caravelle_embarrado2 caravelle_embarrado3

 

El avión se sale de la pista hacia la izquierda a unos 700 metros del cabezal y luego se mantiene en el borde, desplazándose parcialmente por el terreno reblandecido por la lluvia, reventando la rueda exterior del tren principal derecho.

Al parecer hubo efecto de “aquaplanning”.

La tripulación (Capitán Samuel Saavedra, Copiloto Juan Carlos Fuentealba, Ing. de Vuelo Víctor Romero, Tripulantes de Cabina: F. Rodríguez, F. Norambuena y C. Uribe) y los pasajeros no sufren daños. El avión fue removido y reparado.

 caravelle_embarrado4

 

 caravelle_embarrado5

 

***   ***   ***

Otro gaje del oficio protagonizado por el avión Caravelle, sería el insólito espectáculo de verlo “sentarse” lentamente en la cola durante una descarga y desembarque de pasajeros en la loza del aeropuerto. ¡Los que lo presenciaron (Renato Besoaín entre ellos) recuerdan que era verlo, a la distancia, como un enorme DC-3!

Aparentemente el personal de tierra no habría respetado el correcto orden de descarga del avión, provocando este bochorno, a un atribulado Capitán Alejandro Fornés Sch.