Con la adquisición de los Convair, se estudió la conveniencia de vender algunos DC-3, los que ya se consideraban anticuados, lentos y antieconómicos para las necesidades de una moderna empresa de aviación comercial como era LAN.

image001

Es así, como cumpliendo con un acuerdo del Consejo, el 17 de Octubre de 1960, se hizo entrega a la FACH del DC-3 N° 203 que había sido vendido a dicha Institución en la suma de E° 50.000 (escudos).

Junto con ello, se ordenó intensificar los estudios para adquirir material Jet, de manera de hacer más competitivos los servicios de LAN, cuando el empleo de aeronaves a reacción; fuese adoptado por las principales aerolíneas extranjeras.

Asimismo, se decidió analizar la factibilidad de transformar en DC-6A carguero, uno de los cuadrimotores Douglas DC-6B con que contaba la empresa, por cuanto se veía que en el cubro transporte de carga por vía aérea, LAN podría obtener buenos ingresos, satisfaciendo con ello la demanda existente.

El 2 de Noviembre hizo su arribo a Los Cerrillos, el primero de los Convair 340/440 adquiridos a la Allegheny Airlines Inc.

El moderno bimotor con capacidad para 44 pasajeros, fue destinado a servir las rutas Santiago-La Serena- Antofagasta y Santiago-Concepción.

image003

Pocos días después, en Diciembre, un grupo de nuevas auxiliares de vuelo se incorporó a la empresa, recibiendo en ceremonia especial sus licencias otorgadas por la Dirección de Aeronáutica, que las acreditaban como tales. En dicha ocasión, las simpáticas muchachas lucieron un nuevo uniforme.

Enero de 1961, se dedicó adquirir otro Convair a la Allegheny, aparato que costó US$ 458.105, con lo cual se elevó a cuatro el número de estos aviones.

Los servicios de LAN se desarrollaban con toda normalidad y los pasajeros de las rutas nacionales podían disfrutar de las bondades de los Douglas DC-3 y DC-6B y de los Convair 340/440. Nada hacía presagiar la desgracia que se abatiría sobre la empresa.

El lunes 3 de Abril, el DC-3 N° 210, vuelo 621, que hacía la ruta Castro-Santiago, no arribó a su destino, el Aeropuerto Los Cerrillos, creándose la natural inquietud.

El piloto, volando cerca de Los Angeles, se había comunicado con el Centro de Control de Área de Santiago, solicitando autorización para cambiar de nivel, informando volar en condiciones IMC y con formación de hielo. Posteriormente no se volvió a establecer comunicación con la aeronave.

Una gran búsqueda se inició por aire, mar y tierra hasta que el 10 de Abril, otro avión de la empresa ubicó los restos del DC-3 estrellados en el Cerro Lástimas, al Este de Linares.

Perdieron la vida en este fatal accidente, el piloto SILVIO PARODI VITERBO, el copiloto ALFREDO JORQUERA LEAL, el radiooperador EVARISTO CASANOVA BALCAZAR y el sobrecargo HERNAN ETCHEBARNE VERDUGO.

Dentro de los veinte pasajeros que fallecieron en este accidente, se contaban los jugadores del equipo de fútbol Green Cross.

El accidente de esta aeronave, despertó conciencia en las autoridades de Gobierno, de la imperiosa necesidad que existía de dotar al país de una moderna red de radioayudas, por cuanto se estableció que una de las causas de la tragedia, había sido la falta de estos elementos.

image005De izquierda a derecha:

Despachador Galvarino Galdames, Capitán Silvio Parodi, Radio operador Omar Rojas, Copiloto Ricardo France, Sobrecargo Rolando Fernández y Radio operador Carlos Cottin.

Prosiguiendo con el plan de renovación de material, meses después, en Julio de 1961, se acordó vender el DC-3 N° 201 a la empresa Führer, Roth y Giderna, la que ofreció por él, la cantidad de E° 50.000 (escudos), con el fin de destinarlo a servicios regionales de transporte en la zona sur del país.

En cuanto al plano internacional, a fines ‘de ese año, LAN estableció sus propias agencias en La Paz y Lima, las que quedaron a cargo de los señores RONALD BULLEMORE y GUSTAVO RIVEROS, respectivamente.

En el plano nacional, se establecieron los vuelos hacia y desde Puerto Aysén con material DC-3.

El 33° Aniversario de la empresa, fue celebrado el 5 de Marzo de 1962, con una ceremonia interna realizada frente a la maestranza en Los Cerrillos, ocasión en que se le hizo entrega de medallas de reconocimiento a los funcionarios que habían cumplido 20 y 25 años de abnegados servicios en la compañía.

La historia de LAN, está llena de hechos simpáticos y anécdotas que han ido jalonando toda una vida de servicio al país.

Creemos que faltarían páginas para relatarlas todas, por lo que en esta reseña, hemos ido contando algunas, que como cuentas de un rosario, van haciéndonos conocer el lado humano de la empresa.

El4 de Abril de 1962, el DC-6B N° 404, al mando de JORGE VERDUGO CORREA, hacía el vuelo 903 entre Arica y Santiago.

Entre sus pasajeros, la señora JUANITA ENCINAS de BRAVO, quien viajaba en avanzado estado de gravidez.

Cerca de La Serena, hay síntomas inequívocos que la i pasajera dará a luz en cualquier momento, por lo que el Comandante VERDUGO decide aterrizar en el Aeródromo La Florida, mientras las auxiliares SONIA PEREZ y ANA BRINZO la atienden.

Al arribo de la nave, una ambulancia la espera y no transcurren cinco minutos, cuando llega al mundo un robusto varón.

Hoy JORGE LAN GABRIEL BRAVO ENCINAS, es un joven de 21 años, que desde Septiembre de 1982, se ha incorporado a la empresa, prestando servicios en, SIPALA, en Los Cerrillos.

En Abril de 1962 Bolivia rompió relaciones con Chile por el uso de las aguas del río Lauca y ante el cariz que tomaban los acontecimiento. un DC-6B piloteado por JORGE JARPA viajó hasta La Paz para traer de regreso al país a los miembros de nuestra representación diplomática.

A fin de ese mismo año el Presidente de la República JORGE ALESSANDRI RODRIGUEZ viajó a los Estados Unidos de Norteamérica, México, Panamá, Ecuador y Perú.

Para tal efecto se preparó especialmente el DC-6B N° 406 en el cual el Primer Mandatario realizó con todo éxito su viaje al exterior. como lo atestigua esta nota de felicitación que dirigiera a la empresa:

“Señor Vicepresidente de LAN:

Deseo solicitarle haga llegar al personal de Línea Aérea Nacional que trabajó en la preparación del avión DC-6B N° 406 en que viajé a Estados Unidos mis más sinceros agradecimientos por la dedicación y meticulosidad que pusieron en su labor y que permitió al Presidente de la República no sólo disfrutar del máximo de comodidad en el viaje. sino que exhibir en el extranjero, con legítimo orgullo, la alta capacidad técnica de su personal.

JORGE ALESSANDRI RODRIGUEZ PRESIDENTE DE LA REPUBLICA”

Poco días después, el 2 de Enero de 1963 el Presidente de la República hacía llegar al Vicepresidente Ejecutivo una encomiástica carta, reiterándole su reconocimiento por las atenciones recibidas durante su viaje al extranjero y ofreciendo el apoyo del Gobierno para materializar la adquisición de aeronaves a reacción para LAN.

Desde hacía ya algún tiempo se debatía también la conveniencia de abrir una ruta hacia el Pacífico, estableciendo como primer punto la Isla de Pascua, solitaria y enigmática posesión chilena ubicada en medio del océano que baña nuestras costas.

Con el fin de iniciar los estudios tendientes a determinar lo necesario para hacer realidad los vuelos a Pascua en aviones Douglas DC-6B, en Enero de 1963 se arrendó un Catalina PBY -6A al Coronel de Aviación (R) ROBERTO PARRAGUE SINGER. pionero de los vuelos en el Pacífico.

Tras 21 horas de vuelo el 23 de Enero el Catalina CC-CNP aterrizó en Mataveri aeródromo de Isla de Pascua. piloteado por PARRAGUE; a quienes acompañaban los pilotos de LAN JORGE JARPA Y HERNAN PEREZ. el radiooperador JANUARIO LAZO y el mecánico LUIS PALMA.

Como pasajeros viajaban el Vicepresidente de LAN, MAURICIO YANQUEZ. el Jefe de la Sección Aeródromos del Ministerio de Obras Públicas, Jorge Maldonado y los norteamericanos A.H. Frauenthal y J. Farrel.

Dicho viaje cumplió ampliamente los fines perseguidos y a raíz de él se tuvo una visión más clara de lo que se requería para establecer una ruta a Isla de Pascua y luego a la Polinesia.

En su constante afán de mejorar la preparación de sus pilotos e incorporar a la empresa nuevas técnicas de instrucción, en Abril de 1963 se decidió adquirir a la línea aérea Swissair un simulador de vuelo de aviones DC-6B. Este costó US$ 250.000 y durante muchos años prestó eficientes servicios en el entrenamiento de tripulaciones, hasta ser posteriormente vendido a la FACH.

En Mayo de ese año se inauguró oficialmente el Aeropuerto El Tepual, en Puerto Montt, disponiendo LAN el envió de un avión especial que trasladó hasta dicha ciudad a las autoridades de Gobierno encargadas de solemnizar dicha ceremonia.

Desde entonces Puerto Montt quedó regularmente incorporada a las rutas de los poderosos cuadrimotores DC-6B y el viaje hacia la capital y Punta Arenas pudo efectuarse con mayor rapidez, comodidad y seguridad.

Mientras tanto el Consejo de LAN daba término a los estudios tendientes a adquirir material Jet. Tanto en el ánimo de los Consejeros, como en el de las autoridades de Gobierno, existía el convencimiento pleno de que tal adquisición era absolutamente indispensable. faltando sólo la decisión en cuanto al avión a adquirirse.

Después de estudios comparativos entre varios tipos de aeronaves el19 de Julio se acordó firmar un contrato de compra con la firma Sud-Aviation de Francia. por tres aviones a reacción Caravelle VI-R. provistos de motores Rolls-Royce AVON 533R.

Estas modernas aeronaves costaron FF. 15.509.773, FF. 15.522.484 y FF. 15.523.075 respectivamente y entre los adelantos con que se contaban puede citarse el de un sistema automático de aterrizaje, el que en aquellos años recién se estaba incorporando a los aviones Jet.

Decidida la compra, se inició la preparación de las tripulaciones que tendrían a su cargo la operación de los CaravelIe, para lo cual se decidió enviar a la Sud Aviation a los pilotos RAUL TURNER, JORGE JARPA, MARIO RIEDEMANN y RONALD LOWERY.

Asimismo, se destinaron a la empresa VARIG de Brasil que ya operaba estos aviones, a los pilotos ALBERTO BERMUDEZ, JORGE RIVERA Y VICENTE VALJALO.

Posteriormente se comisionaron para realizar cursos de motores, del avión y de simulador de vuelo, en Inglaterra, Francia e Italia, a los pilotos JORGE PEREZ Y RENE BOBE.

En el intertanto, en Octubre se acordó vender en E° 105. 000 un DC-3 a la Línea Aérea Ladeco, empresa que cubría servicios de pasajeros a la zona norte.

Poco a poco los nobles DC-3 iban dejando paso a aeronaves más modernas en las principales rutas de LAN y en Noviembre de ese año se basaron algunos de ellos en El Tepual, para atender servicios regionales, especialmente a Chaitén, Alto Palena y Futaleufú.

Con el fin de otorgar una mayor seguridad a las operaciones de los DC-3 en Alto Palena y Futaleufú, cuyas pistas eran de dimensiones reducida, se adquirieron equipos JATO (JET ASSISTANT TAKE-OFF), los que como su nombre lo indica. ayudaban al despegue de los aviones.

A comienzos de Diciembre. continuando con la renovación de material. se acordó vender en E° 120.000 el DC-3 N° 209 al Sr. EDUARDO RUBIO GUARDERAS, quien se dedicaba al transporte aéreo en la zona sur austral del país.

image007 image009

 

Iniciado 1964 se intensificó la preparación de los pilotos que tendrían en un comienzo la operación de los Caravelle.

El curso en la Sud Aviation comprendió 20 horas de vuelo. divididos en cuatro etapas. a saber. determinación de aptitudes, obtención de la licencia de copiloto, de piloto y de instructor de vuelo en Caravelle.

Etapas estas que los pilotos de LAN cumplieron con satisfacción. obteniendo los pilotos JORGE JARPA y MARIO RIEDEMANN sus licencias de instructores de Caravelle.

El 5 de Marzo se celebró el 35° Aniversario de la empresa, iniciándose los actos con una solemne misa celebrada en el hangar de la maestranza por el Cardenal RAUL SILVA HENRIQUEZ.

Posteriormente se inauguró una exposición en la Gerencia de Tráfico y Ventas, lo que fue seguido de un gran almuerzo servido al personal.

Asimismo, esa tarde se efectuó una ceremonia en Los Cerrillos en la cual hizo uso de la palabra el Ministro de Economía, Fomento y Reconstrucción y se otorgaron estímulos a los funcionarios que cumplieron 25 años al servicio de LAN, terminando la celebración con un cocktail ofrecido a las autoridades.

Al día siguiente, 6 de Marzo se entregaba oficialmente en Francia el primero de los Caravelle adquiridos a la Sud Aviation.

El moderno birreactor inició su viaje a Chile el28 de Marzo, piloteado por JORGE JARPA y MARIO RIEDEMANN y después de hacer escala en Toulouse, Lisboa, Dakar, Recife, Río de Janeiro y Buenos Aires, tras 18.50 hrs. de vuelo, el 30 de Marzo el Caravelle N° 501, matrícula CC-CCO arribó al aeropuerto Los Cerrillos.

Atrás quedaban 35 años de esfuerzos y sacrificios iniciados en débiles y frágiles biplanos con los cuales en 1929 se había iniciado el servicio aeropostal Santiago-Arica.

Hacia adelante se proyectaba el comienzo de la era del Jet que auguraba un futuro promisorio a las alas comerciales chilenas.