Con una muy buena asistencia (75 personas entre asociados e invitados) nuestra asociación celebró su segunda asamblea almuerzo anual en el Club de Campo Quinchamalí. Fue una nueva oportunidad para revivir antiguas amistades y convivencias. Por primera vez se da la concurrencia de tres asociados en silla de ruedas, con variadas bromas sobre la posibilidad de una carrera entre ellos. Finalmente se descartó esa posibilidad dada la diferencia en tecnología: dos eran del tipo análogo, que correrían en evidente desventaja, frente a la otra de avanzado diseño digital…

Destacó la grata presencia de algunos invitados, como nuestros fieles colaboradores de la oficina en Padre Mariano: María Eugenia, Yaqui, Valeska, Brian y nuestro siempre inefable don Manuel (ya por tantísimos años, casi podríamos decir que nos vio nacer…). Compartieron mesa con el también invitado Patricio Baquedano Jr., presidente del Circulo de Pilotos de Chile, nuestro director Abraham Acevedo, su señora y el no menos inefable Emilio Velasco, que se dio maña para dejar su resort de Puerto Varas – conseguir permiso- y asistir. También alegró la presencia del invitado y Comandante activo don Luis Felipe Arellano que siempre ha mantenido una estrecha cercanía con nuestra asociación.

Con palabras y brindis de nuestro Presidente, Renato Besoain, se inició el almuerzo en un ambiente de alegría y franca camaradería.

Como ya es tradición en este último evento anual de nuestra asociación, el Presidente del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile, Sr. Norberto Traub, hizo entrega del premio “Jorge Verdugo Correa” al Comandante de Aeronave (R) que se hubiese distinguido por sus dotes de caballerosidad, espíritu de vuelo y profesionalismo. En esta oportunidad la distinción recayó en don Alfredo Beytia Barrios (Ver también en sección ALMA MATER, Curso 1947), un asociado particularmente querido y recordado, que fue aplaudido con entusiasmo por los asistentes.

asambleanoviembre2016 asambleanoviembre2016_2

Norberto Traub entrega la distincion a Alfredo Beytia, junto a su esposa Beatriz

 

Invitamos a nuestros asociados asistentes nos envíen sus propios comentarios (o fotografías) sobre el evento incluyéndolo al pie de esta nota.