(El Mercurio – Economía y Negocios)

“Los llamados vuelos non-stop requieren al menos 15 horas para cruzar continentes completos, sin hacer escalas.

Chile estuvo a punto de protagonizar un récord cuando a principios de este año la aerolínea Qatar Airways anunció que realizaría el viaje más largo del mundo sin escalas conectando Santiago con Doha. Este vuelo, con una distancia cubierta de 14.413 kilómetros, se concretaría en 2017 y tendría una duración de 18 horas. Sin embargo, en un reciente anuncio, la compañía indicó que lo más probable es que se incorporará una parada en Sao Paulo (Brasil) por lo que esta osadía quedaría postergada.

De todas formas, esta semana Latam -aerolínea ligada a las familias Cueto y Amaro- anunció que desde octubre del próximo año comenzará a operar un nuevo trayecto: Santiago-Melbourne. El hito será que este viaje se convertirá en el primero en unir sin escalas a una ciudad latinoamericana con la segunda ciudad más grande de Australia en 15 horas.

Y si cree que pasar 15 horas arriba del avión es demasiado, debe saber que hay otros viajes que son más extensos. El más largo del mundo en horas y distancia es el de Emirates que conecta Auckland (Nueva Zelandia) con Dubai (Emiratos Árabes) en 17 horas y 25 minutos. El segundo es el de la aerolínea Qantas, que une Dallas (Estados Unidos) con Sidney (Australia) en 16 horas y 55 minutos. Ese mismo tiempo se requiere para llegar de Yeda (Arabia Saudita) a Los Ángeles, con el servicio que opera la aerolínea Saudia.

Otros ejemplos de viajes non-stop son el trayecto Johannesburgo-Atlanta, que demora 16 horas y 50 minutos en un vuelo de Delta; y el de Dubai-Los Ángeles, que bajo la aerolínea Emirates, se concreta en 16 horas y 35 minutos.”

 

 

(BBC Mundo)

“En algunos A380 de los vuelos ultra largos de Emirates hay suites privadas con baño.

El trayecto inaugural del vuelo Dubai – Auckland no logró romper el récord de duración, como estaba previsto, pues se completó en “nada más” 16 horas y 24 minutos y no las 17 horas y 15 minutos estimadas (según reportes de The New Zeland Herald). La razón: para el primer vuelo se empleó un Airbus A380, mientras que la ruta ordinaria correrá a cargo de un Boeing 777-200LR.

El viaje sin paradas de Emirates entre Auckland y Dubái reduce en al menos tres horas el actual tiempo de vuelo para esta ruta. Y además de ser el más largo en distancia, también espera romper el récord de duración, cuando lo empiece a cubrir el Boeing 777.

El prometido récord de duración del trayecto Dubai – Auckland será batido pronto por la misma aerolínea, cuando Emirates ponga en marcha el vuelo Dubái – Ciudad de Panamá, previsto para finales de este año o principios de 2017 y cuya duración se calcula en 17 horas y 35 minutos. El vuelo EK251 de Dubái a Panamá viaja de día todo el trayecto. El vuelo de regreso le toca el transcurrir de dos noches.

Y Qatar Airways ya anunció vuelos que cubrirán mayores distancias –de Doha a Santiago de Chile y también a Aukland–, mientras que Singapore Airlines también planea reintroducir su vuelo entre Singapur y Nueva Jersey.

Emirates también tiene suites individuales en algunos de sus aviones para vuelos ultra largos. El vuelo ultra largo Emirates 215 recorre 13.420 kilómetros en un A380 de lujo, de dos pisos. Tiene 14 suites privadas en primera clase, 76 asientos-cama para clase ejecutiva y 399 asientos para clase económica. Además de un bar para la primera clase y dos spas con ducha para la clase ejecutiva.”

Categories: Noticias

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *