Por Jorge Muñoz Gajardo

 

“Termine mi curso de piloto privado, en el club Aéreo de Santiago con mis instructores Mauricio Serrano, Eduardo Calderón, y Luis Peralta. Referente a mi trayectoria por LAN fue más o menos meteórica: Ingrese al Dpto. de Revisiones Generales dirigido en ese entonces por Don Rigoberto Riquelme para luego renunciar y hacer el curso de despacho comercial con el instructor Carlos Saunier. Me presente al curso de pilotos, pero me faltaban algunas horas de vuelo. Al terminar el curso de instrumentos en el grupo 10 de la FACH, me retiré de LAN y empecé a trabajar como piloto en las cargueras   ALFA CHILE –CONDOR– LASA –TAXPA. Con 7000 horas de vuelo en material C-46 y otros me fui a trabajar al Norte en Prospecciones   Pesqueras.   El año 1979 ingrese a la Pesquera Guanaye cambiándome a la Caja de Previsión de la Marina Mercante donde jubile, después de 30 años de servicio con 28.000 horas de vuelo nocturnas, en bitácora”. (JMG)

 

  Jorge Muñoz Gajardo relata en Facebook su trayectoria como piloto comercial, particularmente con detalles de su extenso desempeño como piloto de prospección pesquera (1968 – 2000), previo paso como piloto de Lan Chile, Lasa, Alfa y Taxpa. Declara que llegó  a Arica con 7.000 horas de vuelo y terminó con 28.000 al momento de jubilar, de las cuales 21.000 fueron visuales nocturnas, 7.000 horas sólidas en instrumentos.

 

COMO NACE LA PROSPECCION PESQUERA

A fines de los años sesenta ENAP efectuaba prospecciones aéreas petroleras al interior de Iquique con un avión de la empresa   TAXPA. Al no obtener los resultados de búsqueda de petróleo, ENAP no renovó el contrato de estas exploraciones y el avión regreso a Iquique.

El propietario del avión Piper Apache señor Carlos Griffin al regresar a Iquique se le ocurre sobre-volar el mar antes de aterrizar. Vuela sobre los barcos que se encontraban pescando cerca de Iquique observando que los cardúmenes que estaban pescando los barcos se observaban fácilmente desde el aire. Antes de volver con su avión a Santiago por iniciativa propia inicia la búsqueda de cardúmenes por su cuenta con una visión de aventura, pero con bastante éxito ya que más adelante ofrecería este servicio a los empresarios pesqueros. Sin embargo, los patrones no le creen y no dan fe de su información y mantienen inalterable su sistema de pesca (al tufo).

  En su desesperación y seguro de que las manchas que él ve desde el aire, son grandes cardúmenes de peces instala un viejo radiotransmisor de un antiguo tanque de la segunda guerra mundial a su avión Piper, con el que logra una comunicación con los barcos. E l piloto señor Carlos Griffin solicita la intervención del agente local de la CORFO en Iquique y concreta una reunión con los empresarios pesqueros. Entre los connotados están los hermanos Yerko y Juan Rendic por Pesquera Iquique, Gino Angelini por EPERVA y Salvador Pubill por INDO. El piloto señor Griffin se ofrece para volar gratis por un mes para demostrar que el método de búsqueda aérea de cardúmenes funcionaba. Más aún, Griffin solicita algunos patrones de pesca para que observen ellos mismos las manchas desde el avión y dieran fe a sus colegas, pidiéndoles a ellos que comunicaran por radio lo que ellos estaban viendo, de esta manera se fueron dando cuenta de la veracidad de los datos de las observaciones aéreas y del movimiento de las manchas de pesca. Más adelante, toda la observación del avistamiento de estas manchas era entregada por radio directamente a los barcos y por escrito a los jefes de flota   complementando en forma rápida y eficiente la captura de los cardúmenes…

El piloto señor Carlos Griffin con todos sus riesgos logro dar un gran impulso en ese momento a la aún inestable industria pesquera al Incluir el avión como ayuda a la captura de las diferentes especies.  Además, se solicitaron exploraciones con anticipación entregadas en un informe escrito a los jefes de flota. Con el fin de planificar con anticipación la salida de los barcos de esta manera se nivelaron las diferencias que existían entre los patrones de pesca estrellas (con experiencia) y los patrones nuevos al optimizar la ubicación, desplazamiento y captura de los cardúmenes con excelentes resultados para toda la flota dando origen a la prospección Pesquera aérea.

 

EVOLUCION DE LA PESCA DE ANCHOVETA Y JUREL.

Este es un resumen de un trabajo personal de prospección efectuada por un piloto después de una exploración aérea en que las observaciones efectuadas en el vuelo son informadas por escrito y entregadas al jefe de flota en la bahía de la empresa pesquera. Este informe indicaba los encuentros de manchas o cardúmenes, ambientes de pajaradas, color de las aguas encontradas y tipos de animaladas. Todo lo novedoso etc. Además de diálogos diarios con los patrones de pesca y todo lo correspondiente a las observaciones de día o de noche efectuadas sobre el mar en busca de cardúmenes de Anchova y Jurel

Desde el avión las observaciones aéreas fueron pasando de la retina a los informes de exploración entregados a los jefes de flota los que discutidos con los patrones de pesca decidían donde dirigirse para alcanzar la ubicación y dirección de la zona de pesca observada…

 La anchoveta es un pez que se reproduce principalmente en extensas plataformas continentales. Es considerado el pasto del mar, por ser el alimento de la mayoría de las demás especies y además es migratorio. Ha sido considerado un pez de superficie, sin embargo, se ha detectado entre 50 metros y 100 metros de profundidad en beriles rocosos ubicados a 15 MN y 50Mn de la costa

En la puesta del sol y en la noche los cardúmenes se dirigen a la costa a gran velocidad, especialmente a las fallas geológicas o quebradas asociadas a desembocadura de ríos que, aunque estos estén secos, sus surgentes subterráneas levantan nutrientes muy cerca de la playa. A la salida del sol los cardúmenes se alejan de la costa a gran velocidad, clavándose y desapareciendo. Otras veces en alta mar, extensos cardúmenes se quedan casi estáticos debajo de la luz de los barcos durante toda la noche. El comportamiento y la actitud de otras especies como el jurel son muy similares.

En 1982 Pesquera Guanaye solicitó efectuar unos vuelos nocturnos para intentar capturar sardina y jurel.  Los resultados alcanzados fueron todo un éxito.  La captura nocturna se generalizó entre las pesqueras método que se ha mantenido hasta la fecha.

OTROS TRABAJOS AEREOS

ARQUEOLOGÍA

En el norte de  Chile a solicitud de la empresa Taxpa fui puesto a disposición del General  Jensen para entregarle importantes antecedentes de observaciones arqueológicas ubicadas en la pre cordillera  y en los valles interiores desde Putre al río Loa con el fin de mostrar e identificar diferentes puntos de interés arqueológicos ubicados, como: Cementerios  Pucaras,  Sendas  Incas,  Pirámides de sacrificios, el santuario del Cerro  Unitas, baños termales incas, Cerros de Pintados con   Petroglifos, Canales de regadío, y extensas terrazas de cultivos. Especialmente las terrazas ubicadas a 8 millas al sur de Huara y al Este de la carretera panamericana que se divisa solo desde el aire como si fuera una gran ciudad como Antofagasta

Con los resultados se confecciono una revista de arqueología editada por el mismo General Jensen en Santiago.

 GEOLOGÍA

La CORFO también solicito los servicios aéreos para prospectar fallas geológicas a través del geólogo y profesor Sr.  Joaquín Sánchez para efectuar captaciones de aguas subterráneas entre Pisagua, Iquique y Antofagasta para extraer y abastecer de agua potable al futuro Aeropuerto de Chucumata.

Como conclusión de esta prospección de agua dulce subterránea, se ubicaron varias surgentes en fallas subterráneas desde las cercanías de Punta Gruesa hasta el Salar Grande.

Sin embargo, con gran sorpresa, las máquinas retroexcavadoras durante su trabajo de nivelación del terreno encontraron agua potable a 30 cm del suelo y en el mismo lugar donde se iba a construir la pista del aeropuerto (eso si salobre por encontrarse muy cerca de la playa, pero potable). Se enviaron las muestras a los laboratorios de la CORFO para su respectivo análisis.

 

PROSPECCIONES MINERAS

La compañía minera Los Pelambres solicito los servicios aéreos para prospectar dentro del terreno de propiedad de la Anaconda un lugar para la construcción de una pista de aterrizaje privada la cual se encuentra en la actualidad operativa.

 La Compañía minera la CANDELARIA contrato los servicios de prospección minera entre Copiapó y Vallenar para ubicar yacimientos adquiridos y rastrear sendas para construir caminos para su accesibilidad.

 La empresa minera contractual Ojos del Salado a través del geólogo Sra. Gina Muzzio contrato los servicios de exploración aérea para ponerlo a disposición de un experto extranjero con el cual se visitaron alrededor de 100 yacimientos de minas al interior de la ciudad de Copiapó hasta Antofagasta. 

 

PROSPECCIÓN FORESTAL

En el año 1998, en uno de los contratos de la empresa forestal La Sociedad, ubicada en el aeródromo de Concepción, ofreció una demostración de la operación de un avión Cessna  337, modelo  Skymaster, con el fin de apoyar a los aviones cisterna.  Esta misión fue cumplida por un piloto y un observador de la empresa.

El trabajo del avión fue de una impresionante ayuda para la industria forestal, dejando interesantes experiencias, algunas de las cuales se mencionan a continuación:

  1. Se sobrevolaron los focos de incendio demarcando las coordenadas geográficas, ubicando los fundos y comunicando la información por radio a los aviones cisterna, los que inmediatamente después del despegue por GPS. Se dirigían en línea recta al lugar del incendio, haciendo la operación más rápida y efectiva.
  2. El observador forestal desde el avión, y en contacto directo con la central, informaba como evolucionaba el incendio, cuantificando los daños en hectáreas.
  3. Al volar más alto con una amplia visión sobre los aviones cisterna, se les indicaba los flancos más peligrosos donde lanzar el agua, sofocando así la propagación de las llamas en forma precisa, siguiendo de esta manera un orden sistemático y más efectivo de extinción.
  4. Por radio, desde el aire, se dirigía a los brigadistas, por donde atacar las llamas, y se avisaba los que se encontraban en peligro de ser cercados por el fuego.
  5. Vehículos con brigadistas e implemento en medio de varios caminos de fundo, solicitaban al avión por radio que desde el aire se les indicara el camino correcto para llegar al incendio.
  6. El avión cumplió con el traslado de personal ejecutivo y brigadistas entre la zona de Tirúa y Constitución.
  7. En emergencia se trasladó desde Concepción a Valparaíso a familiar de un piloto accidentado.
  8. Varias veces el avión viajó de noche a Santiago para trasladar pilotos, mecánicos y repuestos.

 

El avión bimotor Cessna 337, está equipado para la operación nocturna.  Tiene una autonomía de 7 horas, su velocidad de crucero es de 250 Km. /Hora. Tiene una capacidad para 3 pasajeros, aparte del piloto o puede levantar una carga con un peso de hasta 350 kilos.

Fue diseñado como avión de observación para ubicar y marcar blancos en quebradas sobre terrenos montañosos y selváticos. Fue usado en la guerra de Vietnam. Posee ala alta, lo que le permite una amplia visibilidad para observaciones en trabajos aéreos.  Se puede acondicionar con cámaras de video fijas o portátiles y transmitir todo tipo de filmaciones directamente desde el lugar de los hechos, tales como incendios, naufragios, accidentes y patrullar incendios forestales, diurnos y nocturnos.

La versatilidad de este avión ha quedado demostrada al operar desde pistas agrícolas cortas con un piloto y un observador forestal.

En el caso que la empresa necesite operar de noche desde pistas rurales se tramitara la habilitación y los permisos de iluminación, ante la Dirección General de Aeronáutica Civil, con el fin de cumplir con las exigencias correspondientes, las cuales ya se encuentran conversadas.

De noche los incendios forestales son ubicados desde muy lejos, por lo que el avión puede dirigirse de inmediato sobre él, demarcando el lugar en forma exacta en coordenadas entregadas por el GPS cuantificando el siniestro.  Esto permite la preparación de vehículos y brigadistas con bastante anticipación, con el fin de que puedan trasladarse durante la noche, calculando llegar de amanecida al lugar del incendio, ahorrando tiempo, factor importante en este tipo de operaciones, con el gran beneficio para la industria forestal.

Un avión con piloto se encuentra en Santiago listo para trasladarse y operar de inmediato a cualquier punto del país o para el extranjero.

 

 TRANSMISIONES PERIODÍSTICAS PARA CANALES DE TELEVISIÓN

Para apoyar a los departamentos de prensa de los canales de TELEVISIÓN se ofrece este avión Cessna 337 para que los periodistas y camarógrafos pueden trasladarse con anticipación o de inmediato a cualquier punto del país, de día o de noche, amaneciendo sobre la noticia, cubriendo la información y enviándola directamente al aire o al canal

*

En Chile existieron aproximadamente 50 C-337 utilizados como aviones de observación para Prospección Pesquera, distribuidos en: Arica, Iquique, Antofagasta, Caldera, La Serena, Santiago, Concepción, y Santo Domingo. Hoy a la fecha estos aviones con 10.000 horas de vuelo y bastante corrosión han sido vendidos por las Empresas Pesqueras a particulares, los que no se encuentran muy conformes con la compra por la gran cantidad de equipos que no saben operar y la desinformación de su operación y el desprestigio del cual goza este avión. Que, por su aspecto monomotor, los mismos pilotos han desacreditado

 

UN RECUERDO INCREIBLE, PERO CIERTO

Los vuelos nocturnos en pesca están separados verticalmente cada 1000 pies y se extienden desde la superficie del océano hacia arriba hasta la base de las nubes dependiendo del techo existente en la zona de pesca el que es muy variable en algunas zonas. Hay veces que cabe un solo avión, otras veces cuatro aviones o más.

La empresa pesquera Tarapacá SA. aseguró un contrato a los pilotos, Francisco Duhalde y Claudio Lara con el fin de negociar la compra de un avión a un conocido empresario aéreo, asegurando de esta forma su experta colaboración en la captura de las diferentes especies para su planta de harina de pescado. El avión se pagaría con las toneladas de pesca capturadas de acuerdo a las especificadas en el contrato.

Pancho Duhalde y Claudio Lara en su primer día de vuelo operarían el turno de 00:00 horas hasta las 03:00 horas, para luego dejar el nivel de 3000 pies de altitud a las 03:00 horas de la mañana y dar paso al turno de la empresa pesquera Guanaye. El avión que ya se encontraba en el aire (con el piloto al mando Jorge Muñoz G. y el Co- piloto Carlos Harems) ascendía para alcanzar el nivel de 3000 pies que le correspondía. Nos pusimos en contacto por radio en la Frec. 118.5 con los pilotos del avión para verificar que el nivel de vuelo se encontraba desocupado.

Pancho Duhalde me pidió que me esperara fuera de la zona de pesca poco antes de alcanzar el nivel de 3000 pies porque estaba por terminar de bolichear el ultimo barco y que él me iba a avisar cuando dejara la zona de pesca; todo esto en la Frec. de enlace pesquero VHF 118.5. Esperamos alejados de la zona unos quince minutos hasta que Pancho Duhalde me llamó diciéndome que estaban abandonando la zona y que se dirigían a aterrizar y que el nivel se encontraba disponible.

Estábamos ascendiendo a la zona de pesca alcanzando los 3000 pies, con la incomodidad del techo que se encontraba reducido por algunas nubes que nos molestaban al entrar y salir de ellas, cuando escuché la voz de Pancho llamando a la torre de Iquique en la frecuencia pesquera 118.5 reportando emergencia… Le pregunté qué tipo de emergencia y que cambiara a la Frec. de torre 118.1. Alcanzó a decirme “combustible” y no lo volví a escuchar. Pasé a la Frec. de torre 118.1 y lo escuché en forma desesperada intentando comunicarse con la torre la que no le contestó. Lo volví a llamar y le pregunté por la posición y alcanzó a decirme… “vamos descendiendo, vamos a amarizar a la cuadra de la población el Morro de Iquique aproximadamente 10 millas afuera”.

No los volví a escuchar. Nuestra posición en ese momento era Caletita Buena unas 20 millas afuera, 3000 pies de altitud, así que abandonamos la zona de pesca y me dirigí al lugar mencionado por Pancho lo más rápido que pude, prendiendo y apagando las luces de pesca. Mientras tanto comunicábamos nuestras intenciones a los demás pilotos que se encontraban en la zona de pesca advirtiéndoles que bajaría y ocuparía el nivel de vuelo de 1000 pies

Comencé a buscar efectuando círculos concéntricos encendiendo y apagando el foco de pesca que es un “busca caminos” adaptado ubicado bajo el fuselaje al avión. Sin embargo, tuve que desistir de la maniobra por el reflejo del agua que hacía de espejo, por lo que considere contraproducente y no volví a encenderlo más. Seguía buscando efectuando círculos concéntricos en la noche totalmente oscura de madrugada y en silencio. Pasaron varios minutos en esta frenética búsqueda hasta que lo único que me había llamado la atención era una pequeñísima luz como de un fósforo encendido aparentemente en una lancha de pesca artesanal por lo que me quedé sobre este punto dando vueltas y vueltas sin poder ver nada más.

En una de las vueltas vi que del puerto de Iquique estaba saliendo un barco por lo que me comunique con la bahía de mi empresa para que el barco se comunicara conmigo. Me contestó el mismo capitán del barco, el negro Aliaga de mi empresa Guanaye, que estaba zarpando desde Iquique a la zona de pesca y me dijo que él había visto caer el avión más o menos en la posición donde yo me encontraba, Entre ambos coordinamos dirigiéndolo para que se acercara a verificar la única referencia que teníamos.

Al llegar cerca de mi posición le pedí al capitán que bajara la velocidad del barco porque podía pasar por encima de los pilotos. Hubo un silencio de unos minutos y luego el capitán me informó que efectivamente eran los pilotos y que los estaban rescatando subiéndolos al barco.

Luego, arriba del barco pesquero, pregunté por su estado y me contestaron que estaban bien. Solicité que me los pusieran en la radio, pero el capitán me informo que los estaban atendiendo, abrigándolos porque se encontraban con hipotermia, entumidos y semi congelados.

Volví a la zona de pesca y continué con mi trabajo hasta la salida del sol. Aclarando a las 07:00 Hrs de la mañana aterrizamos y me dirigí directamente a la casa de Pancho Duhalde

Alegría y abrazos. Pancho me besaba la pelada y me decía que él estaba seguro de que yo lo iba a encontrar y me estaba esperando para celebrar. Además, me pidió que le firmara el chaleco salvavidas que recientemente había comprado en LAN – Chile. El chaleco nuevo, por suerte tenía una pila de litio la que se activó con el agua del mar y se encendió una luz que fue la que vi y la que le salvo la vida a Pancho.

Mientras yo le firmaba el chaleco, Pancho me comentó que pudieron salir del avión Aerocomander. Una vez que se hundió se igualo la presión de la cabina del avión con la presión exterior y pudieron abrir la puerta y salir fuera del fuselaje. En el agua y a la deriva, estaban, cuando se activó la pila de litio encendiéndose la luz; fue un susto me comentaba Pancho

Luego apareció el avión que daba vueltas sobre ellos y que a veces los alumbraba. En una de esas iluminaciones me comentó que vio que flotaban a su alrededor su chaqueta de vuelo y sueltos, sus documentos: licencias de piloto, rol único tributario, global complementario y $ 10 lucas… “Agarré las $10 lucas”, me comento Pancho…