El 23 de Junio de 1990, el B707-321 CC-CEI (LAN Nº 706 -N° serie 20021 – 1968) tiene un accidente durante el carreteo en Pudahuel (tractado por “mula” hacia la Maestranza de LAN) cuando otra ”mula” en sentido contrario choca a uno de los motores causando un daño severo al avión, desprendiéndose el pylon y el motor.

Algunas versiones hablan de detención de la “mula” en la trayectoria del avión sin darse cuenta el tractorista. Otra, es que el conductor de la “mula” se distrajo por llamados de compañeros mecánicos de la aerolínea Ladeco cuyas instalaciones estaban al paso. Según el supervisor de Mantenimiento Sr. Belmar (entonces en Ladeco y testigo del episodio) el accidente se habría evitado (o se habrían disminuido los daños) si el mecánico que iba a los controles en el cockpit del avión se hubiera percatado de la inminente colisión y hubiera aplicado los frenos. Se habrían cortado los pasadores (fusibles) de la horquilla, pero la colisión con la mula habría sido menos violenta.

Don Andrés Claro (de la Compañía de Seguros) se acuerda (en Marzo del 2011) de este episodio, especialmente, de “la cara de felicidad de Guillermo Goldberg y de Guillermo Carey cuando fui a hacerles entrega por un cheque de US$ 3.800.000 – muy bienvenidos en ese momento –“.