Nuestro estimado amigo y ex Despachador de Lan Chile, Sergio Peña, ha tenido la gentileza de regalarnos un ejemplar de la publicación “la últimaesta es la firme, órgano de difusión del Círculo de Funcionarios en Retiro de Lan Chile, una institución fundada el 26 de Septiembre de 1976 con la misión de “mantener el vínculo de compañerismo y amistad, forjado en muchos años de laborar en un lugar común, mediante la acción solidaria, el encuentro social, cultural y camaradería”. En su amplia sede de calle Arcángel 1141, San Miguel, los socios y familiares cuentan con oportunidades de esparcimiento y servicios como terapia alternativa, limpieza iónica, podología, reiki, biomagnetismo, flores de Bach, musicoterapia y relajación y Lanigrafía.

 

Su conducción es responsabilidad de un directorio  integrado por los señores Aníbal Severino R. (Presidente), Sergio Peña E. (Vicepresidente), Domingo Araya F. (Secretario), Josefina Navarro S. (Prosecretario), José Castillo U. (Tesorero), Osvaldo Flores J. (Protesorero), Jaime Mora (Director), Osvaldo Silva J. (Director), Omar O’Ryan S. (Director) y Manuel Devia G. (Revisor de Cuentas). El consejo editorial de la publicación lo integran los señores Aníbal Severino, Domingo Araya y Jaime Mora.

Nos hemos permitidos extractar algunos párrafos del último número:

“EDITORIAL

Hace 4 años presenté este proyecto: Editar un diario para nuestro CÍRCULO. La idea fue muy bien acogida por el Directorio y después de mucho darle vueltas decidimos llamarlo “la últimaesta es la firme, en homenaje al diario que el SINDICATO DE EMPLEADOS Y OBREROS por allá por los años 60 hacía circular al interior de LAN Chile.

Tocó la coincidencia que nuestro primer Número vio la luz un 26 de Septiembre de 2014, el mismo día de nuestra fundación, en un día de primavera, tal como hoy.

Eso fue hace cuatro años, que en honor a la verdad, 4 años que no supimos por donde pasaron, que nos dejaron como tesoro, nuestros recuerdos. Se fueron volando, pero nos dejaron 4 años más sobre nuestras espaldas. Así que en Septiembre cuando estemos en nuestro almuerzo de camaradería, uno de los brindis debe ser por nuestro diario y el esfuerzo que se hace para mantenerlo vivo.

Desde estas páginas mis agradecimientos al DIRECTORIO de nuestro CÍRCULO, a nuestro PRESIDENTE, por el gran aporte que significa imprimirlo con fotos a todo color, a los SOCIOS y AMIGOS que nos leen y son la verdadera “razón de ser” de este trabajo.

Un gran saludo para todos. Domingo Araya, editor.”

*

“RESEÑA HISTORICA DEL CORO POLIFONICO DE LAN CHILE Y DEL GRUPO CORAL AMISTAD

Breve introducción: A mediados del siglo recién pasado (1950 – 1960) era común en nuestro país que Empresas e Instituciones mantuvieran políticas que fomentaban el desarrollo cultural y deportivo de sus trabajadores. Fue así como. Ferrocarriles del Estado, Papelera de Puente Alto, INSA, FENSA, ENAP, entre muchas otras, apoyaron estas actividades recreativas de su personal.

Línea Aérea Nacional, LAN Chile, no estuvo ajena a este fenómeno, y fue así que además de las ramas deportivas como el futbol, basquetbol, club de planeadores y otros. También apoyó actividades artísticas como coro, folclore, teatro e intérpretes musicales solistas.

En cuanto específicamente a lo musical, uno de los hitos importantes fue la creación del Coro Polifónico Mixto formado en principio por funcionarios entusiastas del canto. Esta actividad artística creada en LAN Chile, durante la Vicepresidencia Ejecutiva de Don Mauricio Yanques lllanes, quedó bajo la tuición directa del Departamento de Relaciones Públicas que dirigía Don Luis Tagle Martínez.

NACIMIENTO Y DESARROLLO DEL CORO POLIFONICO (1962 -1976).

Fue durante Mayo de 1962 y con el apoyo del Departamento de RR. PP. que se reunieron en las salas del Depto. de Instrucción (3er piso del edificio central de Los Cerrillos), más de una cincuentena de trabajadores de distintas dependencias de la Empresa, entusiastas amantes de la música con el firme propósito e ilusión de estar a las puertas de un hecho trascendente para las actividades recreativas del personal de LAN Chile.

Ante tal entusiasmo, RR.PP. realizó gestiones para conseguir un Director para el Coro. Esto se resolvió con la llegada de uno de los más connotados directores corales que ha tenido el país, Don Mario Baeza Gajardo. Músico, profesor universitario y director de varios coros, se dio a la tarea de organizar y seleccionar el grupo coral el que quedo integrado por trabajadores de la empresa en un número cercano a las 40 personas.

En principio, con arreglos corales de música folclórica y tradicional chilena el grupo, bajo la dirección del maestro Baeza, comenzó a interpretar las primeras polifonías.

El hito más importante tanto para los integrantes del Coro como para las personas que apoyaban esta idea, fue la primera presentación con público. Esta se llevó a cabo en el Casino que disponía la Empresa en Los Cerrillos ante compañeros trabajadores que abarrotaron el recinto. Fue el 10 de Agosto de 1962. Aquí partió un camino largo y exitoso para el Coro.

Consistente con la política de la Empresa de mostrar acciones culturales y llevarlas a todas las “postas” del país, el Coro Polifónico llevo el saludo y mensaje solidario de los trabajadores de Santiago a todos los compañeros desde Arica hasta Punta Arenas. Dentro de este extenso período, el Coro tuvo brillantes presentaciones en Festivales Nacionales e Internacionales de Coros, invitaciones a distintas ciudades donde se cantó en iglesias, hogares de ancianos, hospitales y cárceles, siempre llevando la música y el saludo de los trabajadores de LAN Chile. También realizó presentaciones en el Teatro Municipal de Santiago, el Teatro Teletón, en estaciones de radio, televisión y colegios.

RECORDAMOS ALGUNOS HITOS IMPORTANTES DE LAS ACTUACIONES DEL CORO.

En la ciudad de lquique, con motivo de las celebraciones del 21 de Mayo de 1963 y en la Gala Oficial del Teatro Municipal, el Coro junto a la banda instrumental de la Guarnición interpretó por primera vez el Himno a lquique, creado por el poeta y escritor Don Santiago Polanco y musicalizado por Don Guido Minoletti, en ese entonces director del Coro. En esta misma “gira” a la histórica ciudad se dieron conciertos en Pica, Matilla, Campamento Alianza y la Base Aérea Los Cóndores de la FACH.

En el marco del Primer Festival Internacional de Coros realizado en la Región de Antofagasta, el Coro de LAN Chile actuó junto al extraordinario Coro de la Universidad de Puerto Rico en la ciudad de Tocopilla.

Durante este período fue creado el Himno de LAN Chile compuesto por la dupla Polanco-Minoletti, cantado tantas veces por el Coro en los actos oficiales de la Empresa, especialmente en los aniversarios y recordado por muchos “EX LANES” hasta hoy.

En este período, además de Don Mario Baeza, tuvo otros destacados directores como los Srs. Guido Minoletti, Humberto Sagredo y Eduardo Vila.

Durante sus primeros años (década de los 60) el Coro también formó su propio Grupo Folclórico con el cual complementaba sus presentaciones en distintos escenarios.

Por razones propias de la época, y también hay que decirlo, por un relativo decrecimiento del apoyo por parte de la Dirección de la Empresa, más preocupada de su principal quehacer, el Coro fue perdiendo integrantes y calidad musical hasta desaparecer de la escena artística alrededor de 1976. Sus integrantes-funcionarios de la empresa, ya confundidos en el grupo con un buen número de familiares y amigos que no pertenecían a ella, se sometieron completamente a la rutina propia de un trabajador más.

E L   G R U P O   A M I STAD.

En el año 2002 y bajo el alero del Círculo de Funcionarios en Retiro de LAN Chile, se reunió un grupo de socios de esta organización, los que habían pertenecido al Coro Polifónico de LAN Chile entre 1962 – 1976. Motivados por un sensible amor por la música y una gran amistad desarrollada en el antiguo Coro, y liderados musicalmente por un ex trabajador de la empresa integrante del ex grupo coral, el señor Carlos Guaico Madrid, se formó con gran ánimo el Grupo Coral Amistad.

Con el inestimable apoyo del Círculo y en consonancia con su política d sacar provecho a las instalaciones existentes, el Grupo Amistad comenzó a ensayar semanalmente hasta tener un vasto repertorio de canciones populares, del folclor chileno y latinoamericano. La incorporación de algunos familiares de socios y amigos del Círculo afianzó su calidad musical, el compañerismo y amistad del Grupo.

Se hizo recurrente la participación del Grupo en todas las celebraciones que periódicamente realizaba y sigue realizando el Círculo. Actuaciones en distintos lugares e instituciones en Santiago llevó al Grupo Amistad a ofrecer preferentemente visitas a hogares de ancianos, en una labor social que motivaba y enorgullecía a sus integrantes.

A 16 años de su creación y con el devenir propio del tiempo, la pérdida irreparable de algunos de sus más antiguos y queridos integrantes, el Grupo Amistad se muestra unido, confiado en el futuro y dispuesto a seguir contribuyendo en aumentar el cariño, respeto y amistad que siempre lo caracterizó, llevando la música y el saludo solidario a nombre del Círculo.

Colaboración de Raúl Valladares.”

*

“Santiago, Marzo de 2018

A: Federación del holding LATAM

Estimados Compañeros

A Nombre de todos nuestros Socios doy los agradecimientos a todos los Dirigentes Sindicales de la Federación del Holding LATAM, por habernos hecho realidad el sueño de visitar LA BASE DE MANTENIMIENTO LATAM.

Fue un día que quedará vivo en el recuerdo de quienes tuvimos el privilegio de haber estado ahí, presentes el 22 de Marzo.

No quiero despedirme, sin antes agradecer a los Ejecutivos de LATAM, por favorecer este maravilloso encuentro. Hago notar el respeto y la buena acogida con que todo el personal de La Base (sin excepciones) nos atendió.

Esperamos que estas buenas relaciones sigan y se estrechen aún más.

En nombre de toda la directiva del Círculo de Funcionarios en Retiro, reciban un fraternal abrazo, Se despide de Ustedes muy atentamente,

Domingo Araya  –  Secretario. “

*

“Por las excelentes relaciones con los Sindicatos de LATAM, desde aquí un saludo a todos ellos, a sus FEDERACIONES y uno muy especial para el SINDILAN, del cual fui su Presidente hace años atrás.

40 fuimos los invitados y esperamos que a futuro esta gran iniciativa vuelva a repetirse.

Algo que no he contado, es que además nos pusieron movilización “puerta a puerta” y como se acostumbra decir, fue “round trip”.

Y como fue esa visita…

La alegre comitiva fue recibida en las mismas puertas de La Base por los Dirigentes Sindicales que después de los saludos protocolares, nos entregaron los elementos de seguridad que la Gerencia de LATAM exige, – si o si – a las visitas (gorro con casquete, puntas de zapatos y chaleco reflectante). Cuando estuvimos listos, los Sindicalistas, que además oficiaron de guía, nos encaminaron al Taller de Motores, se puede ver en la foto donde aparece Mario Díaz, con Waldo y Hernán.

 

De ahí nos guiaron a los hangares, donde tuvimos un cara a cara con el B-787, un avión de alta tecnología. De acuerdo a lo conversado, LATAM los compró cero kilómetros “de paquete”. Tanto en el taller como en el hangar, numerosos trabajadores se acercaron a Ramón Belmar para saludarlo, muchos de ellos alumnos de él.

Después subimos al 5º piso del Edificio Bontempi, conocimos el “Hemiciclo” donde se encuentra el Centro de Control Operacional, más conocido como CCO. Dicho sea de paso es el Centro neurálgico de LATAM, allí se controlan todos los vuelos, aun antes que salgan a volar. Es bueno recordar que el CCO fue implementado en los 90 por nuestros colegas Carlos Vergara, Claudia Tejos y Alejandro Noguer. En este lugar también se encuentra el Centro Control Vuelo (donde trabajé por más de 30 años), cuya labor es: Gestionar el plan de vuelo, el BRIEFING, dar información meteorológica – al minuto -, para despachos de pilotos, aviones en vuelo y cuenta con la capacidad de mantener contacto – en vivo y en directo -, con toda la flota, esté donde esté.

De ahí bajamos al Centro de Entrenamiento de Mantenimiento, a nuestros ojos, todo un lujo tecnológico. En las pantallas interactivas de este Centro se pueden ver los motores y la montonera de bombas hidráulicas, de aceite, generadores eléctricos, los servos y cuánto equipo va a bordo, para mover y controlar estos gigantes del aire. Algo fuera de serie, las pantallas muestran estos equipos en movimiento, indicando su ubicación en el avión. Nuestra generación estudió en “manuales” y había que tener re-mucha imaginación, para poder darle movimiento a los “monos” que aparecían en ellos – comenté en voz alta. Son otros tiempos – me respondió un Especialista.

Y para finalizar almorzamos a todo trapo en el casino LATAM, incluido 2 tortas para deleite de nosotros, los invitados.

Un suceso digno de recordar. Durante el almuerzo, Luis Chávez, Presidente de la FEDERACIÓN DEL HOLDING LATAM, les dirigió la palabra a los trabajadores que en ese momento se encontraban en el casino. Hizo una reseña de quienes éramos estos viejos que visitábamos La Base. Al terminar su alocución pidió un aplauso para nosotros. Los trabajadores de LATAM se pusieron de pie y nos dieron un gran aplauso. Fue muy emotivo y creo que a todos se nos asomaron unos lagrimones. Una vez más gracias a los que hicieron posible esta visita.”

*

Sección

CUENTA ABUELITO LA HISTORA

LA DECISION

Este artículo habla de David un amigo de casi toda una vida, un enamorado de la aviación, aeromodelista de corazón, profesor de toda una generación de Pilotos y Despachadores de LAN Chile.

 

Nos conocimos por allá por los 70 en la otrora oficina de “Manuales Cerrillos” liderada por Patricio “Pato” Araos, fue en esa época que los muchachos y chicas de Manuales lo bautizamos como “Don Deyvi”.

 

En los años 80 formamos un equipo de baby futbol con los muchachos de Operaciones, los de Manuales y los de Combustibles, donde David se consagró como el DELANTERO del equipo. Los jueves después de la oficina, nos íbamos a botar tensiones a las canchas del Audax Italiano de calle Lira.

 

Terminado el partido reponíamos “la tensiones” con unas chelas, en un boliche de Santa Rosa casi al llegar a la Alameda.

En los 90 firmamos “para callao” el libro de socios que permitió fundar el SINDILAN. Fue la década de la gran transformación de LAN Chile, cambiaron las oficinas, los colores corporativos, los aviones, el logotipo, creció la flota y el número de vuelos, una verdadera revolución. Lo único que permaneció igual fue la amistad del grupo.

El 2000 se nos vino encima el cambio de milenio y con él, las profecías del desastre de la computación. Lo menos que se dijo fue que nuestra civilización se venía al suelo, con David coincidimos que esto sería un show y no tuvimos dudas en que más de alguien debe haber profitado con esto. Al final, en buen chileno, “no pasó naca la pirisnaca” y los aviones siguieron volando y los computadores siguieron absorbiéndonos.

El 2008, empezó mal para David se había sentido enfermo y le hacían una serie de exámenes. Un día conversando una tacita de té, muy preocupado me comento que la Doctora le había pedido unos exámenes para descartar un posible cáncer. Oír la palabra cáncer en boca de un amigo y quedarme helado, fue todo uno. Como la situación me había dejado sin palabras, solo atiné a decirle frases de cliché, “Compadre, solo es rutina”, “te da confianza la Doctora”, “la medicina está muy avanzada”, “tranquilo compadre”. Mi única intención fue infundirle ánimo. Al llegar a casa le conté lo sucedido a mi esposa, le explique que la noticia me había dejado helado y al no saber que responder, dije una sarta de cosas sin sentido. No sabía que decir, fue una situación muy dramática y me he sentido muy mal, desde que hablé con él. Pobre David – me contestó – debe estar pasándolo muy mal.

Una comisión de servicios me hizo ausentarme por harto tiempo del país. Cuando regrese, fui a saludarlo, quería saber que había pasado con sus exámenes, como no lo vi en su escritorio, le pregunte por David a un compañero de trabajo. Malas noticias, Chummy – me respondió – lo internaron en el Hospital de la Católica. Y por qué motivo – le pregunte. Le diagnosticaron leucemia y le hicieron su primera una “quimio”, lo fuimos a visitar y está con mucho ánimo.

Fui a visitarlo, estaba de buen ánimo. Conversamos de la oficina, del Sindicato, de la familia, como me había ido en mi comisión de servicios. Me contó los malestares de la quimio y que el día anterior había venido la Verito y le había le había hecho Reiki. Y no me vas a creer – me comentó – me he sentido mucho mejor. ¿Y que te dice la Doctora? -le pregunté. Que tengo para rato y que las quimios son muy efectivas en este tipo de cáncer – fue su respuesta.  Era tarde cuando una enfermera muy amable me dijo – señor es hora de retirarse.

Como permaneció bastante tiempo internado, volví a visitarlo varias veces más. Las “quimios” mostraban sus huellas, se le había caído el pelo, estaba más delgado que de costumbre. Conversábamos del Universo, de las estrellas, de los OVNIS y de todo eso que nos fascinaba. Cuando me hablaba de su enfermedad, yo volvía a darle ánimos con mis frases de cliché.

Finalmente fue dado de alta. Como éramos vecinos, nos fuimos en el mismo bus. Volvía a “Estudios Operacionales” su oficina. Un gorro de lanilla le tapaba la calva, lo peor había terminado, comenzaba la rehabilitación. Todos coincidíamos en una cosa, David había ganado la batalla, se le veía muy bien.

El 2015 jubiló de LATAM. Salió por la puerta grande, se le hizo un cóctel de despedida en la oficina de la Gerencia, fue invitada su familia y todos quienes trabajábamos en “Operaciones de Vuelo”. Como era archiconocido su amor por los aviones, el Director de Operaciones, una gran persona en todo el sentido de la palabra, le hizo entrega de un enorme avión B-787.

El 2018 realizamos el primer encuentro de Encargado de Operaciones de Vuelo (EOV), en esa ocasión aproveché de hacer socio de nuestro Círculo a 6 Despachadores, entre ellos a Don Deyvi. De paso enrolamos a su esposa Mónica al grupo de Damas que se reúne los días martes (aunque llueva). La chicas del grupo aprovecharon la buena voluntad de David, para que les confeccionara 22 bastidores de madera que necesitaban para las clases de “Lanigrafía”, por supuesto, los hizo y en forma totalmente desinteresada.

Dada el éxito de los bastidores y la facilidad para trabajar la madera, le propuse que hiciésemos las vitrinas para exponer los muchos recuerdos que tenemos de LAN Chile. Ni un problema – fue su respuesta – tengo que hacerme unos exámenes médicos y nos ponemos de acuerdo para empezar.

Invitados por los Sindicatos del Holding visitamos La Base de Mantenimiento, antes de sentarnos a almorzar. Acompañé a David a la mesa vecina para saludar a Jorge lhnen y a Rudy Stange, jefes de Operaciones y sin saberlo, como en el clásico de Conan Doyle, esta sería “su última aparición sobre el escenario”.

A principios de Junio llegó hasta mi casa, venía en bicicleta. Me contó que se le había caído su avión, una ráfaga de viento lo había votado. Pero habrás recuperado parte del avión – le respondí – tal vez el motor, los servos. Apenado me contestó – nada, no quedo nada. Vine por otro tema, lo del avión ya pasó, lo había volado por décadas y fue un duro golpe. Y cambiando de tema prosiguió –  he tenido varios episodios de sangrado de narices un síntoma inequívoco de algo malo. Parece que la leucemia no me quiere soltar. Le animé a no hacerle caso a sus sangrados y que preparáramos el listado de los Despachadores que me había ofrecido. Pero insistió en el tema – no Chumingo, no es así, los remedios además me producen ataques de epilepsia y lo que me pasa durante los ataques, me lo cuenta Mónica o mis hijos, porque yo no me acuerdo de nada. Te debo decir algo más, la Oncóloga, cuando me dio de alta, fue muy clara en mis expectativas de vida. Todo lo hecho es para durar 5 años y llevo 8. Pero David – le dije tratando de darle ánimo – así como duraste 8, puedes durar 10 o quizás cuantos más. No, no es así – me interrumpió y volvió al tema – llevo 8 años, es decir he sobrepasado en 3 años lo dicho por la Oncóloga y estoy feliz por estos 3 años más de vida.

En julio, estuvo más animado, ya que los muchachos del club de aeromodelismo le habían regalado un avión. Eso sí –  me comento muy serio – este nuevo avión no reemplaza en mi corazón al “viejito” que se cayó, pero de todas maneras ha sido un gran regalo. Le volví a recordar que debíamos ordenar el listado de los Despachadores incluyendo sus teléfonos para mantener la comunicación entre todos nosotros, y que la primera misión era citarlos a la “empanatón” a realizase en Septiembre. Traté de seguir con el tema, pero me interrumpió diciéndome –  Domingo vine a hablar de algo muy personal. Tú dirás David –  le respondí sorprendido. La Oncóloga confirmó mis sospechas, volvió la leucemia. El tratamiento que me hicieron la primera vez costó muchos millones de pesos. ¡Tanta plata! – le interrumpí. Si, Domingo, yo vi la factura que pagó la ISAPRE, METLIFE, Servicios al Personal, el SINDILAN. En fin, unos ayudaron más que otros, pero todos me ayudaron y estoy muy agradecido por ello, pero eran otros tiempos. ¡Imagínate! Irme a la Clínica ahora significaría vender la casa, hacerle vender el auto y embargar los departamentos de mis hijos, dejar a Mónica en la calle y aun así, creo que no alcanzarían a juntar tanta plata. Piensa que por vivir, con suerte un año más, todos quedarían sin casa y con una deuda irracional. ¡No! No vale la pena encalillarlos. Así que, Domingo, – he tomado una decisión- me dijo con énfasis. He tomado una decisión y espero que la comprendas, no quiero más remedios, no quiero tratamientos, ni quimios y tampoco quiero ir a dar a una clínica. Y que dice la familia – lo interrumpí.  Lo conversé con ellos, les pedí respetar este último deseo mío, y como amigo te lo comento a ti. Bien David, me parece una decisión sensata y aprecio mucho que hayas tenido la confianza de contármelo.

El jueves 9 de agosto lo llamé para saber cómo estaba, me contestó su esposa, contándome que David se había descompensado y que lo habían llevado al Servicio de Urgencias.  Y como se encuentra – pregunté. La Doctora no tiene un buen diagnóstico, pero está tranquilo y recibe visitas. El sábado lo visitará Mauricio Silva y Carlos Bastías – me contestó. Yo también iré – le dije.

Ninguno de los tres alcanzamos a ir a la cita del sábado.

El 10 de Agosto acompañamos los restos de: David Franklin Arancibia Videla Q.E.P.D. Un amigo de “casi” toda una vida, porque a Deyvi le faltó tiempo para seguir siendo amigo de los muchachos de Operaciones, sean estos de vuelo o de tierra.

Colaboración del Chummy (Domingo Araya).”

(Ver también en esta página en sección OBITUARIO – Ago 10, 2018 – Fallecimiento de David Arancibia Videla a los 73 años de edad).

Ago 10, 2018 | Obituario

*

Sección CUENTA ABUELITO LA HISTORIA

(Numero 9 de “la últimaesta es la firme)

“¿Porque vengo aquí? Me he preguntado durante 30 de los 34 años que llevo en esto.

¿Porque vas ahí? Ha sido la pregunta de mi esposa durante esos mismos años.

Empecé el 84, cuando la SEDE estaba arrendada y el Círculo debía funcionar en Cóndor con Nataniel donde estaba el Economato. Fue con Directores como Luis Vargas, Germán Brignardello, Cesar Barraza, Jorge González Dollenz, Custodio Campos, Luis Vallejos, más los muchachos de Operaciones como Carlos Barrientos, Alejandro Noguer, Roberto Laiseca, Faussy Mahmout, Rodolfo Ceppi (perdón si omito otros nombres}. Con ellos, en esa época, mantuvimos con vida este Círculo. Destaco a Mario Marifil quien siendo Jefe de Base en PMC nos enviaba mariscos y pescados, para los cocimientos y curantos que hacíamos en esos tiempos. De cocinero estaba mi amigo Cachito Bravo y algunas veces el chico Vargas que por ese entonces vivía en la “Playton Place”; yo por ser el más joven me tocaba servir los platos. Reconozco que era invitado galleta, ya que no podía ser socio, en ese entonces, solo los JUBILADOS podían ser Socio. Esto se solucionó el 88 cuando jubilé con 20 años en LAN CHILE.

Eran tiempos duros y a pesar de las circunstancias le dábamos vida a esta herencia Sindical traspasada a los viejos jubilados comandados por Cruzat. Debo reconocer, que muchos socios a pesar de no asistir a reuniones, pese a las débiles directrices y a la venta del departamento de calle CONDOR, seguimos manteniendo con vida nuestro proyecto. La primera vez que tuvimos un Salón de Actos fue cuando logramos recuperar la sede de Arcángel. También hubo arreglos menores en el patio, donde un vetusto y mal cuidado naranjo, daba un fino toque otoñal, como diciendo -estoy aquí a pesar de los años -, pero feliz por todo lo que entregué a quienes me cuidaron. Hoy solo Luis Vallejos puede dar Fe a lo escrito.

De los años 84 en adelante nuestra LAN CHILE paso a ser S.A., después a Corfo, después SAS, luego a Carey y – algo que algunos han olvidado -, que los trabajadores tenían buena parte de las acciones, pero donde sus representantes eran elegidos por los directores y no por los accionistas. Un capitalismo popular que no pasó de ser un mero sueño, y como todo estaba previamente estipulado, todo ese capital accionario fue a parar a manos privadas. De lo demás todos sabemos el final, que después de algunos años terminó llamándose LATAM. Lo de LAN Chile sólo será un bello recuerdo en nuestras mentes.

Después de ese largo invierno, llegó la primavera con todas esas flores que estaban esperando eclosionar para demostrar su alegría de vivir y contarnos su letargo. Y de los que cuidaron este patrimonio, NADA.

Cuando traspaso la reja dejo de ser el Adulto Mayor (o el Humano de Tercera Edad), para transformarme en el joven mecánico de mantenimiento con proyección, que escucha y recrea anécdotas que nunca pasarán de moda y que recordamos con gracia; donde los sueños de antes hoy son realidad y agradezco a Ramón Belmar, Juan Luis Mardones, Lucho Caro Cárcamo, Arturo Escobar y Juan Guerrero mi formación como Instructor y tantos otros que me ayudaron a cumplir el llamado Sueño Americano; a mis amigos de esos entonces, que sigo viendo y aquellos que ya no están como José Arturo Vargas (huevas fritas), Horacio Oyarzo (machito), Heriberto Saavedra ( El Yuyo). Y del viejo naranjo puedo decir que mi buen amigo Osvaldo Flores lo eliminó.

Navegué a través de 3 grandes áreas: Puedo decir que Aprendí a leer en Mantenimiento, aprendí a vivir en Operaciones y comprendí la vejez en Carga.

Si algo tengo que pedir antes de mi partida, es que reciban mis disculpas a los que no he nombrado y mis agradecimientos a todos aquellos vivos y muertos, incluso a todas las damas que hicieron más grata mi estadía en mi trayectoria de estas tantas décadas vividas.

Colaboración de Leucatón Díaz (digitalizado por Domingo Araya).”