Nuestra Historía

DE LOS DOUGLAS DC-6B A LOS CONVAIR 340 / 440

(Por Sergio Barriga Kreft)

 

A comienzos de 1953, mediante el DFL N° 36, se creó la Junta Permanente de Aeródromos, cuya misión era proponer la distribución de los fondos que el presupuesto de la nación asignaba anualmente para construcción y mantención de aeródromos.

Este nuevo organismo quedó integrado por las siguientes personas:

-El Ministro de Defensa Nacional (quien lo presidía)

-El Director del Tránsito Aéreo

-El Director de Aeronáutica

-El Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea

-El Director General de Obras Públicas

-El Vicepresidente Ejecutivo de LAN

-El Presidente de la Federación Aérea de Chile.

Dicho cuerpo legal, establecía que en lo sucesivo, los fondos presupuestarios serían puestos a disposición de la Dirección del Tránsito Aéreo. Con ello, LAN perdió la facultad que hasta entonces tenía de proponer su distribución.

En Junio de 1953, fuertes temporales afectaron la zona central y sur del país, cortándose numerosos caminos y puentes, quedando muchas localidades aisladas.

Destacada labor tuvieron los DC-3 de LAN que realizaron servicios extraordinarios a Talca, Constitución, Linares, Cauquenes, Concepción, Los Angeles y Temuco.

Mientras ello sucedía, el día 15 de Junio en un trágico accidente aéreo ocurrido en Copiapó, perdían la vida el piloto RAUL PALACIOS PINOCHET, el copiloto TEMISTOCLES ROJAS ACUNA y la auxiliar de vuelo LUCIA ALMAZABAL ORTIZ.

Al despegar de dicha ciudad, al Lodestar N° 0100, matrícula CC-CLD le falló un motor y al intentar el regreso para aterrizar se precipitó a tierra incendiándose.

El Lodestar cumplía un vuelo de itinerario entre Antofagasta y Santiago, llevando como pasajeros a los señores HECTOR MONTERO SOTO, TOMAS MOODIE MITCHERL, ROBERTO FIDDLER NEUMMAN y NORMAN OLAVARRIA JEHLI, quienes fallecieron en el accidente.

Hondos sentimientos de pesar causó en la empresa la pérdida de estos abnegados y leales servidores.

La auxiliar de vuelo LUCIA ALMAZABAL ORTIZ era muy apreciada por sus dotes de compañerismo y por su belleza había sido elegida reina del festival aéreo de Puyehue. Poseía además la licencia de piloto privado que había obtenido en el Club Aéreo de Chile.

Esta bella muchacha pasó a constituirse en la primera auxiliar de vuelo que ofrendaba su vida en aras de un ideal, al servicio de LAN y de la patria.

Gran revuelo produjo también este accidente en el país y numerosos ataques se levantaron en el Parlamento en contra de LAN, especialmente de sectores de oposición al gobierno del General IBAÑEZ.

Sin embargo, con la perspectiva que dan los años podemos apreciar lo injusto que fueron dichos ataques.

No olvidemos que la aviación comercial estaba en pleno desarrollo y que en aquel entonces empresas aéreas de países más grandes, que contaban con aviones más modernos, con bastante frecuencia sufrían peores accidentes. No obstante, ello no producía mayor interés en el país.

Prosiguiendo con el plan de renovación del material de vuelo, el Consejo designó una comisión encargada de adquirir en Estados Unidos nuevos aviones DC-3, recibiéndose además un ofrecimiento de la Línea Aérea Cinta por los Lodestar N° 070, 0163 Y 007 que tenía LAN.

Dicha compañía ofreció $ 10.000.000 por los aviones y repuestos que figuraban en el inventario de este material de vuelo.

Mientras tanto, el estado de las pistas de Alto PaIena y Futaleufú obligó a LAN, en resguardo de la seguridad de los pasajeros, a suspender las operaciones hacia esas localidades. Servicios que se hacían con material DH Dove.

Ello acarreó nuevas críticas contra la empresa por parte de sectores de oposición, acusándola de dejar abandonadas a localidades tan necesitadas del país. Nada más ajeno a la realidad, por cuanto desde 1929 LAN junto con la Fuerza Aérea, habían sido pionera en la apertura de nuevas rutas y en llevar el progreso que significaba la aviación, hasta los lugares más apartados e inhóspitos de nuestro territorio, a sabiendas que muchas veces el material de vuelo se iba a resentir.

Sirvan como ejemplo los reclamos que los técnicos alemanes que en 1938 vinieron a Chile a armar los Junkers JU-86, formularon en ese entonces al Comodoro MERINO, por el estado de algunas pistas, cuyas piedras causaban serios destrozos en los neumáticos de aquellos aviones. A pesar de ello, LAN pudiendo haberlo hecho, no suspendió sus servicios en esas pistas.

Posteriormente, en Octubre, los vuelos a Alto Palena y Futaleufú fueron reanudados y se aumentaron también las frecuencias a Arica y Antofagasta.

Ese mismo mes se hizo entrega a CINTA del primero de los Lodestar que esa empresa había adquirido a LAN.

Las tareas encomendadas a la comisión encargada de renovar el material de vuelo cristalizaron el día 25 de Noviembre, cuando arribaron al Aeropuerto Los Cerrillos los dos primeros DC-3 de una partida que se había adquirido a la Aviation Mart Company.

Los aviones al mando de pilotos de LAN hicieron la ruta Los Angeles-Mazatlán-Ixtepec-Panamá-Lima-Santiago.

Estos aparatos fueron los primeros de su tipo en llegar con doble instrumental completo y cajas especiales de radiofrecuencia, que permitían que simultáneamente se emplearan el radiocompás y los equipos de radio en fonía y en telegrafía.

En vista que los ataques contra LAN por el accidente del Lodestar 0100 aún no se acallaban, criticas en las cuales se ponía en tela de juicio la capacidad de su servicio de mantenimiento, el Vicepresidente Ejecutivo, General ARTURO MERINO BENITEZ, ordenó dentro de la mayor reserva, alistar un C-47 elegido al azar, para unir en vuelo sin escalas el Cabo de Hornos con Arica.

Como fecha para ello se fijó el 20 de Enero de 1954, a fin de rendir un homenaje al Día del Roto Chileno. escogiéndose el C-47 N° 0010 matrícula CC-CLL y designándose la siguiente tripulación:

-Pilotos: ALFONSO CUADRADO MERINO y ADALBERTO FERNANDEZ FERREIRA. Gerente Técnico de LAN.

-Ing. de Vuelo JAIME ORTIZ CARVAJAL

Se invitó además al Director de Revista VEA. el periodista GENARO MEDINA. quien posteriormente hizo un gran reportaje de esta travesía.

El ingeniero JAIME ORTIZ adaptó el C-47 colocándole estanques suplementarios de combustibles que elevaron su capacidad de 804 a 1.804 galones.

El 18 de Enero el C-47 despegó de Los Cerrillos a Punta Arenas, aterrizando en Bahía Catalina después de 7:29 hrs. de vuelo, siendo la primera vez que un avión de la empresa hacía esta ruta en forma directa, para sorpresa del personal de la Posta de Balmaceda. quienes estaban acostumbrados a que los aviones en sus viajes a Magallanes hicieran escala en esa localidad.

El día 20 las malas condiciones meteorológicas impidieron realizar el tramo Punta Arenas-Cabo de Homos-Punta Arenas como estaba previsto, por lo que el C-47 despegó a las 04:14 hrs. desde Bahía Catalina directamente con destino al aeropuerto de El Buitre, en Arica.

Después de 15:30 hrs. de vuelo el C-47 arribó sin novedad en Arica, habiendo volado 4.185 kms. sin escalas. soportando en algunos tramos pésimas condiciones meteorológicas.

El éxito de este vuelo tuvo resonancia nacional e internacional y a su regreso a Santiago, el día 21 de Enero, los miembros de la tripulación fueron recibidos en Los Cerrillos, por el Consejo de LAN encabezados por el General MERINO.

Como consecuencia de ello, los ataques que hasta entonces se lanzaban contra LAN, se transformaron en alabanzas y es interesante consignar lo que se escribiera en un diario:

"La marcada tendencia nuestra a subestimar el esfuerzo nacional, debe encontrar, en el ejemplo de la Línea Aérea chilena, un poderoso aliciente para pensar, con honda fe y legítimo patriotismo, en que la nación tiene hombres y organizaciones capaces de impulsar vigorosamente el progreso en sus más variados órdenes".

A raíz de este vuelo, se ordenó aumentar a siete las frecuencias semanales hacia y desde Punta Arenas. Generalmente los aviones DC-3 se cruzaban en Balmaceda, donde sus tripulantes almorzaban en el hotel que LAN tenía en dicha localidad, disfrutando de momentos de sana camaradería.

Posteriormente cumpliendo con sus deseos de ampliar las rutas internacionales, e13 de Marzo, el General MERINO viajó a La Paz en un Martin 202, donde ultimó los detalles para iniciar los vuelos comerciales a Bolivia.

En Junio se habilitó el Aeródromo de Cochrane, lo que permitió a la empresa extender los vuelos regionales desde Balmaceda hasta ese simpático pueblito, al cual los accesos por vía caminera eran tan deficientes.

Ese mismo mes se firmó un acuerdo con la Allied Aircraft Company, sucesora de la Aviation Mart Company, por medio del cual LAN permutaba sus doce aviones De Havilland Dove por aparatos DC-3, obteniendo al término de esta negociación tres Douglas.

El 20 de Julio, a fin de demostrar que los Glenn Martin eran aptos para servir la ruta Arica-La Paz, uno de estos aviones hizo el tramo piloteado por CIR1LO HALLEY, llevando como copiloto a RONALD LOWERY y como ingeniero a SERGIO SALAZAR. Como observador viajaba el ingeniero de la Dirección de Aeronáutica, Coronel PEDRO LOYER CHAVEZ.

El regreso desde La paz hasta Arica se efectuó con un motor detenido, para recalcar de esa manera que los aviones Martin eran apropiados a la ruta.

Cansado de las incomprensiones y ataques que en forma esporádica se lanzaban contra LAN, en Agosto de 1954, el General ARTURO MERINO presentó al Presidente de la República su renuncia indeclinable al cargo le Vicepresidente Ejecutivo.

 

En vista del carácter con que ella era presentada y a pesar de los sentimientos del Primer Mandatario hacia su leal colaborador, hubo de aceptarla.

Al alejarse MERINO, se ponía fin a toda una época en LAN, ingresando a la Historia de la empresa, el hombre que la había creado para beneficio de Chile y los chilenos y que la había hecho grande y respetada.

En su reemplazo se nombró Vicepresidente Ejecutivo a ADALBERTO FERNANDEZ FERREIRA y como Gerente Técnico a LUIS CARMONA LOPEHANDIA.

 

A la derecha el Gerente Técnico Adalberto Fernández y a la izquierda, el renunciado Comodoro Arturo Merino Benítez.

 

 

 

En Noviembre la flota de aviones Douglas se incrementó con la llegada de otro C-47B, producto de la negociación con la Allied Aircraft Company.

Por su parte, Diciembre significó la apertura de una nueva ruta internacional al inaugurarse los servicios al Perú.

A la llegada del Glenn Martin al aeropuerto Limatambo lo esperaban el Embajador de Chile y las autoridades del país hermano, constituyendo un gran acontecimiento el comienzo de las operaciones LAN a la capital del Rimac.

Al iniciarse 1955, Línea Aérea Nacional recibió nuevo reconocimiento internacional, al concedérsele el Premio de Seguridad de Vuelo correspondiente al año 1954, el que se unió a los que anteriormente ya se le habían otorgado.

En Enero de 11955, LAN recibió el primero de los DC-6B adquiridos a la Douglas Aircraft Comapny. En la foto la tripulación de LAN en la fábrica en Santa Mónica en California, frente al Douglas N° 401.

En Enero se designó al ingeniero JORGE HOFER para que viajara a Santa Mónica, en los Estados Unidos y procediera a recepcionarse de los nuevos cuadrimotores Douglas DC-6B adquiridos en Abril de 1953, el primero de los cuales llegó al Aeropuerto Los Cerrillos el Lunes 31 de ese mes.

 

 

A cargo del avión venían los pilotos CIRILO HALLEY y RAUL TURNER, quienes habían realizado en la Douglas Aircraft Company un curso en el .nuevo material. En su viaje a Chile fueron acompañados por el instructor de la fábrica PAUL PATTEN, quien colaboró en la instrucción que en Santiago se realizó al resto de los pilotos de LAN que tendrían a su cargo la operación de los DC-6B.

 

De derecha a izquierda: Cdte. Cyril Halley – Harris, Ingeniero Jorge Hofer, Cdte. Raul Turner y dos técnicos.

 

 

Desde ese día fue familiar en los cielos de Santiago la figura del DC-6B matricula CC-CLDA número 401, al cual con indisimulado orgullo, los santiaguinos observaban levantando sus cabezas hacia lo alto, mientras el enorme aparato pasaba sobre la ciudad en vuelos de instrucción.

Es interesante consignar que al término de este curso el instructor PAUL PATTEN, tuvo elogiosos comentarios para los pilotos de LAN, afirmando que estos habían demostrado mayor capacidad y eficiencia que pilotos japoneses, italianos y franceses a quienes había instruido con anterioridad.

La llegada del DC-6B puso nuevamente de manifiesto un grave problema tanta veces ya debatido, cual era la falta de una 'moderna red de aeródromos. En aquellos años los Douglas DC-6B sólo podían operar en Antofagasta y en Santiago y en las rutas internacionales, esperándose para meses más adelante la apertura de los nuevos aeropuertos de Arica y Punta Arenas.

Podemos afirmar que el empleo de estos nuevos aviones obligó a mirar con mayor preocupación la solución de esta antigua necesidad.

Pocos días después, a comienzos de Febrero llegaba el segundo DC-6B, matricula CC-CLDB N° 402, encontrándose presente para recibirlo en Los Cerrillos el General (R) ARTURO MERINO, quien siendo Vicepresidente Ejecutivo de la empresa había firmado el contrato de compra por estos aviones.

El 5 de Mayo llegó el tercero de los Douglas DC-3 permutado a la Allied Aircraft Company por los DH Dove.

El día 12 de ese mismo mes un DC-6B al mando de ALFONSO CUADRADO inauguraba los vuelos a Montevideo con ese moderno material. En el aeropuerto esperaban la máquina el Ministro de Defensa de Uruguay, el Inspector General de Aeronáutica y don MANUEL BARROS CASTAÑÓN, Embajador de Chile en ese país.

Acompañados del Embajador la tripulación colocó una hermosa ofrenda floral de copihues ante el monumento a ARTIGAS. Posteriormente se les ofreció un gran almuerzo y en la tarde el DC-6B realizó vuelos sobre Montevideo al cual fueron invitados autoridades y periodistas.

Esa noche LAN dio un cocktail al que asistieron 280 invitados de los sectores más representativos de la sociedad uruguaya.

En Julio de 1955, el Presidente de la República General, CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO hizo una visita a Bolivia, realizando el viaje hacia y desde La Paz en un DC-6B, al termino del cual hizo llegar a la empresa sus felicitaciones por las atenciones que se le habían brindado.

Ya a fines de ese año se decidió retirar de los vuelos itinerante al último de los Electra y dejarlo sólo como avión ejecutivo de la empresa.

El 10 de Mayo de 1956 el Presidente IBAÑEZ inauguró la pista 25 del nuevo aeropuerto Chabunco que se construía en Punta Arenas, haciendo el viaje hasta la austral ciudad en un DC-6B que estuvo al mando de Alfonso Cuadrado y de Jorge Jarpa, quienes fueron congratulados por el Primer Mandatario por la seguridad con que se había realizado el vuelo.

Días después, en Junio el Presidente IBANEZ asistió en Panamá a la reunión de Presidentes Americanos, empleando una vez más para su viaje uno de los cuadrimotores Douglas puesto a su disposición por la empresa. Al igual que en ocasiones anteriores el ilustre gobernante hizo llegar sus felicitaciones a los pilotos y tripulantes del avión presidencial.

 

 

Dado el buen resultado que los DC-6B daban, el 14 de Septiembre de 1956 se puso una orden de compra por cuatro aparatos más, de la serie 1198-A, los que costaron US$ 1.399.572 cada uno, estipulándose en el contrato que los nuevos aviones deberían venir equipados con piloto automático y radar meteorológico. Su fecha de entrega se fijó para los meses de Julio, Agosto y Octubre de 1958.

El 16 de Septiembre llegó en visita oficial a nuestro país el Presidente del Paraguay, General ALFREDO STROESSNER, quien hizo el tramo Mendoza-Santiago en un DC-6B especialmente acondicionado para él por el Gobierno de Chile.

A su llegada a la capital el Douglas fue escoltado por aviones B-26 del Grupo de Aviación N° 8 de la FACH, manifestando el distinguido huésped su reconocimiento por las atenciones recibidas de parte de la tripulación.

El 27 del mismo mes el Presidente IBANEZ inauguró las obras del nuevo aeropuerto Chacalluta, de Arica, haciendo el viaje en un DC-6B. Desde el 17 de Septiembre LAN realizaba vuelos experimentales al nuevo aeropuerto, en el cual por no estar terminada aún su pista de aterrizaje debía operarse en la calle de rodaje.

Con el fin de reafirmar la soberanía chilena sobre la Antártica, el 22 de Diciembre de 1956, voló hasta el continentes helado el DC-6B N° 401, el cual despegó desde Chabunco, a las 05:36 hrs.

Integraban la tripulación el Vicepresidente de LAN, ADALBERTO FERNANDEZ, los pilotos ALBERTO BERMUDEZ y JORGE JARPA, el ingeniero de vuelo ERIC CAMPAÑA, el radiooperador JANUARlO LAZO, el sobrecargo HECTOR GARCIA y las auxiliares POLIGENA NERLICH y KAREN HANKE.

Después de sobrevolar el mar de Drake y las Bases Chilenas en la Antártica, el Douglas regresó a Chabunco a las 14:00 hrs., donde sus ochenta pasajeros recibieron un diploma que acreditaba su participación en este primer vuelo comercial en el mundo sobre el continente blanco.

Desde ese día los DC-6B de LAN exhibieron con orgullo, sobre el fuselaje la leyenda “Primera sobre la Antártica".

El 9 de Mayo de 1957 se inauguró oficialmente el servicio itinerante a Punta Arenas con aviones DC-6B, viajando especialmente a dicha zona el Vicepresidente Ejecutivo ADALBERTO FERNANDEZ.

Meses más tarde en retribución a la visita que el Presidente STROESSNER hiciera a Chile. el Presidente IBAÑEZ, viajó al Paraguay, utilizando como era ya tradicional en sus viajes al exterior un DC-6B de LAN, en el que realizó con toda comodidad su visita de Estado.

A fin de dar una nueva estructura al escalafón de pilotos, a comienzos de Noviembre se aprobó el nuevo Reglamento de Grados, Categorías, Cargos y Ascensos del Personal de Pilotos, el que los clasificó de la siguiente manera:

PILOTOS

- Comandante de Aeronave

- Capitán de aeronave

COPILOTOS

--Primeros Oficiales

- Segundos Oficiales

A fin de ese año se retiró de la empresa el instructor CIRILO HALLEY, quien desde su ingreso a ella en 1945 había desarrollado una extraordinaria labor, implantando nuevos sistemas de enseñanza e instrucción de vuelo, que tantos beneficios trajeron a LAN, siendo reemplazados en el centro de Instrucción por ADOLFO SUHRCKE, quien había sido su leal colaborador durante tantos años.

En 1958 llegaron los cuatro nuevos DC-6B N° 404, 405, 406, 407 con lo cual la flota de LAN quedó compuesta de siete aparatos de ese tipo, cuatro Glenn Martin 202, los DC-3, un Electra y el Bonanza.

Ello motivó al Consejo iniciar gestiones para vender los Glenn Martin, algunos DC-3, el Electra y el Bonanza, haciendo centro de las operaciones en los DC-6B, esperándose además ampliar las rutas a los Estados Unidos.

En Agosto de ese año se iniciaron con aviones DC-6B los vuelos a Miami, transportando pasajeros pagados y algunos invitados de la empresa.

En dicha oportunidad se procedió también a inaugurar la agencia comercial y se ofreció un gran banquete al cual asistieron especialmente invitados los tres alcaldes de Miami.

 

El Vicepresidente Mauricio Yanquez (centro) con los pilotos Abraham Acevedo (izquierda) y Humberto Boellert (derecha), Director y Presidente del Circulo de Pilotos de Lan Chile, respectivamente.

 

Posteriormente en Diciembre de ese año asumió la Vicepresidencia Ejecutiva de LAN don MAURICIO YANQUEZ ILLANES, quien había sido designado en tal puesto por el nuevo presidente de la República don JORGE ALESSANDRI RODRIGUEZ.

1959 significó la consolidación de la ruta a los Estados Unidos, donde día a día el público manifestaba sus preferencias por los servicios de LAN.

SERGIO DEL RIO VERDUGO, primer Agente que tuviera LAN en Punta Arenas y ex Gerente en Buenos Aires, fue designado Gerente para USA con sede en Miami.

En Agosto de 1958 se inauguraron servicios a Miami con material DC-6B.

Ese mismo año, con motivo del 30° Aniversario se hizo entrega de una placa conmemorativa al Consejero Sr. PABLO ALDUNATE PHILLIPS, en reconocimiento a su destacada labor durante los catorce años en que había participado en el Consejo de la empresa.

Asimismo, para celebrar dicho aniversario se efectuó un cocktail en el Club de la Unión y un gran almuerzo al personal en la chacra Santo Toribio.

La empresa, consciente de que gran parte del éxito de sus operaciones estaba basado en una adecuada infraestructura aeroportuaria, continuó insistiendo ante las autoridades de Gobierno en la necesidad ineludible que había de mejorar la red de aeródromos del país, dotando a los existentes de un eficiente sistema de radioayudas.

En Agosto se envió el Gerente de Operaciones JORGE JARPA REYES, al festival aéreo de Farnborough, en Inglaterra, a objeto se impusiera de los últimos adelantos técnicos en materia de aviación. Especial importancia se otorgaba a las nuevas aeronaves a reacción, por cuanto ya existía el convencimiento que pronto LAN también debería ingresar a la era del JET, si no quería quedar en desventaja con respecto a las otras empresas que servían rutas similares en el extranjero.

Al iniciarse 1960 dejó de integrar el Consejo de LAN el Director de Aeronáutica, por así estipularlo la nueva legislación entonces aprobada por el Supremo Gobierno.

En Abril de ese año se adquirió en 25.000 escudos el DC-3 matrícula CC-CAL N° 356, de propiedad de ENAP y que hasta la fecha LAN operaba desde Bahía Catalina, en Punta Arenas. Junto con ello se compró también a ENAP en 10. 000 escudos el hangar que dicha empresa poseía en ese aeródromo.

Poco tiempo después se planteó en el seno del Consejo la necesidad de adquirir un bimotor liviano para instrucción de pilotos, por cuanto se consideró que continuar realizándola en los Douglas DC-3 era altamente oneroso.

Finalizados los estudios técnicos pertinentes se acordó adquirir en US$ 59.208.30 un Cessna 310-D a la firma ALBERTO REYES Y CIA. LTDA.

Dentro del quehacer diario de toda línea aérea siempre se producen hechos o situaciones extrañas que van conformando su historia. LAN no es ajena a ello y he aquí un hecho digno de mencionarse.

En Mayo de 1960 volaba un DC-6B entre Punta Arenas y Santiago, cuando ya al anochecer, más o menos frente a Chaitén, el aparato quedó repentinamente volando en condiciones de vuelo instrumental sólido, a pesar de que la noche estaba completamente estrellada y se operaba en condiciones VMC. Ello extrañó mucho a los pilotos por cuanto el radar no indicaba la presencia de nubes.

En ese mismo momento, por los sistemas de ventilación de la cabina de pilotos y pasajeros comenzó a salir un penetrante olor a humo con penetrante olor a azufre, por lo que en un gesto instintivo el Comandante de la nave, ALFONSO CUADRADO, desvió el rumbo hacia territorio argentino.

Después de nueve minutos aproximadamente, el aire se tomó nuevamente respirable, pero para sorpresa de la tripulación, todas las ventanillas del avión estaban igual que empavonadas.

Siendo nula la visibilidad hacia el exterior, el Capitán despresurizó la cabina y ordenó al Ingeniero de Vuelo sacar el vidrio interior del parabrisas, encontrándose que entre ambos vidrios había una gruesa capa de ceniza volcánica y con que el vidrio exterior estaba prácticamente esmerilado.

Esta situación se agravó cuando se informó al piloto que Los Cerrillos estaba cubierto con niebla por lo que debía proceder a su alternativa en Mendoza.

Moviendo el limpiaparabrisas se logró dejar un espacio de aproximadamente cuatro centímetros de ancho por el cual el piloto en una muestra de destreza y pericia, pudo mirar hacia el exterior y aterrizar finalmente en Mendoza.

Ya en tierra con sorpresa se enteraron que el avión había cruzado sin verla, por la oscuridad de la noche, la enorme columna de humo de un volcán que esa misma tarde había entrado en erupción en territorio chileno y cuyas cenizas llegaron Comodoro Rivadavia en Argentina.

El impacto de la piedra pomez pulverizada había sido la causa de que los vidrios quedaran casi esmerilados.

Por lo extraño de este suceso, la fábrica Douglas solicitó a LAN antecedentes completos para su estudio y difusión internacional.

Ese mismo mes dos sismos de inusitada violencia sacudieron el sur de Chile, dejando como consecuencia de ello gran cantidad de damnificados.

De inmediato, los aviones de LAN integraron el Puente Aéreo que se organizó en ayuda de las provincias desvastadas. A pesar de la escasez casi total de radioayudas y de la inclemencia del tiempo, las tripulaciones de LAN supieron cumplir con su deber, ayudando a mitigar tanto dolor. En reconocimiento a ello, la Fuerza Aérea de Chile hizo llegar a los capitanes una hermosa medalla conmemorativa del Puente Aéreo.

Es digno de destacar que en aquel entonces el Aeropuerto El Tepual, de Puerto Montt, estaba en construcción y sólo existía la pista de aterrizaje, sin haber siquiera calles de rodaje, edificios y menos servicios de comunicaciones.

Sin embargo, los aviones de LAN, operaron sin sufrir ningún accidente, rescatando a cientos de personas damnificadas, aterrizando por vez primera en El Tepual, un cuadrimotor DC-6B.

Para damos cuenta de las condiciones en que se operaba debemos recordar que al no haber torre de control en El Tepual, en los primeros momentos las instrucciones para el aterrizaje y despegues, se daban desde un avión Mentor T-34 de laFACH, que piloteado por el capitán CARLOS PARIS, había sido el primero en aterrizar en la pista en construcción momentos después de producido el sismo.

Dentro del quehacer diario y de las preocupaciones derivadas del Puente Aéreo, gran alegría causó la elección de la auxiliar de vuelo señorita MARINKA POLHAMMER ESPINOZA como Miss Chile 1960, acordando el Consejo enviarle una encomiástica nota de felicitación y apoyarla para la presentación que en beneficio de los damnificados por los sismos de Mayo debía realizar en Bogotá, República de Colombia.

Durante mucho tiempo la sonrisa de esta dulce muchacha acompañó la propaganda de LAN.

A fin de reemplazar los Glenn Martin 202, que por su antigüedad ya eran empleados en contadas ocasiones y con el propósito de retirar los DC-3 de algunas rutas, en Septiembre de 1960, se adquirieron tres aviones Convair 340/440 a la ALLEGHENY AIRLINES INC. de los Estados Unidos.

El valor de estos aviones fue de US$ 1.430.000, esperándose su incorporación a la flota de LAN para el mes de Noviembre de ese año, cifrándose grandes esperanzas en este nuevo material.