Nuestra Historía

De los Avro HS-748 a los Boeing 707

(Por Jorge Barriga Kreft)

 


En principio se pensó adquirir ocho HS- 748, pero luego se agregó un noveno debido a favorables condiciones del cambio internacional. que hicieron que cada avión costara $437.765.

A esta compra se agregaron ocho turbinas Rolls en Royce RR DART 7-531 que utilizaban estos aparatos.

Mientras la fabrica Hawker comenzaba la construcción de los nuevos aviones, en Chile se iniciaba la planificación de las rutas que se cubrirían con ellos, para ir reemplazando en forma paulatina a los DC –6B.

 

 

El 12 de Julio de 1966, con motivo de cumplir 9.000.000 de kilómetros volados al servicio de LAN-CHILE, el Comandante Jorge Verdugo Correa es recibido en Los Cerrillos por Alfonso Cuadrado Merino, Asistente Ejecutivo de la Vice-Presidencia y por Pedro Gasc Opazo, Gerente Técnico de Operaciones.

 

 

Por aquellos días una nueva negociación se finiquitó en términos muy favorables para LAN-CHILE.

Ella tuvo su origen en un pool que durante el gobierno anterior se había firmado, para la operación de la ruta Chile-Estados Unidos, con la Línea Aérea Lufthansa, convenio que no se pudo materializar ante la diferencia de aviones con que ambas operaban, pues mientras la empresa alemana empleaba cuadrirreactores, LAN sólo contaba con los birreactores Caravelle.

Por otra parte, Lufthansa operaba hasta Nueva York y LAN lo hacía sólo hasta Miami.

Deseosa Lufthansa de completar su ruta por el Pacifico hasta Santiago, ya que viniendo desde Estados Unidos, sólo alcanzaba hasta Lima, pidió a LAN-CHILE iniciar negociaciones por derecho de tráfico entre Santiago y Lima.

Apreciando la oportunidad que se le presentaba, el Vicepresidente ofreció a Lufthansa gestionar de las autoridades aeronáuticas nacionales la obtención de tal permiso, a cambio de que Lufthansa accediera a vender a LAN un Boeing 707.

Después de pacientes y arduas negociaciones, la empresa alemana aceptó las condiciones de LAN y convino en venderle un Boeing 707-330B en DM 27.453.410, prácticamente nuevo, incluido el entrenamiento de nueve tripulaciones de once miembros cada una.

Aquel era el avión que hacía tiempo anhelaba el personal de LAN y que le permitiría hacer frente en igualdad de condiciones a las líneas aéreas extranjeras, demostrando las bondades de los servicios nacionales.

Poco tiempo después, eran enviados a Frankfurt a realizar el curso teórico y de simulador de vuelo de Boeing 707 el siguiente personal:

Pilotos: JORGE JARPA, MARIO RIEDEMANN, KURT PFEFFER, GUILLERMO MACQUEEN, JULIO MATTICH, KURT THIELE, JOSE SIERRA, HUMBERTO BOELLERT y GUILLERMO ESQUIVEL.

Ingenieros de Vuelo: ENRIQUE KÄHNI,HUGO FAEZ, JUAN VEAS.

Posteriormente, en Abril estos mismos tripulantes fueron a Tucson, Arizona, en los Estados Unidos para la instrucción de vuelo en Boeing 707, a cargo de instructores alemanes y en Mayo iniciaron instrucción de ruta volando como copilotos en aviones de Lufthansa en sus rutas Santiago-Nueva York y Santiago-Dakar.

A fines de aquel año, en Diciembre, finalizó el entrenamiento con un chequeo que efectuaron los instructores de Lufthansa, Capitanes GABLENZ y UTTER.

En Santiago, mientras tanto, ya era notorio que el Aeropuerto Los Cerrillos no satisfacía las necesidades del transporte aéreo internacional y todas las empresas extranjeras hacían preparativos para trasladar sus instalaciones al nuevo Aeropuerto Pudahuel en construcción.

LAN no podía estar ajena al avance de la aeronáutica y empezó también la planificación del cambio de sus instalaciones, para poder en un futuro no lejano abandonar el viejo Aeropuerto Los Cerrillos, que se podría decir había visto nacer y desarrollarse a la empresa.

 

Tripulación de avión Caravelle de LAN: Comandante Eduardo Montes, Auxiliar Carmen Verdugo, Ing. de Vuelo Jorge Suazo, Auxiliar Vera Tokos, Sobrecargo Rafael Fontecilla y Capitán Manuel Rubio.

 

Para tal. efecto se solicitó y obtuvo del Gobierno la concesión de 50 hectáreas en Pudahuel y se contrataron los servicios de especialistas en mecánica de suelos y cálculos para la construcción de las nuevas instalaciones de LAN.

En Marzo de 1967 LAN-CHILE estuvo presente en la Inauguración del Aeropuerto Pudahuel, hoy denominado ARTURO MERINO BENITEZ.

En Octubre de aquel año, LAN fue noticia a nivel sudamericano al efectuar en Lima, Perú, las pruebas del nuevo sistema de aterrizaje automático del que habían sido dotados sus aviones Caravelle.

El "auto-landing”, como se denominaba aquel sistema, consistía en un equipo que permitía controlar automáticamente sin intervención del piloto, la velocidad de aproximación y la razón de descenso del avión siguiendo las señales de un ILS.

Ideado por la empresa Sud Aviation, fabricante de los Caravelle, fue instalado en los birreactores por personal de LAN en su propia maestranza de Los Cerrillos.

Encargado de este delicado trabajo, que por vez primero se hacía fuera de la fabrica francesa, fue designado el Ingeniero Jefe de Electrónica de LAN, CAR- LOS UGALDE DIAZ.

Por carecer Chile en aquel entonces de sistemas ILS, las pruebas correspondientes se realizaron en el aeropuerto Jorge Chávez, de Lima.

Viajaron especialmente para tal efecto, el Ingeniero Electrónico Jefe de Sud Aviation HUMBERT GUYONNET y el Ingeniero Aeronáutico de Pruebas de esa empresa MAX FISCHL.

El Caravelle en el cual éstas se realizaron, fue volado por los Capitanes PATRICIO PUGA, MARCELO CISTERNAS, HECTOR ARAYA, LAUTARO HAUYON, RAUL CORTHON y JOSE ENEI.

En dicha oportunidad se efectuó un vuelo demostrativo para la prensa limeña y mientras el jet sobrevolaba Cerro de Pasco, el Callejón de Huaylas y Chimbote, el Gerente de Ventas de LAN, BILL WILSON ofrecía una singular conferencia de prensa.

“Un avión sobrevoló los Andes y aterrizó en Lima sin piloto” destacaba en grandes titulares el Correo de Lima, alabando la pericia de los técnicos chilenos que instalaron el equipo en los Caravelle y que habían hecho posible que LAN fuera pionera en este campo en América del Sur.

Continuando con el desarrollo aeroportuario en nuestro país, se encontraba en sus fases finales la construcción del nuevo aeródromo de Carriel Sur en Concepción, por lo que pronto el viejo aeródromo de Hualpencillo, donde LAN había iniciado sus servicios en 1941 en los Electra, quedaría obsoleto.

Existiendo interés por parte de la Corporación de mejoramiento Urbano en los terrenos de Hualpencillo, LAN llegó a un acuerdo con ella por su venta en 1.600.000 escudos, reservándose para sí 9,6 hectáreas.

Finalizó 1966 firmándose un pool con la Empresa Argentina Austral para la explotación conjunta de la ruta Puerto Montt-Bariloche.

LAN operaria con Caravelle y Austral con Douglas DC-6.

El 6 de Enero de 1967, Bariloche quedaba enlazada a Chile por las alas de LAN.