(Por Julio Matthei Sch.)

.

PUERTO NATALES

image001

El 27 de Junio de 1951 el Electra N° 007 – CC-CLI estaba programado para un vuelo Punta Arenas – Puerto Natales – Punta Arenas, con 10 pasajeros en su primer tramo. A pesar que la hora de despegue era próxima al mediodía el frío era intenso. Sin embargo no se pronosticaban condiciones particularmente adversas para la operación en Puerto Natales.

El capitán Pedro Gasc, relata así lo acontecido ese día en Puerto Natales:

“Antes de efectuar la aproximación el copiloto Humberto Boellert,  solicitó instrucciones a la radio de Natales, la que contestó: Cancha apta, viento SW 12 a 15 km.

A pesar de este informe y con el objeto de confirmar lo sabido, nos dirigimos hasta la ciudad de Natales a fin de apreciar visualmente el viento existente en el Seno Ultima Esperanza. Confirmado el viento, efectuamos una aproximación normal para aterrizar de E a W.

Pasamos el cerco con una velocidad aproximada de 130 km / hr, con 30° de flap, cayendo al comienzo de la cancha en los primeros 100 MT.

El aterrizaje se efectuó en ruedas y cola baja. El copiloto subió el flap y echó el paso adelante. Cuando la cola topó el terreno, dejamos correr el avión hasta la mitad de la cancha. Aplicamos suavemente freno apreciando que su acción era muy poca. Insistimos nuevamente, esta vez a fondo, ya que nos acercábamos a la primera intersección y era muy poco probable que por el peso existente, saliera el avión si colocábamos motores. Como el avión continuó su carrera sin disminuir velocidad deslizando sobre la escarcha, intentamos en los último 100 MT de cancha meter el avión en carrusel. El copiloto soltó inmediatamente la cola y metiendo pedal derecho a fondo ayudamos la acción con motor izquierdo, pero el avión continuó siempre deslizando, ya suavemente y atravesado en la pista, pero siempre siguiendo la recta llegamos casi totalmente detenidos el cerco.

Antes de topar cortamos contacto, mezcla y batería.

La cancha se encontraba escarchada lo que no estuvo de acuerdo con el informe que se dio.”

Toda esta maniobra felizmente sólo  significó el correspondiente sobresalto de los pasajeros y que las dos palas de la hélice izquierda se doblaran y el flap se abollara por rozamiento con un palo de la cerca. Otras abolladuras ligeras sufrieron el timón de profundidad inferior izquierdo, el corta viento superior izquierdo, el estabilizador horizontal en su extremo y en línea de costura, debido al alambre de la cerca.

En esa fecha el Gerente Técnico de Operaciones era don Marcial Arredondo y

Jefe de Operaciones, Carlos Wulf.

(Este avión  sería vendido a la Compañía Nacional de Turismo – CINTA –el año 1952)

VICTORIA

image003

Era el  19 Enero de 1955, pleno verano, y Victoria era uno de los destinos contemplados en el itinerario.

El Capitán Juan David junto a su  Copiloto Rodolfo Fuenzalida y sus 10 pasajeros iban felices en su avión Electra N° 232 – CC-CLEB, …al menos hasta que aproximaron a Victoria.

Todo lo que presagiaba ser placentero se acabaría durante la carrera de aterrizaje, porque tras recorrer aproximadamente 250 a 300 MT el avión se desvió bruscamente a la derecha sin que fuera posible evitarlo con el uso del freno contrario y motor derecho, debido al poco espacio disponible entre la pista en uso y un montón de tierra, produciéndose la colisión con el mismo.

Entre la pista en uso y el montón de tierra había entre 12 y 15 MT de distancia.

Con pesadumbre la tripulación comprobaba los daños en su avión:

Tren izquierdo quebrado, palas hélice izquierda dobladas en 90°, ala izquierda con 3 a 5% de costillas dobladas y quebradas y recubrimiento arrugado, timón de dirección y corta viento izquierdo roto, tren derecho doblado en cilindro de amortiguación.

Como consuelo sea dicho que la causa del desvío fue una falla del tren.

(Este avión fue retirado del servicio en LAN el mismo año 1955 terminando finalmente registrado en Estados Unidos)