Nuestro querido amigo y asociado no deja de sorprender con su inagotable afán de ir conquistando nuevas fronteras. El 11 de febrero de 2013 ocupa un extenso espacio en la Revista del Campo del diario El Mercurio, como “El innovador, tras el mayor proyecto ecológico del agro”. En nuestra crónica “Roberto Tamm” (30.06.2010) no sólo reproducíamos su relato como piloto Lan sino también sus espectaculares logros empresariales. “Nada mal para un joven que se ganaba la vida como piloto de aviones en los años 60” acota hoy el periodista. Tal vez habría que agregar, para ser justos, que no es un mal punto de inicio haber tenido como experiencia de vida, el ejercicio de la profesión de piloto de línea, con el rigor, la disciplina y cierto grado de audacia que ella implica.

Pero una enfermedad de su padre lo alejó lamentablemente de Lan y le impuso nuevos desafíos. Forzado por las circunstancias se volcó a la agricultura, alternativa que había desechado absolutamente en su juventud.

Hoy como dueño del fundo Rinconada de San Fernando tiene 1.200 vacas, 600 de ellas en plena producción de leche, pero la mayor superficie está destinada a huertos de manzanas, con algo de peras y kiwis. “Soy fanático de las manzanas. Ayer me comí la primera de mi huerto para ver como estaba, y era una delicia. Es la primera fruta que come un ser humano. Son nobles, puedes guardarlas por un tiempo más largo que otras, y cuando la pruebas siempre es fresca y dulce. Es un alimento perfecto”, afirma Roberto. Consciente de las exigencias del mercado luce su última joyita: un sistema que extrae casi el 100% del oxígeno de la cámara de frío, transformándola en una cámara presurizada a la que habrá que entrar con máscara para poder respirar. Esa nueva tecnología permitirá alargar y mejorar el período de pos – cosecha de la fruta.

roberto ammPero la guinda de la torta es sin duda la puesta en marcha de un biodigestor con capacidad de producir 200 KW, primero de tal capacidad en Chile. Roberto es así uno de los primeros agricultores chilenos que vendrá energía a una compañía eléctrica.


La instalación se caracteriza por una cúpula azul que cubre un pozo que recibe los purines de las 1.200 vacas lecheras y los restos de la producción de manzanas, peras y kiwis del fundo. Los gases obtenidos serán inyectados en un generador eléctrico.


Funcionando a plena capacidad, podrá iluminar el equivalente a 20 mil ampolletas. Como los $510 millones que costó el sistema, salieron del bolsillo de Roberto, está su legítimo interés de comenzar a vender su electricidad pronto
.

Seguramente para Roberto esta innovación no será la última. Insistirá con nuevas ideas explorando nuevos campos, fiel a su política de siempre, reinvertir en lo que hoy le apasiona: la agricultura. Si alguien quiere más información sobre el tema del biodigestor de Roberto, puede contactarlo en rtammw3@gmail.com

Categories: Noticias

0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *