Con mucho agrado y emoción publicamos el mail que nuestro asociado y Director Abraham Acevedo Campos nos ha hecho llegar con motivo del 34º aniversario de la muerte de Peter que se cumplirá el próximo 10 de Mayo:

“ En 1981 venía yo volando de regreso a Santiago en un flamante DC 10 – 30 recordando a mi entrañable amigo y compañero de curso a quien no pude acompañar en su funeral. En un momento de tranquilidad escribí entonces lo siguiente en su memoria:

C.D.A. don Peter Von Unger Joergensen
‘ A veces, todo sucede demasiado rápido, quizás si tanto que en un principio no alcanzamos a entender su real magnitud. El “Peta” Von Unger, ejemplar Capitán de Aeronave, hijo generoso, esposo y padre noble y tierno, incomparable amigo, amó la vida y los aviones intensamente y disfrutó de ambas cosas como sólo él podía hacerlo.

Sus extraordinarias dotes profesionales lo llevaron a hacer cursos  para instructor de pilotos en Seattle, USA y en Manchester, Inglaterra y todo lo que allí aprendió lo vertió corregido y aumentado en todos nosotros. Así nuestros conocimientos fueron mejores, nuestros vuelos más tranquilos y nuestros aviones, más seguros aún. Durante casi 20 años disfrutamos de su presencia, de su alegría de vivir, de su tremenda cultura, de la profundidad de sus juicios, de su clase innata. Pero partió el amigo y nos dejó sumidos en el dolor y el desconcierto, reflexionando en cuan efímera es la vida.
Un pequeño avión remontó los cielos con un ánfora, su esposa y un hermano a bordo, y sobre la imponente cordillera esparcieron sus cenizas dando cumplimiento así a sus últimos deseos.

Los paisajes más bellos que algún día vi los he visto desde la cabina de un avión y esta noche al recordarlo desde el mismo asiento que él ocupara tantas veces, disfruto plenamente de la belleza de su alma, tal como otras veces disfruté de una nube muy blanca, una enorme luna llena, de una puesta de sol o de la magnificencia de un amanecer.’

El próximo 10 de Mayo se cumplen 34 años de su partida pero su recuerdo yace en nosotros, sus amigos y colegas, tan fresco como estas mañanas de otoño.”


0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *