(Según antecedentes proporcionados por su hijo Julio Cristóbal Carmona Cordal)

Los apellidos Carmona y Lopehandía corresponden a figuras de la época pionera de la historia de Línea Aérea Nacional. Tanto Luis Carmona Lopehandía, como Héctor Lopehandía Collao son “millonarios del aire” de la década del 40 y su historia ha sido registrada en esta sección Crónicas (15.08.2007-Comandante Luis Carmona Lopehandía y 1.08.2006-Héctor Lopehandía Carmona, primer Bi y Tri millonario del aire).

Gracias a su hijo Julio Cristóbal hemos podido recuperar también una breve reseña del hermano mayor de Luis Carmona L., Julio, que a diferencia de su hermano menor que aprendió a volar en el Club Aéreo, se formó como piloto en la Aviación del Ejército.

Los recuerdos que tiene Julio Cristóbal de su padre son muy limitados ya que tenía sólo dos años y medio de edad en la fecha de su prematura muerte. Por tanto su relato y las imágenes provienen de su madre, ya fallecida, y de oídas de los abuelos y otros parientes.

Cuenta Julio Cristóbal que su padre “formó parte de una juventud ‘romántica’ tal vez pre ‘idealista’ a la que se le cuelgan muchas aventuras que a veces parecen exageradas pero que con el tiempo he llegado a creer, aún sin tener demasiadas pruebas, de que realmente sucedieron. Así me contaron que mi padre fue unos de los primeros en lanzarse en paracaídas, en hacer “loops” y otras piruetas en el aire o incursionar en los Andes en busca de oro. Sólo tengo estas pocas fotografías ya que su gorra de piloto, sus anteojos amarillos y su Longines que atesoraba mi madre para cuando yo fuera mayor, se los robaron demasiado pronto”.

 

image001

“Mi padre Julio Carmona Lopehandía, nació el 12 de Abril de 1913 en Santiago en el domicilio de mis abuelos Luis Carmona Lopehandía y LuisaLopehandía Sáenz, en calle Río de Janeiro 397 en la comuna de Recoleta y falleció el 6 de Abril de 1941 en la misma casa, a causa de una tuberculosis pulmonar a la edad de 28 años adquirida o intensificada probablemente durante su participación en el puente aéreo de ayuda a los damnificados del sur en el terremoto del 39. Era el segundo de cuatro hermanos uno de los cuales, y con quién fue siempre muy unido, era mi tío Luis, “el tío Luchito”, (padre de mis primos Luis Ricardo y Javier Carmona Bennett, también pilotos) a quién él mismo entusiasmó para empezar a volar.

 

El mismo que, años más tarde, protagonizaría el aterrizaje forzoso en el norte con el Fairchild reconstruido en el Museo. Cuentan que en esa ocasión mi padre sobrevoló el desierto hasta que dio con el lugar del accidente lanzándole agua y otros víveres y organizando luego su rescate por tierra”.

“Mi padre contrajo matrimonio con mi madre Marta Cordal Maggi el 7 de Enero de 1938 y yo nací el 15 de Octubre de ese mismo año. En el certificado de matrimonio aparece como profesión “piloto”, de 24 años de edad y Cédula de Identidad Nº 486426. Celebraron la fiesta de matrimonio en las dependencias del que fue hasta hace poco el Aeropuerto de Los Cerrillos”.

“No tengo mayores antecedentes de su infancia pero sé que fue un niño muy activo, imaginativo y aventurero lo que concuerda con sus incursiones posteriores en la Escuela Militar entre 1927 y 1929 donde en campaña conducía las típicas motos con “Side Car”. Luego, en la recién creada Línea Aeropostal precursora de Línea Aérea Nacional LAN, fue seleccionado de entre un grupo de jóvenes por el mismísimo Comodoro Arturo Merino Benítez  para integrar un grupo de jóvenes pilotos entre ellos Jorge Verdugo y Eduardo “Lalo” Lazo quienes fueron sus grandes amigos. Después de un período de instrucción a comienzos de la década del 30 empezó a volar al norte, a Antofagasta y al sur hasta Puerto Montt, con correo primeramente y después hasta con 15 pasajeros. Dicen que sólo una vez se negó a hacerlo ya que le exigían que llevara unas monjitas” (…).

image004 image005

Cadete Escuela Militar1927

En campaña 1928

 

“También dice la leyenda familiar que siendo instructor de otros más jóvenes solía ‘tirar el bastón’ para probar el temple de sus alumnos. Ignoro si era la norma general o debido a que su enfermedad ya se había declarado, el carnet de piloto era renovado anualmente para comprobar ‘aptitud física’ y el último que está en mi poder tiene fecha  12 de Enero de1939” .

Efectivamente hay muy pocos antecedentes del paso de Julio Carmona Lopehandía por la Aviación del Ejército y la LAN. En todo caso aparece en Lan compartiendo actividades de piloto en 1937 probablemente con Eduardo PeróFreire, Eduardo Lazo Preuss, Francisco Larrain Peró y  también el antiguo aviador, Luis Omar Page. En 1939 compartiría en LAN además junto a su hermano Luis (ingresado en 1938), con los pilotos Capitanes César Lavín Toro, Héctor Lopehandía Collao, Sergio García Huidobro, Emilio Tusschaens Bastil y el copiloto Carlos Wulf Droppelmann. También se registra su participación como piloto en los vuelos de apoyo a los damnificados de la zona del terremoto de Chillán en Enero de 1939 y que según su hijo habría afectado irremediablemente su salud. Ese último año habría compartido además de los pilotos ya señalados, con Alfonso Moreira Arriagada, Eduardo von Bischoffshausen Vidaurre– Leal y Manuel Barría. A fines de 1939 ya formaría parte de la nómina de pilotos Lan.

 

image007

 

image009 image011