“Muchas gracias  por interesarse en la persona de mi abuelo y por tan valiosa información adjunta. Creo que la vida de mi abuelo vale la pena que la conozcan, ya que fue un hombre encantador  y un caballero, además de un gran y apasionado  piloto de LAN. Personalmente tengo algunas fotos con su  uniforme muy guapo y avión (Potez), pero me gustaría recopilar algunas mas si es posible para poder editarla y así amenizar también el ensayo que mi padre escribió.

El ensayo es muy hermoso  visto desde la perspectiva de su hijo de 10 años (mi padre) chocho y orgulloso de su padre cuando lo llevaba de paseo a Cerillos en su Studebaker del 42, a chequear los aviones junto a mi abuela, era un Gran paseo. Es también la historia de mi abuelo y la relación con su avión Gipsy Moth. Mi abuelo al fallecer dejó a la Marta Ariztía viuda con seis hijos que hasta hoy lo lloran. Fue una gran pena ya que los niños tenían  entre 14 y 5 años  y estaban muy orgullosos de su padre.

Creo importante que se escriba su biografía, es parte de la historia y adjuntarla con la de tantos que dieron su vida en los inicios, tanto de la aviación como de LAN CHILE. Mi padre Cristian Larraín Ariztía (hoy de 84 años) y su hermano Eduardo Larraín Ariztía (fallecido hace muy poco) fueron pilotos civiles de Tobalaba.”

Si bien proporcionamos a la Sra. Larraín la información que teníamos disponible (que lamentablemente no era mucha), invitamos a todos los que pudieran aportar más detalles y fotografías sobre la vida y la época en que Francisco Larraín Peró se desempeñó como piloto LAN (1937-1943) remitírselos a su nieta María Cristina (mc.larrain@123.cl).

Francisco Larraín Peró muere cuando el avión Potez N° 2 de LAN que piloteaba, se precipita al mar el 18 de Enero de 1943, desde gran altura, con sus pasajeros, a una milla del lugar denominado Caleta Quebrada Honda (Al Norte de Pta. Teatinos).


0 Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *