corthorn

El 30 de Noviembre de 2011 nos dejó, “Marino”, Raúl Corthorn Lois, un asociado que por extensos períodos tuvo en sus manos los destinos de nuestra institución. Un compañero y colega que se entregó sin reservas a defender y luchar por los intereses y necesidades de los pilotos de Línea Aérea Nacional de Chile. Estuvo una destacada y lata participación tanto en el gremio de los pilotos activos como también, posteriormente, de los pilotos retirados.

Su apelativo de “Marino” con que todos le conocimos proviene obviamente de su paso por nuestra Armada, donde el año 1941 egresó como oficial a los 20 años de edad. Curiosamente tuvo dos  compañeros de promoción que posteriormente seguirían su carrera militar como oficiales de la Fuerza Aérea y más tarde, igual que él, como pilotos Lan: Pablo Pfingsthorn y Federico Niemann.

Como Teniente 2ª de la Armada tuvo el privilegio de compartir recién finalizada la segunda guerra mundial un entrenamiento como piloto en el portaaviones USS Wright cuando en la armada chilena recién se estaban dando los primeros pasos en cuanto a aviación.

Desde la cubierta del USS Wright, a Raúl le tocó salir con otros pilotos chilenos (Teniente 2º Roberto Vargas Biggs y los Subtenientes Eduardo Allen Hahan, Sergio Calvo Salas, Gastón Lagos Carretón, Carlos Acosta Ramírez, Raúl López Silva, Eugenio Bravo Crowley–Boevey, Oscar Pickering Lewin y Carlos Borrowman Sanhueza),en misiones de reconocimiento y prácticas de combate en aviones cazabombarderos y torpederos, obteniendo luego el título de Aviadores Navales de la Marina de los Estados Unidos de Norteamérica.
Esta experiencia lo derivó definitivamente a la actividad aérea, desarrollándola primero como instructor de Vuelo en el Club Aéreo de  Valparaíso en El Belloto.

ercoupe

En esa época, entre el  8 y el 10 de Enero de 1953 para ser más precisos, se celebró en La Serena una concentración nacional de 56 Clubes Aéreos (80 aviones y unos 200 pilotos), que curiosamente me haría coincidir con Raúl sin saber que años más tarde compartiríamos como pilotos en  Lan.
Yo había egresado recién como flamante Alférez de la Escuela de Aviación y disfrutaba mis primeras vacaciones como Oficial en Osorno.

Sin haber tenido nunca algo que ver con el Club Aéreo local fui contactado para hacer de acompañante (piloto de seguridad) de don  Fernando Hubach, quien participaría en la concentración en un avión monomotor Ercoupe de su propiedad que en realidad yo desconocía totalmente. En todo caso era un avioncito muy fácil de volar, no entraba en espín ni en carrusel, y se comportaba mejor que otros aviones con viento cruzado. Con el entusiasmo y la ingenuidad de mis 20 años acepté la petición que además era con todos los gastos pagados. Si hubiese tenido un poco más de conciencia de mi condición de flamante oficial de la Fuerza Aérea recién graduado, tal vez lo habría pensado dos veces antes de aceptar y me habría evitado incomodidades  (“…tiene Ud. permiso para esto… ?”) frente a Oficiales de mayor graduación (Cdte de Escuadrilla Eduardo Jensen y por la DGAC el Capitán Enrique Maurin) en la clausura del evento que,  algo perplejos le entregaban uno de los trofeos correspondientes a la prueba de Gymkana,  a un oficial en una competencia de aviadores civiles. Lo curioso de todo esto es que en esa concentración aérea participó Raúl y fue precisamente él, el ganador de la Gymkana.

Raúl había ingresado a LAN en el año 1952 compartiendo su curso con José Enei Vidal, César Álvarez Ortiz, Héctor Araya Valdés, René Bobe Venegas, Mario Bontempi Marraccini, René González González, Eduardo Montes Peña, Oscar Tapia Contardo y Federico Wünsch Pacheco. Por su preparación previa en la Armada fue rápidamente incorporado como Profesor de Navegación en el Centro de Instrucción de Lan. En la empresa también encontraría  a la mujer que lo acompañaría por el resto de su vida, la entonces Auxiliar de Vuelo de Lan, Haydee Caraccioli. El matrimonio, a lo largo de los años, se vería enriquecido por cuatro hijas. Aún cuando intentó lograr una destinación a Punta Arenas, donde pasó varios períodos de vuelos de reconocimiento con Jorge Rivera A., razones familiares le impidieron concretar ese deseo. En 1956 ascendería a Capitán de Aeronave con la primera antigüedad de su curso.

Si bien Raúl hizo una notable carrera como Capitán Instructor en aviones DC-3 y posteriormente como Comandante de aviones DC-6B, siempre se destacó por su preocupación por los problemas laborales de los pilotos. Es así como no faltó en la Asamblea celebrada el 27 de Mayo de 1961 en que se acuerda y firma el  Acta de fundación y se aprueban los Estatutos del Círculo de Pilotos de Línea Aérea Nacional. La directiva de la nueva corporación gremial estaría constituida por los siguientes pilotos: Presidente, señor Rafal Salas C., Secretario, señor Abraham Acevedo C., Tesorero señor Humberto Boellert H. y Directores señores José Sierra y Kurt Thiele. Los pilotos empiezan a tomar conciencia de la importancia de reglamentar las horas de vuelo y la inquietud es recogida por la DGAC que emite las primeras disposiciones al respecto.

Aprovechando las buenas conexiones que Raúl mantenía con políticos influyentes de la época fue invitado a participar en 1964 en el proyecto de creación del Colegio Nacional de Técnicos Aeronáuticos. Así fue como se formó un “Comité Pro-Colegio” representativo de todas las especialidades aeronáuticas, cuyo único objetivo era hacer una pronta realidad este anhelo técnico profesional. El comité quedó formado como sigue: Presidente: Sr. Carlos Chávez T., Vice Presidente: Sr. Raúl Corthorn L., Secretario General: Sr. Luis Farias R., Tesorero: Sr. Mauricio Sotz C., Relacionador Oficial: Sr. Jorge Ihnen, Delegados de las Especialidades: Señores Jorge Nordenflicht  – Pilotos de Transportes, Hernán Ortiz C. –  Radiotelecomunicacioncs, Duberli Moyano A.  – Meteorología, Hugo Faez  – Ingenieros de Vuelo, Juan Padilla – Técnicos civiles Fach, Mario López  – Técnico de otras compañías aéreas, dos técnicos de Aviación, uno de LAN y otro de PANAGRA, GRACE & CIA. Lamentablemente la iniciativa no prosperaría a pesar del patrocinio de diversos Diputados (entre ellos Ana Eugenia Ugalde) y del entonces Rector de la Universidad Técnica del Estado, Horacio Aravena.

Por otra parte el Círculo de Pilotos de LAN no había logrado levantar vuelo desde la fecha de su fundación en 1961 y sus asociados se mantenían más bien alejados de su funcionamiento, al menos por lo que de esos años se sabe. Recién a partir del 6 de julio de 1965 volvemos a tener un registro del accionar del Círculo. Se trata de la celebración de una Asamblea Extraordinaria en el Centro de ex cadetes y Oficiales de la Armada “Caleuche” bajo la presidencia de  Jorge Rivera Alonso, el Director, Raúl Corthorn Lois; el Secretario,  Fernando Ocampo Maureira; el Tesorero,  Alejandro Fornés Schaeffer y como invitado especial,  el abogado David Briner. Asisten 31 asociados lo que al parecer era todo un éxito, en circunstancias que la totalidad de los pilotos eran 94. El solo hecho de celebrarse en el “Caleuche” hace presumir la intervención activa del entonces Director Raúl Corthorn. Este Directorio comienza a tener una actividad creciente al ponerse de actualidad temas que interesan y preocupan  vivamente a los pilotos y que de alguna manera tienen que ver con los planes de expansión impulsados por la administración de Eric Campaña.
A raíz de la renuncia de Jorge Rivera Alonso, Raül Corthorn pasa a ocupar la Presidencia del Círculo a partir de Marzo de 1966 aproximadamente por un año. Tras su renuncia en 1967 es reemplazado en la Presidencia por Humberto Boellert.

corthornyvidal

 

Raúl Corthorn se retira de LAN y pasa a ser un activo participante de las asambleas de la Asociación de Pilotos en Retiro de Línea Aérea Nacional, siendo elegido por primera vez Director a fines de 1971 y Secretario un año después hasta 1973. No volverá a participar como asociado hasta 1979. A raíz de la renuncia en 1988 del Presidente Hernán Mujica Bordali, Raúl asume la Presidencia de la Asociación en 1989. La ejercerá durante 12 años en forma ininterrumpida. En la asamblea del 31 de Mayo 2001, Raúl manifiesta que no desea continuar debido a múltiples razones; principalmente por lo extenso del período que lleva en el cargo de Presidente y está próximo (el 28 de Junio) a cumplir 80 años. Se despide agradeciendo  a todos los directores y asociados presentes en la asamblea por el apoyo y confianza que se le dio durante su desempeño como Presidente de la asociación. Lo reemplazaría en el cargo Claudio Baquedano.

Reunión Noviembre 1990, Raúl con nuestro asociado Alejandro Vidal

Para referirnos a todo lo realizado en aquellos 12 años por el Presidente de nuestra Asociación tendríamos que escribir una crónica especial porque tuvo que abordar temas importantes y en muchos casos trascendentes para la situación general y particular de los asociados. Sólo habría que señalar que una presidencia tan prolongada sólo se explica por la gran confianza que mereció su gestión todos esos años. Es cierto que no todo lo que se propuso terminó exitosamente, pero es indudable que lo persiguió siempre con ahínco y perseverancia.

Raúl mantuvo estrecho contacto con la Asociación mientras lo acompañó su salud. Contaríamos con su grata presencia en nuestras reuniones semestrales (modalidad de almuerzos y comidas que el mismo instauró para motivar la asistencia de los asociados) hasta el año 2006.

corthornyveloso

corthornycaraccioli

Raúl con el asociado Gastón Veloso

Raúl con su señora Haydee Caraccioli