El gaje del oficio ese, “el de Asiana en la cola del Aeroflot lo presencié. La foto no le hace justicia a la exhibición de descriterio del capitán de Asiana, que continuó con los motores andando mientras el combustible salía a chorros de su motor # 1 que (no se ve en la foto) fue el primero averiado contra la punta de ala izquierda del Aeroflot.

Que haces tú en una losa repleta de aviones cuando destruyes tu motor #1 en una punta de ala?

Bueno, si eres un piloto cojonudo de Asiana no haces eso, sino que le metes cacao y enchufas la punta de tu ala en la cola del Aeroflot en la manga de embarque. ¿Y si eso no funciona? Más cacao, hasta arrugar al Aeroflot contra el edificio.

Sólo en ese momento te resignas a ser ” pillado, ” y resuelves no seguir empujando aviones rusos contra el terminal.

Pero. … detener los motores? ¿Con la losa inundada de tu propio combustible? ¡Por ningún motivo!

Primero, – declaró -, hay que terminar de redactar el reporte y cerrar el libro de vuelo.

Un mecánico valiente lo increpó por el interfono, ya que a la torre no le hacía caso. Y con eso finalmente apagó los motores y se dio por terminado el incidente; pero fueron unos 20 minutos muy tensos en el aeropuerto entero debido al combustible.”

 

“Gaje del oficio” hacia fines de 1998

 

Adicionalmente, Jaime manifiesta que más que aeronáutico el caso podría considerarse más bien de tipo cultural y que “ Asiana era entonces una Cía. coreana relativamente nueva, y relativamente distinguida de KAL, la cual, por asunto cultural de rango, ínfulas y una especie de …prohibición nacional estricta de quedar mal – lose face  –  o dejar mal a los superiores, estaba teniendo accidentes fatales tan a menudo … que tuvo que ser intervenida por Delta para normalizar sus operaciones al punto de ser aceptada por los consorcios aseguradores de aviones comerciales de nuevo.

Lo mismo había pasado con China Airlines, de Taiwán, cuando yo ingresé a principios de 1998. Estuve basado por China Airlines en Anchorage por tres años, – y en Luxemburgo por uno -, antes del término de mi contrato justo antes de cumplir 60, cuando, el mismo día, ingresé a Air Atlanta Icelandic, donde pude volar hasta cumplir 65”.

Jaime Bordes sigue hoy ejerciendo actividades como instructor de simulador en Kuala Lumpur, en Malasia, hasta Mayo del año próximo.

(Ver también CRONICAS 31.08.2014 JAIME BORDES, del Aeronca al B-747)