Como Asociación de Pilotos LAN (R) compartimos el pesar de tantos que tuvieron la suerte de conocerlo. Con mucha generosidad permitió que publicáramos gran parte de sus memorias “Por amor al vuelo” (Ver en CRONICAS: 31.08.2015, En alas del C-46 a la aviación comercial, 15.09.2015 Nuevo desafío en la aviación comercial, 15.10.2015  De empleado a empresario y en ALMA MATER: Curso 1956).

 “En El Mercurio de hoy sábado sale publicado el fallecimiento de nuestro contertulio y miembro del Club de la Amistad, Santiago Figueroa Navarrete (QEPD), Capitán de Bandada (R) de la Fuerza Aérea, Curso EA 1956-58.

“Chago” como era conocido en el ámbito aeronáutico, tras su retiro de la FACh incursionó en la aviación comercial nacional, primero en los taxis aéreos y posteriormente en el transporte de carga en los viejos Curtiss C-46, para finalmente comenzar a operar en los vuelos a isla Robinson Crusoe, ruta en la cual llegó a ser uno de los más experimentados pilotos.

Actividad en la que a la postre creó su propia empresa “Transportes Aéreos Isla Robinson Crusoe”, mediante la cual por años unió aquella lejana posesión insular con el continente y a la que puso término cuando consideró que su misión estaba ya cumplida.

Siendo aún un joven oficial, tuvo la desgracia de perder a su hermano Gracián, subteniente de la Fuerza Aérea, quien como tripulante del B-26 N°838 del Grupo de Aviación N°8, el 10 de mayo de 1962 se extravió en un vuelo de instrucción, sin que hasta la fecha sus restos hayan sido encontrados.

Misterio que siempre lo atormentó al no saber que había acontecido con él y que ahora tras su partida debe habérsele develado.

Acogido al retiro hogareño, vació sus vivencias aeronáuticas en “Por amor al vuelo”, libro que Mago Editores editara en junio de 2006 y que alcanzó gran éxito comercial. Obra que hoy en día es imposible encontrar salvo en alguna librería de viejo.

A nuestro club se incorporó hace algún tiempo, donde se sentía a gusto compartiendo con camaradas de un mismo ideal, pero del cual muy a su pesar se alejó por tener que atender necesidades familiares en los mismos días en que nosotros nos reunimos. Lo que, dado a vivir en Maipú, le hacía muy difícil compatibilizar ambas actividades, según me lo comento cuando no hace mucho me llamó para darme las excusas por sus ausencias a nuestros almuerzos (Club de la Amistad – Ultimo jueves de cada mes – Club de Campo Quinchamalí).

Aquejado de un agresivo mal, para el que la ciencia médica aún no encuentra respuesta, acostumbrado a desafiar el océano, ahora ha emprendido aquel que Joseph Kessel definiera como “El cruce del gran silencio”.  Chago descansa en la paz del Señor. Sergio Barriga Kreft”.


1 Comment

Juan Javier Vargas Oria · Agosto 31, 2018 at 6:46 pm

estimados amigos
Tengo este libro en venta :
https://picadelibro.blogspot.com/2018/03/por-amor-al-vuelo-santiago-figueroa.html
Por Amor Al Vuelo / Santiago Figueroa Navarrete

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *