En el mes de agosto de este año recibimos un correo del Sr. Thorsten Kluge (2) solicitándonos desde Alemania mayor información sobre un avión Messerschmitt Bf 108 Taifun que se habría vendido a LAN alrededor de 1942. Dadas las referencias precisas en su correo, era evidente que el Sr. Kluge había tenido acceso a la información ya publicada en nuestro país (y en parte incluida en nuestra página www.pilotosretiradoslan.cl). Sin embargo sus dudas, entre otras, tenían que ver con la matricula del avión mientras estuvo en propiedad de LAN, fechas precisas de la compra y de la venta del avión por LAN, su pintura (con los distintos dueños), signos de identificación y sobre todo fotografías. Pero la novedad, al menos para nosotros,  era que el avión había sido vendido a un Museo en USA.

 

Nos dimos cuenta lo poco que pudimos aportar a las inquietudes de nuestro amable  lector alemán, particularmente en cuanto al paso del avión por LAN CHILE, dado a que la documentación histórica y el patrimonio gráfico de LAN CHILE se perdieron completamente al transformarse en una empresa privada. Sin embargo, los afanes del Sr. Kluge nos motivaron a emprender nuestras propias averiguaciones.

 

Para empezar comenzamos a buscar localmente lo que ya se había publicado sobre este avión y dimos solo con tres autores: El Sr. Sergio Barriga Kreft (3) (Ver NUESTRA HISTORIA – De los Lockheed Electra a los Douglas C-47 y De los Douglas C-47 a los Martin 202), el Sr. Alberto Fernández Donoso (4) (Presencia Europea en la Historia Aeronáutica de Chile) y Hugo Marín Lezaeta (5) (Trayectoria Histórica del Club Aéreo de Santiago 1928 – 2012).

 

El único testimonio de un piloto Lan que voló el avión es el que dejó Patricio Delano. Lo menciona en su Biografía (Ver CRONICAS – 15.06.2013-Patricio Délano Barrios y su breve paso por LAN) como avión de instrucción: “Sólo había (en LAN) un avión Messerschmitt “Taifun” con el que practicábamos aterrizajes. Era un lindo avión, con tren de aterrizaje retráctil y flaps. Andaba haciendo demostraciones de vuelo por Sudamérica cuando lo sorprendió la guerra (Circunstancia que no se ha podido demostrar). Era un avión de turismo, muy avanzado para su época”.

 

Lo del vuelo de demostración que lo habría sorprendido en Chile  (quedando forzadamente en el país) – que también comparte el Sr. Hugo Marín L. (5) podía ser desmentido por otras evidencias que más bien apuntan a una compra y envío directamente de la fábrica (T. Kluge).

 

El paradero actual del avión (con matricula visible CC-PWA)  en un museo de USA nos fue confirmado, entre otros, por el Sr. Marcelo Schoenherr (6), quien además nos proporcionó el link del museo “Fantasy of Flight” donde se está restaurando. ¡Es la parte más fascinante de la historia del Taifun “chileno” y que está íntimamente ligada, también, a la de un personaje extraordinario, el Sr. Kermit Weeks (7)!

 

“Since the dawn of time, man has been fascinated by flight.”
“That fascination is a physical reflection of what we all long to return to.”
“We all fly in our dreams and when we awake, we long for that inner freedom.”
“I hope the fantasy of flight will help light that spark within, to continue you on your journey.”
Kermit Weeks

 

Por otra parte el Sr. Ivan Siminic nos remitió gentilmente copia de las sucesivas matriculas del avión (8) en que consta que el primer dueño fue el diputado Carlos del Campo Riveros (9), pasando luego sucesivamente a LAN, al Sr. Emilio Schoenherr  Siebert(6) y finalmente al piloto del Club Aéreo de Osorno  Otto Weiss Altenhofen (10).

 

Esta recopilación de datos de distintas fuentes solo pretende motivar e incentivar a los historiadores y amantes de los aviones. Ojalá que ellos logren iluminar el oscuro período del avión en manos del diputado Carlos del Campo y de Línea Aérea Nacional – LAN. Son muchas todavía las incógnitas de sus primeros ocho años de vida en Chile.

 

 

*

 

Esta representación artística sólo cabe explicarla como una imagen de promoción de la fábrica para “entusiasmar” a la Fuerza  Aérea de Chile. El intento, en todo caso, no prosperó.

 

 

 

*

 

 

(1) Avión Bf (Me) 108 Taifun

 

Taifun (tifón en alemán) fue la designación que se le dio al modelo de avión alemán Messerschmitt Bf 108,  (coloquialmente Me 108), un avión ligero monomotor de cuatro asientos del fabricante alemán Bayerische Flugzeugwerke BFW (Bf) y la empresa Messerschmitt AG (Me).

 

Entre 1936 y 1942, se construyeron alrededor de 509 del modelo B de estos aviones (que corresponde también al de LAN). Entre 1936 y 1940 se alcanzaron a exportar  119 Bf 108, entre ellos, 1 a Brasil (1936), 1 a Chile (1938) y 2 a EEUU (1936-1937).El avión que pasó por LAN (como CC-LON en 1942/45 y que sirvió como entrenador  de vuelo nocturno e instrumental para  los pilotos LAN y probablemente como enlace para la empresa) fue construido y vendido en 1938 a Carlos Del Campo R. con Nº de Serie de fabricación 1.914 (T. Kluge).

 

El modelo Bf 108 batió numerosos récords y tuvo notables éxitos deportivos. Está estrechamente relacionado con el nombre de la aviadora deportiva alemana Elly Beinhorn y su apodo Taifun proviene de su maratónico vuelo Gleiwitz – Constantinopla – Berlin/Tempelhof, en un día, en 1935 (raid de 3570 km en 12 hrs y 38 min).

 

Elly Beinhorn

 

 

Willy Messerschmitt (con sus ingenieros Robert Lussier, Richard Bauer y Hubert Bauer) intentó lograr con su diseño el “avión ideal” que incorporó muchas innovaciones técnicas, adelantadas a su tiempo. Un avión aerodinámico, competitivo y apto para viajes rápidos. En comparación con otros aviones metálicos de la época, ofrecía mayor carga útil y menor peso.

 

Placa del motor original ARGUS As 19 C Nº 4447428 del Taifun “chileno” en restauración en el museo Fantasy of Flight

 

Hoja de bitácora del CC-PWA con Nº motor 4447428. Las 385:20 horas podrían corresponder a las horas que tenía el avión al momento de pasar a propiedad del último dueño, el Sr. Weiss.

 

 El Bf 108 era muy maniobrable  a altas velocidades y también en vuelo lento. El tren de aterrizaje retráctil (de operación mecánica) era tan poco familiar en esa época que se estimó conveniente instalar un dispositivo de advertencia audible para evitar el olvido de extensión. Contaba con rueda de cola (en vez de patín), flaps y un motor de ARGUS de 240 hp con una hélice de dos aspas. Disponía de una manivela que permitía su arranque en forma manual (como los Fairchild PT-19).  Sus alas eran plegables de modo de facilitar su transporte y estacionamiento en espacios reducidos. Otras de sus características generales: velocidad de crucero 300km/hora, 1000   km de alcance, techo de servicio 5.000 mt, peso vacío 880 kg y peso máximo de despegue 1385 kg.

 

Dos fotografías proporcionadas por don Thorsten Kluge permiten sacar interesantes conclusiones.

 

Esta foto (der.) habría sido proporcionada al museo Fantasy of Flight por alguien en Alemania. Es la misma persona que habría afirmado que se trata del avión adquirido por el Sr. Campos.

Se tomó en el aeródromo de la  fábrica en Regensburg 1938, donde se muestran dos Bf 108 (izq). Al fondo se aprecian una corrida de árboles idénticas a las que aparecen en la foto del Taifun “chileno” en la fábrica (der).Su color original se presume fue azul oscuro (CC-LON) y que fue repintado (como se descubre en la restauración) con beige claro y letras amarillas (CC-PSS) y finalmente beige más oscuro y franjas celestes (CC-PWA).

 

 


 

 

La cola muestra la leyenda 50 CHILE y con más atención puede apreciarse claramente “Carlos del… insinuando el nombre completo de Carlos del Campo. En el ala apenas se distingue el emblema, pero podría apostarse por el escudo chileno.

Estos detalles respaldan la teoría de la adquisición directa del avión por Carlos del Campo a la fábrica. No existe claridad sobre el medio de transporte que se utilizó para su envío a Chile. Lo más lógico sería presumir que fue por vía marítima, encajonado (T. Kluge). No aplicaría entonces  la versión del avión en gira de promoción por Chile y que habría quedado “varado” por la proximidad de la 2ª Guerra Mundial generando una compra por conveniencia del Sr. Del Campo.

“No queda claro si  “50 Chile”  correspondía a una orden del comprador o siempre fue pintado así  en los modelos de exportación de BFW (y después era borrado). Si pudiera encontrar una foto de un Bf-108, destinado en esa época para el extranjero, tendría algo para comparar. Lamentablemente, todas las fotos de aviones (saliendo de la línea de producción)  encontradas hasta ahora solo muestran Bf-108 para el mercado alemán con la identificación habitual  entonces.” (T. Kluge).

 

 

(2) Thorsten Kluge

 

El “Taifun” chileno abrió la posibilidad de establecer un contacto muy grato y enriquecedor con el Sr. Kluge. Para comenzar lo conocimos en su calidad de apasionado por los aviones.

 

 “Tengo 45 años, soy especialista en TI (Tecnología de la Información) y actualmente vivo cerca Bayreuth en la Alta Franconia (Baviera septentrional). Comencé a volar a los 8 años cuando mi papá restauró un Luscombe 8f a un piloto amigo. Fue el primer avión, que se me permitió controlar. A la edad de 16 años, volé un  planeador y más tarde aviones a motor.

A finales de los 80 decidimos buscar  un avión con 4 asientos y nos pareció una buena idea comprar y restaurar un Bf-108. Sabíamos que en un granero de Polonia había uno abandonado. Como no llegamos a acuerdo con el dueño compramos un Cessna 170 A de 1949, que restauramos completamente. Con este avión ya podíamos hacer vuelos más largos sin tener que entrar en conflicto entre equipaje y combustible, como sucedía con el Luscombe. 

 

A mediados de los 90 vendimos el C170 porque el Bf 108 de Polonia había sido puesto en venta.  Desafortunadamente, mi padre se enfermó y  falleció poco tiempo después. Me mantuve activo en aviación hasta que por razones de salud tuve que dejar de volar. La verdad es que ya antes había pensado dejarlo por los crecientes costos (licencia, mantenimiento) y cada vez  mayores restricciones

 

Ambientalistas, activistas por los derechos de los animales, conservacionistas y residentes próximos a los  aeródromos presionan constantemente para tomar medidas contra la aviación privada porque supuestamente contamina el aire, causa ruido, pone en peligro a pájaros e insectos etc.  etc. Todo eso al final le quita a uno las ganas de volar, especialmente si uno compara las condiciones de vuelo en los EEUU y en Australia, la libertad que se goza y sus menores costos.  En un pequeño poblado de  Australia aterrizamos en la calle para ir de compras y en los Estados Unidos aterrizamos en el prado detrás de la casa o en una meseta rocosa para acampar. Eso sería absolutamente imposible en Alemania.

 

Pero a pesor de todo eso, mi amor por los aviones antiguos se ha mantenido. De mi especial interés son los aviones Messerschmitt. Cada vez que aparece una de esas máquinas me empiezo a interesar por su historia. Especialmente cuando se trata, como en este caso, del único Bf 108 Taifun expedido a Chile. Debo reconocer que no solo me interesan  los aviones antiguos. También me interesan los autos antiguos, particularmente los  Mercedes Benz. Ya llevo tres restaurados, del  1973, 1981 y 1992”.

 

Junto con brindarnos su “perfil”, el Sr. Kluge profundizó algo más en su investigación. Su opinión y observaciones en otros  párrafos del presente  trabajo los identificamos con: (T. Kluge).

 

Nos relata que no sólo LAN  sufre la ausencia de archivos asequibles a los investigadores, sino también sucede con los de la fábrica  Bayerische Flugzeugwerke  (BFW). Willy Messerschmitt se hizo cargo de la BFW en 1938, donde previamente había trabajado como diseñador de aviones con su  Messerschmitt GmbH. Después de la adquisición, la empresa se llamó Messerschmitt AG y la denominación de los aviones a partir de 1938 cambio de  “Bf” a “Me”. Durante la guerra algunas plantas de Messerschmitt fueron destruidas por los bombardeos.

 

Terminada la guerra,  muchos documentos de la Messerschmitt AG fueron confiscados por los Aliados. Posteriormente  la Messerschmitt AG se fusionó varias veces con otras empresas, provocando su paulatino desmantelamiento y finalmente  su disolución. La rama de la compañía involucrada en la construcción de aeronaves se integró,  tras otras cuantas fusiones, al “Grupo Airbus”. Todo este proceso contribuyó a la perdida de valiosa información.

 

Sin embargo están apareciendo frecuentemente fotos en internet que provienen de la BFW. Por otra parte en ebay en la actualidad se está haciendo una subasta de fotos de aviones Bf 108 saliendo de la  fábrica de la BFW. Por lo tanto, se puede suponer que, en este momento, parte de  los archivos desaparecidos están en manos privadas.

 

 

En cuanto al otro Bf 108 Taifun (de color gris) vendido en Sudamérica – a la compañía VARIG de Brasil, en 1936 –  el Sr. Kluge  precisa que fue enviado por barco  y estuvo en operación con VARIG desde  el 26 de septiembre al 24 de noviembre de 1936 bajo el registro PP-VAJ. Se desconoce la razón de su tan corto periodo de operación. Curiosamente LAN también hizo uso de su  avión solo brevemente.

 

Bf 108 PP-VAJ Su arribo a Porto Alegre

 

El Sr. Kluge nos documenta otros embarques de este tipo de avión, con matricula alemana,  hacia Brasil:

 

 

 

Embarque a Rio de Janeiro – en Zeppelin LZ 129 “Hindenburg”  el 25 de Mayo 1936- del Bf 108 matricula D-IONO (del mismo color azul que el avión comprado por Carlos del Campo) para hacer vuelos demostrativos por Sudamérica (alcanzando incluso Santiago de Chile) presumiblemente al mando del piloto Otto Brindlinger (T. Kluge)

 

En diciembre de  1937 otro Bf-108 (color gris) también con matricula alemana – D-IBFW –  fue transportado por barco a Rio de Janeiro. Esto, porque ya  no se disponía de dirigibles después que el 6 de mayo 1937  se accidentara trágicamente el “Hindenburg“ en Lakehurst . Esto mismo respalda la afirmación que el avión adquirido por Carlos del Campos  fue despachado por vía marítima. El Taifun “chileno” además se distingue de los otros tres Taifun con presencia registrada  en Sudamérica en que es el único que tiene como año de fabricación, 1938.

 

Relata el Sr. Kluge:

 

“Con el avión D-IBFW, Otto Brindlinger voló en la llamada expedición  “América del Sur” aterrizando casi en todos los países, sobrevoló la cordillera de los Andes y aterrizó el 05 de julio de 1938 en Nueva York vía México, un recorrido total de 44.000 km. Lo acompañaron como pasajeros  el Sr. Von Salomon y la periodista y fotógrafa Inge Stölting (Autora del libro  “Eine Frau fliegt mit” – “Una mujer acompañó el vuelo”-en que se relata la gira). Parte del recorrido (4.000 km) sobre los EEUU se hizo en un dia  para demostrar la rapidez del avión. El sobrevuelo de Nueva York quedó plasmado en una bonita foto.

 

Actualmente  un Bf-108 vuela de nuevo en Alemania con el registro D-IBFW. Sin embargo, este no es el D-IBFW original de la “Expedición a América del Sur”. El registro fue elegido para  recordar el que fuera el  D-IBFW original en gira por América”.

 

“También encontré 3 fotos en un foro. Una fue tomada supuestamente en Alcones (¿?)”:

 

La referencia a “Alcones” no queda clara. En los años cuarenta, al oeste de Marchigüe, efectivamente existía un aeródromo “El Picadero en Alcones”. Si bien la concurrencia calza con un ambiente rural no se explica un “reconocimiento de cancha” (de dos aviones Taifun) en un lugar tan irrelevante. Según el año de presencia de cada uno de los aviones detectados en Sudamérica cabrían tres combinaciones posibles para la aparición simultánea en un lugar de un Taifun gris y otro azul: 1.- 1936 – El PP-VAJ (gris) con el D-IONO (azul) 2.- 1938 – D-IBFW (gris) con el CC-LON (azul) 3.-1938- 1945 – El CC-LON (azul) con el PP-VAJ (gris), probablemente ya no con VARIG, sino  en otras manos.

 

En esta foto, si bien tiene las mismas dos franjas blancas , se aprecia la ausencia de la palabra TAIFUN que se visualiza en el Taifun “chileno”, lo que apuntaria que se trata de uno de los que anduvo en gira de promoción. Esto hace suponer que podría tratarse del  D-IONO en gira el año 1936.

 

 

Tampoco se ha podido determinar el lugar y país en que fueron tomadas las dos últimas  fotos. A juzgar por los overoles blancos podría tratarse  de la gira demostrativa con pilotos alemanes de la fábrica del avión D-IONO (1936).

 

El Sr. Kluge sigue con perseverancia en su investigación:

 

“Mantengo contacto con el Museo Messerschmitt en Alemania que pertenece a la Fundación Messerschmitt y se encarga de la reservación de la aeronavegabilidad de aviones Messerschmitt antiguos. Aunque tienen también un  Bf-108 en su inventario, no  tengo mucha esperanza de obtener más información útil. Los archivos prácticamente desaparecieron  al finalizar la guerra, pero tal vez puedan orientarme  y darme ideas a quien recurrir.

 

También hay un autor en Alemania que hace muchos se está dedicando a los Messerschmitt  e incluso ha escrito varios libros. Se ha trasladado varias veces a los EEUU para investigar los archivos que fueron confiscados por los americanos después de la guerra.  Actualmente estoy intentando de alguna manera ponerme en contacto con él”.

 

Al final el Sr. Kluge se permite un comentario que no podemos menos que compartir:

 

“Finalmente, me gustaría decir que siempre es una pena, que la historia caiga en el olvido. Es triste que LAN después de su privatización no haya demostrado interés en la preservación de su historia. En Alemania muchas empresas se preocupan con mucho ahínco  por  cultivar su historia y eso que tienen  la dificultad de haber perdido todos sus antecedentes a raíz de la guerra. Se esfuerzan en mantener su historia aunque haya sido ensombrecida por los sucesos de los años 40. Una de esas empresas es Lufthansa que en esa línea mantiene una colección de aviones, entre los que cabe mencionar algunos como un Bf-108, un Do-27 y un  Ju-52.

 

Los administradores del  legado de  Willy Messerschmitt también tratan de preservar su obra como constructor de aviones, fundando el Museo Messerschmitt, donde  hay algunos Bf-109 y un Bf-108, así como algunas réplicas de otros Messerschmitt como el Me-262 que se mantiene en vuelo y es presentado  cada año en shows aéreos.

 

Lamentablemente mis últimas averiguaciones con la fundación y el museo Messerschmitt solo confirman la inexistencia de archivos sobre la producción histórica de aviones.  Lo que sí está documentado en el archivo de Airbus es  que solo  un Bf-108 fue entregado a Chile y que corresponde al Nº Serie 1.914 entregado en el año 1938. Sin embargo, no hay constancia del comprador ni el medio utilizado para su envío a Chile.”

 

 

(3) Sergio Barriga Kreft

 

En su Historia de Lan Chile 1929-1964 el Taifun “chileno” se menciona en dos oportunidades:

 

“Asimismo, en coordinación con la Fuerza Aérea y la Misión Aérea Norteamericana los pilotos de LAN hicieron en Santiago un curso de vuelo nocturno e instrumental, empleándose para ello dos aviones AT – 6, uno de la FACH y el otro de la Misión y el avión Messerschmidt Me-108 Taifun, que LAN había adquirido al Diputado CARLOS DEL CAMPO.”

 

“En el viaje a Chile, se hizo escala en Balboa, Panamá, donde LAN tomó posesión de un avión Beechcraft AT -7 adquirido en 20.000 dólares, al cual se dio la matrícula CC-CLN N° 0012 y que venía a reemplazar como avión de instrucción al Messerschmidt Me-108 Taifun, que a comienzos de 1945 había sido vendido en $ 100.000 a un particular.”

 

También aporta la única  fotografía facilitada en su oportunidad por don Alfonso Cuadrado M. El original no está disponible.

 

 

(4) ALBERTO FERNANDEZ D.

 

En su libro “Presencia europea en la historia aeronáutica de Chile” (Capitulo “PRESENCIA ALEMANA”) leemos:

 

“Para agosto de 1938 la incipiente flota alemana de los aviadores chilenos aumentó con la importación por Kurt Zillmann del biplano Fiesseler c/n 243 CC-KMZ que sobreviviría hasta 1962, y con la llegada del Klemm 25 c/n 674, CC-HVG, importado por el ciudadano alemán Hanz Warsitz en el que haría su curso de vuelo para obtener el 12 de septiembre de 1938, la licencia Nº 168. Mientras tanto el Bücker de Benitz pasaba a manos de Aladino Azzari a las que llegaría también el Klemm de Warsitz en 1943, convirtiéndose además, en el primer avión del Club Aéreo de Melipilla ese mismo año.

 

Por su parte, del Campo vendía su Klemm al Club Aéreo de Valparaíso, y lo reemplazaba por el notable Messerschmidt Bf 108 Taifun, c/n B-1, con motor Argus de 240 Hp., sin duda el mejor avión privado del país en aquellos años.

 

El último sobreviviente fue el Messerscmidt Bf-108 “Taifun”. Adquirido por LAN el 25 de octubre de 1942 para el entrenamiento de los pilotos y el transporte de ejecutivos, recibió la matrícula CC-LON hasta el 17 de marzo de 1945 en que fue vendido a Emilio Schoenherr el que a su vez lo vendió al osornino Otto Weiss Altenhofen durante 1949, quien lo retendría por más de tres décadas bajo la matrícula CC-PWA antes de transferirlo al coleccionista particular David Shane Snyder de los EE.UU. promediando los años 80”.

 

El Meserschmitt Bf 108 Taifun, CC-PWA conservado por el coleccionista David Shane Snyder de los EEUU.

 

AÑO
CANT.
MARCA/MODELO              
ID. CHILENA             
OBSERVACIONES
1939*
01
Messerschmidt Bf-108 “Taifun
 
Carlos del Campo
 
CC-LON
LAN-CHILE
CC-PSS
Emilio Schoenherr S.
CC-PWA
Otto Weiss A

* Si se refiere al año de construcción debería decir 1938

 

(5) HUGO MARIN LEZAETA

 

En su “TRAYECTORIA HISTÓRICA DEL CLUB AÉREO DE SANTIAGO” escribe:

 

“Se puede aseverar que fue Chile el único país de América que tuvo el privilegio de contar en su aviación con un auténtico ejemplar del Messerschmitt BF – 108 Taifun, inscrito como avión particular del socio del Club Aéreo de Chile – Santiago, don Carlos Del Campo en primera instancia, hasta el año 1942, cuando lo vendió a la Línea Aérea Nacional para vuelos con altos personeros y luego para la instrucción avanzada de sus nuevos pilotos. Con posterioridad, este flamante avión alemán, en 1945, fue adquirido a LAN por don Emilio Schoenherr, quien lo vendió posteriormente a don Otto Weiss, socio del Club Aéreo de Osorno, quien lo conservó dentro de un hangar del Aeródromo de Pampa Alegre, hasta que en 1982 sus familiares lo vendieron al Museo Aeronáutico de Tamiami, E.E.U.U., donde actualmente se exhibe estáticamente.

Este avión, en 1936 llegó a Río de Janeiro embarcado en el dirigible LZ 127, traído por un acaudalado aviador alemán en viaje de turismo y, así, luego de volar hasta Buenos Aires, llegó a Santiago de Chile siendo pronto adquirido por don Carlos Del Campo”.

Esto estaría en contradicción con lo investigado por T. Kluge,  que data tanto la construcción como la venta del Taifun “chileno”  en el año 1938. Agrega el Sr Kluge:

“El Bf 108 D-IONO fue el que  llegó en 1936 con el LZ -129 “Hindenburg” a Río de Janeiro y no  con el LZ-127   “Graf Zeppelin”  que era más pequeño  y en cuyas bodegas no cabía este avión. La destrucción del “Hindenburg”  el 6 de mayo de 1937 descarta a partir de esa fecha cualquier embarque por esa vía. En cuanto a que el único país de América que tuvo un auténtico ejemplar del Messerschmitt BF – 108 Taifun tampoco sería efectivo, dado a que  VARIG también dispuso de uno.” 

 

(6) Emilio Schoenherr Siebert

 

Aparece el 13 de Enero de 1940, todavía como Teniente de la Fuerza Aérea, en la fundación del Club Aéreo de Osorno como Director Consejero del primer Directorio del Club (Presidente Honorario, Ministro de Defensa Nacional, don Alfredo Duhalde Vásquez – Presidente efectivo, Comandante de Escuadrilla don Armando Rivera – Vice-Presidente, don Heriberto Scheuch E. – Secretario, don J. Vicente Montecino S. – Pro-Secretario, don Arno Moeller – Tesorero, don Eduardo Rosas G. – Protesorero, don Hernán Rosas M.)

 

En Marzo de 1945 Emilio Schoenherr S. compra a LAN el Bf 108 CC-LON para luego venderlo en 1949 en $ 100.000 a otro socio del Club Aéreo de Osorno Otto Weiss. Según su hijo Marcelo Schoenherr, no hay información sobre la transacción con LAN. Lo que recuerda es que el avión se compró dañado por un accidente que había sufrido en LAN y de cuya reparación participó el ingeniero de la Fuerza Aérea Nino Bianchi. No hay registro de ese accidente. Santiago Blanchait Villalobos (ver ALMA MATER – Curso 1946) que  era cadete en 1946 dice haberlo visto estacionado en la Maestranza en el El Bosque cuando él carreteaba de vuelta a la losa en su PT-19.

 

Emilio Schoenherr se desempeñó como instructor de vuelo en la Escuela de Aviación 1945 -1947 (donde habría volado el Taifun, lo que indicaría que el daño había sido relativamente leve – en la restauración del avión en el museo Fantasy of Flight no se ha detectado una reparación que insinúe ser producto de un accidente, salvo una reparación mayor del borde de ataque de uno de los flaps) y también en el Club Universitario de Aviación. Se retira de la Fach en 1947 (por fallecimiento de su padre) para radicarse en Osorno.

 

Marcelo cuenta que su padre al casarse (29 Junio 1946) viajó en luna de miel con el avión a Rio de Janeiro. Llevaba como navegante  a su compadre y también oficial de la Fach, Domingo Vásquez. Incluso menciona otro vuelo, sin poder precisar si fue antes o después del vuelo en “luna de miel”. Desgraciadamente no hay fotografías al respecto. Está pendiente un contacto con don Sergio Nuño (del programa “La tierra en que vivimos”), yerno e Domingo Vásquez, que eventualmente podría contar mayor información de esta historia.

 

En Abril de 1948 Emilio Schoenherr, sería elegido Presidente del Club Aéreo de Osorno y gestiona la llegada de un Bonanza destinado a servir como ambulancia aérea. En 1963 vuelve a asumir  ese cargo y a la vez se desempeña como instructor jefe e inspector designado por la Dirección de Aeronáutica. Se repite la presidencia del Club  en 1967 y 1975. Buenas razones tendrían los socios  para nominarlo una y otra vez!

 

Don Marcelo Schoenherr  nos proporcionó las siguientes fotografías de la  época “osornina” del avión, de las pocas que sobrevivieron a un incendio de la casa del campo acaecido en 1979:

 

El Taifun CC-PWA estacionado en lugar no precisado del sur de Chile

 

La madre (Yola) de Marcelo Schoenherr “a bordo” del Taifun chileno

 

(7) Kermit Weeks

 

El Sr. Weeks funda el año 1995 en Polk City, un relativamente pequeño pueblo ubicado en el condado de Polk en el estado estadounidense de Florida, – entre las ciudades Tampa y Orlando – su “Fantasy of Flight” (“— sede de la colección de aviones más grande del mundo: reconstruir y revivir la pasión del pasado”).  ¡Estamos hablando de una colección de más de 165 aviones!

 

A la apasionante historia de Kermit Weeks, activo piloto de reliquias aéreas, se puede acceder por medio del link

 https://www.fantasyofflight.com/kermit-weeks/

En este link nos enteramos de muchos detalles de la vida de este peculiar personaje.

Fue un constructor de aviones precoz, apasionado por la gimnasia competitiva y un premiado escritor de libros ilustrados de aviación para niños. A los 24 años había construido su propio avión y era miembro del equipo de acrobacia aérea de los EEUU. Ha vivido situaciones curiosas: ¡A pesar de su vasta experiencia de vuelo en los más diversos modelos históricos de aeronaves, – entre las que cabe mencionar una certificación para volar el B-17, el B-24 o el B-26 etc. – con una limitación VFR -reglas de vuelo visuales -, tuvo que obtener una calificación de vuelo por instrumentos ya que, en caso contrario, no se le habría permitido volar un C-47 de su colección como piloto al mando…!

Además de los muchos premios que recibió en su calidad de piloto de acrobacias, también fue destacado como “leyenda viviente de la aviación” en 2006.

Durante la década de 1970, los intereses de la aviación de Kermit se expandieron para incluir la adquisición, restauración y preservación de aviones antiguos. En 1985, comenzó a operar el Weeks Air Museum en Miami (Tamiami), una instalación sin fines de lucro que albergaba gran parte de su colección privada y otros aviones antiguos propiedad del museo. A medida que su colección personal se ampliaba, Weeks planificó el desarrollo de una instalación más grande y más completa en la que exhibir y compartir su colección de aviones. A mediados de los años ochenta, comenzó a adquirir un terreno de 300 acres cerca de Polk City, Florida, a 32 km al suroeste de Walt Disney World, para instalar su “Fantasy of Flight”. En 1992, cuando se finalizaban los planes de desarrollo para “Fantasy of Flight”, el huracán Andrew azotó el área de Miami, destruyendo prácticamente las instalaciones del Weeks Air Museum (fue reparado y reabierto en 1994) y dañando gravemente la mayoría de las aeronaves de la colección, pero que felizmente pudieron ser reparadas y restauradas.

“Fantasy of Flight” abrió sus puertas en 1995, dando comienzo a otro capítulo en la carrera de Weeks para promover la aviación. Los hermosos hangares exhiben hoy la colección de aviones antiguos más grande del mundo, representando épocas románticas y emocionantes, desde el primer vuelo hasta los inicios de la era del jet. Lo que diferencia a “Fantasy of Flight” de otras colecciones es que Kermit no recoge nada que no tenga la intención de volar personalmente. La mayoría de los aviones de exhibición son aeronavegables.

 

A la izq. Una visita ilustre en “Fantasy of Flight”:Kermit Weeks (der) con Roscoe Brown (izq)  – 1er piloto en derribar un caza alemán Me-262!

A la der. Kermit Weeks con el CC.PWA

 

Kermit Weeks también ofrece en su página varios videos que ilustran las distintas etapas de la restauración del  Taifun “chileno”. Son presentaciones de especialistas bajo el título de   “Mechanic’s Corner” en que se van mostrando y describiendo distintas etapas de la restauración de la aeronave y antecedentes del modelo:

Messerschmitt Bf-108 – Restoration Project Update – 3/18

Messerschmitt Bf-108 – Restoration Project Update – 4/18

Messerschmitt Bf-108 – Restoration Project Update – 7/18

 

En estos videos – el restaurador Paul Stecewycz -,   nos relata que, al fallecer el Sr. David Shane Snyder, las piezas desarmadas del Taifun fueron adquiridos por el Sr. Weeks a los familiares del Sr. Snyder (registrándose al parecer como N108KW, según T.Kluge) . También precisa que el avión estuvo, según la bitácora, volando a cargo  del Sr. Weiss entre 1942 y 1958 totalizando alrededor de 856 horas de vuelo.

 

Hoja de la bitácora que acompañaba al avión a su llegada al museo.

 

Según él, este cuadriplaza alemán es uno de los poco ejemplares del museo que conserva en su integridad las piezas originales, lo que el proceso de restauración respetará en lo máximo que sea posible.

 

Paul Stecewycz con la mano en el compartimento de equipaje al cual se había agregado un estanque adicional de combustible, ajeno al diseño original.

 

Traslado del Messerschmitt Bf-108 de las instalaciones de almacenamiento de Golden Hill
 al Taller de Restauración para comenzar la esperada oportunidad de recuperar el
antiguo esplendor del avión.

 

.

 

 

 

Al observar la cara expuesta del centro plano del CC-PWA se constata que las alas podían
ser plegadas por la remoción de un pasador de modo de poder estacionar el
avión en espacios estrechos. También se pueden leer las instrucciones pertinentes.

 

 

El avión venía acompañado de un complete juego de herramientas originales para las intervenciones de mantenimiento y remoción/instalación de piezas, requeridas

 

Panel del Taifun “chileno”. Nótese el velocímetro en español. El restaurador mostraba en el video un velocímetro original, en su embalaje original, que reemplazaría al que tenía en Chile.

 

El interior con sus cuatro plazas

 

 

En las distintas partes del desarmado avión, el restaurador no solo encontró nido de pájaros y ratones sino también pedazos de diarios y revistas chilenas (de los 50) y el envoltorio de una cajetilla del famoso cigarrillo Liberty de la época.

 

Esperamos que el museo Fantasy of Flight opte en el proceso de restauración por una réplica exacta del avión al salir de fábrica con destino a Chile:

 

Y no caer en la tentación de recrear un ejemplar con emblemas (cruz negra o la esvástica) muy socorridos y de gusto de coleccionistas en los EEUU, pero que traicionaría la verdadera historia de nuestro avión:

 

Se estima que la restauración del CC-PWA se completará no antes del año 2020.

 

(8) IVAN SIMINIC

 

El primer aporte concreto lo recibimos de don Ivan Siminic ( www. “El observador aeronáutico”) que nos remitió copia de  las fojas originales del Registro de Aeronaves. Dichos documentos registran los únicos datos oficiales concretos conocidos:

 

 REGISTRO NACIONAL DE MATRICULA: 027
Numero de Matricula: 515 – Marcas de Matricula: LON – Marcas de Nacionalidad: CC
Fecha de Matricula: 15 de Enero de 1943 – Marca de Aeronave: Messerschmidt
Modelo de la aeronave: Taifun – Construido por: Bayrische Flugzugwerke
País de Construcción: Alemania – Empresa Propietaria: Línea Aérea Nacional

 

Categoría de la aeronave: Turismo – Base habitual de la aeronave: Puerto Aéreo Los Cerrillos
Provincia, Departamento y Pueblo: Santiago – Brigada aérea que corresponde a la base habitual de la aeronave: IIa Brigada Aérea – Titulo de dominio: Recibo del Sr. Carlos Del Campo Rivera, 25 de Octubre de 1942.
15 de Enero 1943.

 

ANOTACIONES

Factura Nº4025 de 17-III-945 otorgada por L.A.N fecha Stgo, 7 de Mayo 1945
Cancelada la matricula por transferencia de la aeronave Stgo.7 de Mayo 1945

 

REGISTRO NACIONAL DE MATRICULA: 0116
Numero de Matricula: 326 – Marcas de Matricula: PSS (PWA) – Marcas de Nacionalidad: CC
Fecha de Matricula: 27 de Noviembre de 1948 – Marca de Aeronave: Messerschmidt
Modelo de la aeronave: Taifun – Tipo de Aeronave: Monoplano – Construido por: Bayrische Flugzugwerke – País de construcción: Alemania – Año de construcción 1938
Propietario: Emilio Schönherr Siebert – Nacionalidad del Propietario: Chileno

 

Categoría de la aeronave: Turismo – Base habitual de la aeronave: Aeródromo “La Ovejería” de Osorno – Provincia, Departamento y Pueblo: Osorno – Brigada aérea que corresponde a la base habitual de la aeronave: IIIa Brigada Aérea – Titulo de dominio: Recibo 4028 de Línea Aérea Nacional de fecha 17 de Marzo de 1945

 

ANOTACIONES

Por escritura pública de compraventa celebrada ante el Notario de Osorno don Reinaldo Ide S., de fecha 19 de Agosto de 1949, el Sr Emilio Schönherr Siebert, vende el avión individualizado  a fs. 116, al Sr Otto Weiss Altenhofen, en la suma de $ 100.000 (cien mil pesos).-El avión queda matriculado a nombre del señor Weiss con los siguientes características CC-PWA.-

 

 Cancelación de la inscripción: Considerando lo establecido en el Art. 22 de la Ley Nº 16.752, en al tanto que la fijó la Ley Nº 17.931, la facultad que confiere la letra m) del Art. 32 de la Ley Nº 16.752, lo establecido en la Resolución Exenta Nº 0137, de fecha 20 de Febrero de 1980, y lo solicitado por el Sr. David Shane Snyder, mediante oficio de fecha 26 de Mayo 1982, cancélase  la matrícula de la aeronave individualizada en este libro de registro a fojas 116, por haber sido vendida y llevada a los Estados Unidos de Norteamérica. Santiago de Chile, Mayo 26 de 1982.

 

(9) Carlos del Campo Rivera

 

Carlos del Campo fue diputado por el distrito Loncomilla, Linares y Colbún entre 1933 y 1937 y desde 1937 a 1941. Gracias al apoyo en el Parlamento de los Diputados Carlos Del Campo y Pedro Opitz, fue promulgada el 29 de julio de 1940 la Ley N°6.602, que elevó en beneficio del Club Aéreo y de la LAN, la contribución que se establecía en la Ley N°3.852, de impuesto a las mercaderías que se embarcaren o desembarcaren en los puertos de la República, con destino y procedentes del extranjero. También está Carlos del Campo entre los fundadores de la Comuna de Panimávida, más tarde trasladada a Colbún, de la que fue Alcalde.

 

En 1938 adquiere un avión Bf 108 Taifun en Alemania. Se desconocen pormenores de la compra y el medio de transporte utilizado para su envío a Chile. Se dice que en 1937 el costo de un Taifun era de 35.000 Reichsmark. En pesos chilenos debió ser una suma importante. Con la ayuda de nuestro asociado Felipe Alcérreca  y del abogado Sr. Raúl Rosas estamos procurando contactar algún miembro de la familia del diputado, que pudiera darnos mayor información del referido avión.

 

“El 1º de mayo de 1944 se funda a instancias de Carlos del Campo, siendo  Presidente del Club Aéreo de Santiago, el Club Aéreo de Linares. Disponiendo de una cancha de aterrizaje en su fundo de Linares propuso formar uno en  esa ciudad. Su primer Directorio lo integraron Carlos del Campo Rivera (Presidente); Alejandro Vivanco Sepúlveda (Vicepresidente); Eduardo Lennox-Roberson Cordero (Secretario) y Juan Ramírez González (Tesorero). Los primeros Pilotos cumplieron funciones de Instructores, entre ellos Humberto Barrera Cortés, Hugo Otto y Mario Ampuero Rubilar – Piloto de LAN (probablemente se trate de un hermano mayor de  Gonzalo Ampuero Rubilar, que sí es actualmente Piloto de LAN)”.

(Jaime González Colville, Academia Chilena de la Historia)

 

*

Carlos del Campo Rivera y una olvidada hazaña de aviación

(EL HERALDO- El Diario del Maule Sur).

En septiembre de 1937, se celebró en Lima una conferencia de aviación, en la cual, además se rendiría homenaje al legendario aviador franco peruano Jorge Chávez Dartnell ( emparentado con la familia Dartnell Encina de Linares), fallecido trágicamente a los 23 años en Los Alpes el 27 de septiembre de 1910, cuando intentaba cruzar esa montaña en un aparato monoplaza Ried-Brig.

Carlos del Campo Rivera, nacido en Talca el 26 de agosto de 1899, profundamente vinculado a familias linarenses, pertenecía al Club Aéreo de Santiago, al igual que su coterráneo Onofre Lillo. Su participación en ese organismo había sido determinante: cuando el filántropo norteamericano Daniel Guggenheim donó los terrenos para el aeropuerto de Los Cerrillos, en 1928, consiguió que el Presidente Ibáñez cediera al Club una faja de terreno en el sector sur poniente, donde se levantaron dos hangares.

 

En agosto de 1937 las autoridades de este organismo comunicaron la invitación de la federación aérea de Lima para concurrir a un encuentro internacional de aviación. Ambos linarenses aceptaron asistir. Cuando se les indicaba la mejor manera de transportar al avión, Del Campo manifestó que harían el viaje por aire. Para este efecto tenía un aparato biplaza, de marca KLEMM L 25 1B, de ala baja y gran maniobrabilidad, aunque su cabina era abierta, o sea los pilotos no tenían protección durante el vuelo.

 

Un Klemm similar al del raid de los chilenos a Lima

 

El viaje, desde luego, no estaba exento de riesgos: eran necesarias al menos cuatro escalas. Los improvisados aeródromos carecían de elementos de comunicación de calidad, además que los aparatos de navegación de la máquina eran, de igual forma rudimentarios. Las autoridades de aviación, tras diversos exámenes del plan de vuelo, otorgaron la autorización, no sin antes advertirles que en largos trayectos sobre el desierto estarían sin comunicación alguna.

 

Pilotos Carlos del Campo Rivera y Onofre Lillo, despegando desde Santiago a Lima el 17 de septiembre de 1937.

 

El 17 de septiembre de 1937, a las siete de la mañana, ambos despegaron desde el aeródromo aledaño a Los Cerrillos y enfilaron hacia el norte, llegando pasado el mediodía hasta Antofagasta sin problemas, donde pernoctaron y recargaron combustible.

 

Al día siguiente levantaron vuelo en dirección a Arica, arribando en medio de una espesa neblina, que no obstante, les permitió ubicar la cancha de aterrizaje.

 

La última etapa debía ser hasta Arequipa, pero alrededor del mediodía, el viento cordillerano, conocido como Paracá, los sorprendió con las fuerza de sus ráfagas, haciendo casi incontrolable al aparato, que se debatía con escaso control entre nubes de polvo. Resolvieron un aterrizaje forzoso y, absolutamente sin brújula, buscaron un campo donde posarse, logrando tocar tierra sin daños para la máquina. Los habitantes del sector les ofrecieron ayuda y ahí supieron que estaban en Palpa, a unos cuatrocientos kilómetros al sur de Lima. Tras obtener, no sin dificultades, el combustible mínimo para seguir, despegaron para aterrizar en el aeródromo de Limatambo, cerca de Lima.

 

Los representantes de los diversos países, se asombraron del largo vuelo efectuado, – unos cinco mil quinientos kilómetros – además de haber desafiado las turbulencias de la sierra peruana en un frágil aparato. Tras representar dignamente a nuestro país, Carlos Del Campo Rivera y Onofre Lillo regresaron de igual forma a Santiago, aterrizando sin problemas.

 

(10) Otto Weiss Altenhofen

 

Don Otto fue un activo participante, desde los comienzos, del Club Aéreo de Osorno. El  primer directorio elegido el  17 de Febrero de 1940 lo integró como director Consejero. Sin cancha y  sin avión del club, decidió junto con Heriberto Scheuch comprar -en sociedad-  un avión Porterfield (Nº 19). Para aprender a volarlo fueron al Club Aéreo de Puerto Montt a recibir instrucción que completaron con éxito.

 

Pero para don Otto no todo era felicidad. La Dirección  de Aeronáutica le negó la entrega de su licencia, por ser extranjero. El Directorio del Club recibió el golpe y protestó de inmediato: Adujo que se había cumplido con todas las exigencias, que el candidato había sido aceptado por su instructor FACH; que el Sr. Weiss no había engañado a nadie y era un conocido y respetado  ciudadano de Osorno. Además ya  había volado previamente en Alemania y su curso lo había hecho acá en su propio avión.

 

Cuando Emilio Schoenherr trajo en 1948 el Bonanza , Weiss sería uno de los 19 pilotos del Club  calificados para recibir instrucción en ese avión.

 

En 1949, Otto Weiss vuelve a tener su propio avión al comprarle el Bf 108 Taifun a Emilio Schoenherr.

 

Guenther Weiss, hijo de don Otto,  nos relata los últimos días del CC-PWA  en manos de su padre. Ya impedido de seguir volando lo traslado de las instalaciones de Pampa Alegre  a uno de los galpones de su taller  en  Osorno. Con una camioneta lo arrastró de la cola (sin las alas que eran de fácil remoción) por las calles Osorno hasta su destino final. Al poco tiempo (1982)  apareció la Sra. y el  hijo del ciudadano norteamericano David Shane Snyder (que ya estaba gravemente enfermo)  que lo compró en 20.000 USD. Luego subió el avión  a un camión y lo  embarcó en un carguero en Pudahuel rumbo a Miami. Ahí estuvo en exhibición en Tamiami desarmado tal como había sido trasladado sin mayores cuidados, hasta que cayó en manos del museo Fantasy of Flight donde hoy se está restaurando en forma muy profesional.

 

Está pendiente el resultado de una búsqueda de alguna información publicada del avión durante su permanencia en Osorno, comprometida por el Sr. Manuel Cifuentes del diario Austral de Osorno.

 

Último diseño de pintura bajo propiedad de Otto Weiss

 

*

 

NOTA:

  • Las fotografías en colores son impresiones de pantalla de los videos del museo Fantasy of Flight
  • Otras fotografías fueron provistas por el Sr. Thorsten Kluge.
  • Información sobre Club Aéreo de Osorno, proporcionada por nuestro asociado Rodolfo Larson Chavez