Nos ha dejado uno de los fundadores de nuestra asociación, recién cumplidos sus 91 años. Con un paso como cadete de la Escuela de Aviación en 1947, ingresó como piloto a LAN en 1949. Dejó muy buenos recuerdos en su período como Capitán de DC-3, preocupado de formar profesionalmente a sus copilotos. Por un problema de salud detectado en 1962 no pudo  continuar su carrera como piloto, manteniéndose activo laboralmente en la empresa en distintas áreas.

Así seguimos viendo su valioso aporte en Operaciones como instructor de nuestro simulador DC-6B y como Jefe de Planificación y Roles. Entre los años 1975 y 1979 fue designado Agente de Ventas de LAN en la ciudad de Arequipa (Perú).

Fue un activo participante de nuestra asociación donde integro los directorios en los períodos 1969-1971, 1972-1973 y 1979-1981. Lamentablemente su deteriorado estado de salud nos privó de su siempre grata compañía en el último tiempo.

Podríamos decir que con Alfredo desaparece otro autentico forjador de LAN, uno de aquellos pilotos que ayudaron a colocar parte de los fundamentos en que hoy se apoya la heredera de LAN, LATAM.

Vaya nuestro recuerdo, nuestro homenaje y nuestro cariño para Alfredo. A su familia nuestras más sentidas condolencias. Descansa en paz, amigo Alfredo! 

(Ver también en sección ALMA MATER – Curso 1947; sección EVENTOS  15.04.2014; 03.12.2016; 11.11 2017).

Categories: Obituario

1 Comment

Beatriz Beytía Beytía Caillaux · Febrero 12, 2020 at 1:44 am

Muchas gracias por este reconocimiento a mi amado padre que hoy , tristemente, ya no está con nosotros. Mi padre amaba volar y en sus últimos recuerdos siempre me comentaba la libertad que sentía al pilotear una nave, recordaba con mucho cariño a sus compañeros y amigos de la escuela de la fuerza aérea y de Lan. Lamentablemente su estado de salud lo privó de poder compartir más a menudo con sus grandes camaradas, pero tengan por seguro que él siempre guardó en su corazón la época de Lan como la mejor de su vida .
Muchas gracias y espero poder contactarme con cada uno quién tenga recuerdos de él, me encantaría tener detalles de cómo fue su vida en aquella época.
Gracias nuevamente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *