(Por Sergio Barriga Kreft)

 
 

A comienzos de 1949 se contrató a los siguientes copilotos: JULIO HOFMANN ROMAN, KURT THIELE HUBACH, HUMBERTO BOELLERT HOLZMANN, ALFREDO BEYTIA BARRIOS, HERNAN PEREZ BRAVO y ALADINO AZZARl PINOCHET.
Tiempo después se unirían a ellos ABRAHAM OYARZUN LIZAMA, GUILLERMO ESQUIVEL PADILLA y MARIO GIARDA SOLARI.

(Nota .- La nómina de contratados de 1949 en los meses que se indican fueron en realidad los siguientes:

11 Mayo 1949

Ingresan a LAN los siguientes copilotos, Kurth Thiele Hubach, José Sierra Ruiz, Hernán Pérez Bravo, Amaro Bamón Montecinos, Julio Hofmann Erwin, Humberto Boellert Holzmann y Aladino Azzari Pinochet.)

1 Noviembre 1949

Ingresan a LAN los pilotos Manuel Iriarte de la Jara, Patricio Puga Forteza, Juan Gmo. Ríos Ide, Gustavo Cid Hernández, Juan Martínez Guerrero, Alfredo Beytía Barrios, Guido Van-der-Schraft de los Llanos, Jorge Lermanda Cumplido, Oscar Boetto Arrigorriaga, Gastón Veloso Muñoz, Fernando Bunster Larrañaga, Lautaro Hauyon Gálvez, Temístocles Rojas Acuña, Daniel Arizpe Aramburi, Juan David Lebón.)

Posteriormente en base al acuerdo alcanzado con la Glenn Martin, en Mayo, se trasladó a Baltimore el primero de los MARTIN 202 a fin de someterlo al refuerzo de las vigas de las alas, seguido de otro que lo hizo en el mes de Julio y de los dos restantes en Septiembre.

Aprovechando el viaje de estos aviones, fueron a la fábrica el ingeniero aeronáutico ARTURO SANTELICES MUÑOZ. el ingeniero de mantención JORGE ROBERTSON PALMA y el ingeniero electricista CARLOS FERNANDEZ V ALENZUELA, a quienes se encomendó la misión de supervigilar los trabajos que se harían en ellos.

Asimismo en Agosto de 1949, viajaron a Inglaterra a recibirse de los De Havilland Dove, los pilotos CIRILO HALLEY y RAFAEL SALAS STONE, el ingeniero de mantención VICTOR GONZALEZ ALVEAR y el inspector de aeronaves JORGE CHAMUDIS.

Durante su permanencia en la De Havilland, los pilotos Halley y Salas realizaron un curso teórico – práctico en el nuevo material en espera de la entrega de los aviones, los que fueron probados en vuelo y una vez aceptados, desarmados, embalados y enviados en barco a Chile.

Asimismo, como una deferencia hacia LAN, la De Havilland autorizó a Halley y Salas, para que volaran el avión Jet de combate, monoplaza De Havilland Vampire DH-100.

Cabe mencionar que no recibieron curso teórico alguno en este tipo de material, proporcionándoseles sólo el manual del avión para que se interiorizaran del funcionamiento de éste. Como el avión era monoplaza. tampoco hubo posibilidad de instrucción práctica.

Sin embargo, HALLEY y SALAS volaron con todo éxito los Vampire, pasando a convertirse en los primeros pilotos chilenos en volar aviones Jet.

El 17 de Noviembre de 1949 por Resolución N° 26, la Dirección de Aeronáutica, reconoció al Centro de Instrucción de LAN como Establecimiento de Enseñanza Aeronáutica Civil, lo que demuestra la importancia que dicho Centro había adquirido y que a poco más de un año de su creación, le valiera obtener el reconocimiento oficial de la Autoridad Aeronáutica.

A fines de Diciembre llegaron a Valparaíso en el vapor Sarmiento, los dos primeros De Havilland Dove, seguido de otro en el Loriga. Los aviones fueron trasladados a la maestranza de LAN por la Empresa de Transportes RAUL GONZALEZ LARRONOO, la que cobró $ 11.500y$ 15.000 por el flete de ellos hasta la capital.

Los aparatos fueron rápidamente armados y puestos en vuelo, para iniciar la instrucción de aquellos pilotos que tendrían a su cargo la operación de este material.

Poco tiempo después se acordó adquirir otros seis De Havilland Dove más y un Beechcraft Bonanza, modelo A-35, avión éste que fue probado en vuelo por los pilotos LUIS CARMONA y ALBERTO BEYTIA y el Jefe del Departamento Ingeniería OSCAR GONZALEZ.

Los nuevos Dove costaron en total 190.000 libras esterlinas y el Bonanza US$ 12.000.

image001

De Havilland Dove CC-CLW N° 309 de Línea Aérea Nacional e Chile

 

Con la adquisición de este nuevo material se acordó poner en venta los Beechcraft AT -11 y AT -7 y los Electra.

En el intertanto, con el fin de brindar una mayor protección a las operaciones aéreas, en la maestranza de LAN se procedió a transformar la camioneta N° 21 en carro bomba, en espera de la adquisición de nuevos carros para la extinción de incendios de aviación.

En Marzo de 1950 viajaron a Inglaterra a recepcionarse de la segunda partida de D.H. Dove, los pilotos ALFONSO CUADRADO y MARIO AMENABAR, el ingeniero OSCAR GONZALEZ y el mecánico inspector HUGO FAEZ.

El 5 de ese mes, se celebró el 21° Aniversario de LAN, ocasión en que se tributó un homenaje a los pilotos militares que en 1929, iniciaron los vuelos en los Moth Cirros y Moth Gipsy de la Línea Aeropostal. En la misma ceremonia el Director de Aeronáutica, General de Brigada Aérea JORGE GANA EASTMAN, hizo entrega de sus licencias a los nuevos pilotos de transporte de la empresa.

Ya en Inglaterra, CUADRADO y AMENABAR, realizaron cursos en la fábrica De Havilland en Hatfield en material Dove y el curso teórico denominado: The Goblin Gas Turbine, volando posteriormente también en aviones Vampire DH 100, sin haber recibido, al igual que los pilotos anteriores, ninguna instrucción práctica en Jet. Con ello pasaron a ser el tercer y cuarto piloto chileno en volar sólo aviones a reacción.

Mientras se esperaba la entrega de los Dove, la De Havilland facilitó también a los pilotos chilenos un bimotor Ambassador, un monomotor Beaver, un Chipmunk y un DH Rapids, en los cuales efectuaron un recorrido por diversas partes de Inglaterra.

Asimismo, durante su estadía en Europa, pudieron pilotear el cuadrimotor turbohélice Vicker Viscount, el cual estaba siendo ofrecido a LAN para que ampliase sus rutas internacionales.

El primer DH Dove de esta nueva partida, fue embarcado en el vapor American Press con destino a Nueva York, siendo trasladado al Santa Isabel que lo trajo hasta Valparaíso, arribando en el mes de Mayo.

Ese mismo mes, con motivo del terremoto que azotó la ciudad del Cuzco en el Perú, se envió el DC-3 N° 00 10, que transportó ayuda para los damnificados. Una vez más, las alas de LAN acudían en ayuda de países hermanos y su actitud fue unánimemente reconocida.

image003

Con la incorporación de los DH Dove. se estableció un servicio con cuatro frecuencias diarias a Valparaíso, aterrizándose en el aeródromo El Belloto y luego fueron empleados en las rutas a La Serena y Concepción. Meses más tarde estos aviones eventualmente hicieron la ruta a Antofagasta en reemplazo de los Lodestar.
 
 
 

Poco tiempo después, se vendían en US$ 25.000 los Beechcraft AT-7 y AT-11, esperándose recibir en su reemplazo el Bonanza A-35, que vendría equipado para la instrucción de vuelo por instrumentos.

Los Glenn Martin ya habían regresado de Baltimore y se utilizaban en las rutas Santiago-Antofagasta-Arica y Santiago-Buenos Aires, ruta esta última en la que prestaban excelentes servicios, no obstante que muchas veces las condiciones meteorológicas eran francamente malas, especialmente durante el cruce de la cordillera.

En cierta ocasión, un Martin piloteado por ClRILO HALLEY, fue cogido por unos cúmulos nimbos, de tal violencia, que las alas resultaron abolladas y los parabrisas quebrados, comenzando a penetrar a chiflones el viento dentro de la cabina de los pilotos. La situación en un momento se tomó tan crítica que el sobrecargo tuvo que envolver con frazadas a HALLEY, para que éste pudiera pilotear el avión hasta Mendoza donde aterrizó para reparar las averías.

En cuanto a los vuelos al norte, se cumplían con toda regularidad y la exactitud con que se desarrollaban los itinerarios era motivo de elogiosos comentarios.

De aquella época se cuenta la siguiente anécdota:

Sobrevolaba Cavancha con destino a Arica un Electra piloteado por ARTURO PRADO OROZCO, quien al pasar sobre el aeródromo, justo cumplió su primer millón de kilómetros al servicio de la empresa. Por tal motivo desde la radioestación de LAN se le transmitió un mensaje de felicitación.

ARTURO PRADO era reservista del Ejército, en el arma de Caballería, y ello llegó a conocimiento del Regimiento de Caballería Granaderos, que en aquel entonces estaba ubicado junto a Cavancha. A su regreso de Arica, PRADO aterrizó con el Electra en Cavancha y cual no sería su sorpresa al bajar del avión y encontrarse con que la banda del Regimiento lo estaba esperando frente a la escalerilla y comenzaba a tocar una diana en su honor. ¿Se habrá vuelto a repetir un caso semejante?’

Junto con la llegada de la segunda partida de los DH Dove, la fábrica envió a Chile a los ingenieros GEOFFREY WHITTON, PHILIP DORRINGTON, BERTIR TULL y LAURENCE TAYLOR. quienes procedieron al armado y puesta en servicio de los nuevos aviones.

Con los tondos asignados por la Ley 8903, se realizaron diversas obras en los aeródromos a fin de dotar a país de una infraestructura adecuada al tipo de aviones que operaba la empresa, sin .embargo, ello aún no era suficiente.

Asimismo, se adquirieron dos carros bombas marca Pyrene, en Inglaterra, en 6.365 libras esterlinas cada uno, al representante en Chile, de la firma Gibbs y Cía. S. A. C. U no de estos carros fue destinado al Aeropuerto Cerro Moreno, en Antofagasta, y el otro al de Los Cerrillos. en Santiago.

El 12 de Febrero de 1951, LAN extendió sus rutas a Montevideo en Uruguay. Un Glenn Martin, piloteado por JORGE VERDUGO CORREA, hizo el vuelo inaugural hasta la capital del país hermano.

Integraban la tripulación. además de VERDUGO, el copiloto HUGO BURR, el radiooperador ALFONSO CAVIQUIOLI, el sobrecargo MARIO SOMELA y las auxiliares MARTA LLAGUNO y ADRIANA AGUAYO.

En representación de las autoridades aeronáuticas chilenas. viajaba el Director de Aeronáutica. Genera! de Brigada Aérea JORGE GANA EASTMAN.

En Montevideo esperaban la llegada del avión, el Embajador de Chile en Uruguay, el Director de Aeronáutica y altas autoridades civiles y militares.

Esa noche se ofreció una gran recepción en el Hotel Victoria, durante la cual el Director de Aeronáutica de Uruguay, Coronel CARLOS DIAZ, hizo entrega al Comandante de Aeronave, JORGE VERDUGO, de un diploma de honor y de una piocha de oro, confiriéndole la categoría de Piloto Aviador del país hermano.

Al día siguiente, el Martin regresaba a Santiago.

Invitados por la Línea Aérea SAS, en Agosto de 1951. viajaron a Suecia los pilotos CIRILO HALLEY y CARLOS WULF, donde realizaron un curso de administración de empresas aéreas, operaciones y entrenamiento e inspección de pilotos.

Mientras tanto, con el fin de ampliar los servicios regionales en Magallanes, el 29 de Noviembre de 1951 se inauguró la ruta Punta Arenas-Río Gallegos, lo que otorgó mayores posibilidades de desarrollo a la austral ciudad.

Al comenzar 1952 se hizo un reestudio de la flota de la empresa, llegándose a la conclusión que era conveniente vender dos aviones Electra y reemplazarlos por dos DC-3.

Como resultado de ello, se adquirieron dos C-47A reconvertidos a DC-3, a la empresa americana Air Carrier, aviones que anteriormente habían prestado servicios en la Línea Aérea SAS, cancelándose US$ 123.000 y U$ 119.000, respectivamente, por cada uno de ellos.

En Abril de ese año, viajaron a buscar estos aviones los pilotos LUIS CARMONA, RAUL TURNER, CESAR BORQUEZ y VICENTE VALJALO, aparatos que a mediados de Mayo arribaban a Los Cerrillos, incorporándose de inmediato a los servicios de LAN.

Paralelo a ello, se vendieron los Electra CC-CLH y CC-CLI a la Línea Aérea CINTA en USS 36.000 cada uno.

No obstante que los DH Dove eran buenos aviones, pronto se vio que no satisfacían todas las necesidades de LAN y que además el estado de los aeródromos no permitía su plena utilización. Por ello el Consejo decidió iniciar gestiones para permutarlos por DC-3, o venderlos y con el producto adquirir ese tipo de avión que tan buenos resultados daba en el país.

Sin embargo, ya estaba en la mente del Vicepresidente y de todos los Consejeros, la idea de adquirir cuadrimotores, con lo cual LAN podría extender sus rutas a los Estados Unidos.

Para tal efecto, se nombró una comisión encargada de escoger el tipo de avión apropiado, designándose relator de ella al piloto CIRILO HALLEY.

En Noviembre de 1952, asumió la Presidencia de la República, el General CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO, quien nombró Vicepresidente de LAN, al General de Brigada Aérea (R), ARTURO MERINO BENITEZ, en reemplazo de don JUAN DEL VILLAR, quien había presentado la renuncia a su cargo.

MERINO, quien en 1929 había fundado LAN, se dedicó de lleno a sus tareas al frente de la empresa y dispuso reiniciar a la brevedad los servicios a Puerto Montt y Chiloé. Además ordenó establecer al más breve plazo, servicios regionales basados en Puerto Montt y Balmaceda con aviones DH Dove.

Asimismo, dio instrucciones para extender las rutas a La Paz y Lima y de que los vuelos a Buenos Aires y Montevideo, regresaran en el día a Santiago, sin pernoctar en el extranjero.

A comienzos de Febrero de 1953, él mismo viajó en un DC-3 e inspeccionó las postas de la zona sur, prometiendo mejorar los servicios de LAN.

 

 

image005
De Havilland Dove CC-CLX N° 310

 

Pocos días después, el 16 de Febrero de 1953, en el DH Dove 307, piloteado por el Jefe de Operaciones de LAN, ALFONSO CUADRADO y LUIS ARAYA, se inauguró el servicio regional a Alto Palena y Futaleufú. En el aparato viajaron el Agente Comercial de LAN, ENRIQUE ARRIAGADA, el Jefe del Departamento Propaganda LUIS VIAL y el Director de Radio CD-101, RENE SALINAS.

El avión pernoctó en Futaleufú y los pilotos y pasajeros alojaron en casa del Teniente de Carabineros, ALEJANDRO PALMA BLANCO.

Paralelo a ello, ese mismo mes se inauguraba el servicio regional Balmaceda-Chile Chico, a cargo del piloto KURT PFEFFER.

Como dato anecdótico, podemos citar que entre las instrucciones que tenían los pilotos, estaba la de llevar permanentemente una espátula para remover el hielo que pudiese formarse en los parabrisas.

Poco después, en Marzo se daba comienzo al servicio Puerto Montt, Maullín-Ancud-Castro.

En Abril de 1953, el General MERINO, con el acuerdo del Consejo, daba comienzo a los trámites de adquisición de tres aviones cuadrimotores Douglas DC- 6B, valorizados en US$ 1.200.000 cada uno.
Se iniciaba para la empresa una etapa de franca modernización.