prologo

PROLOGO

 

Con este segundo tomo de la Historia de LAN CHILE escrita por el Comandante Señor Sergio Barriga Kreft. se completan cincuenta y cinco años de fructíferos y leales servicios al país desde ese 5 de Marzo de 1929 en que el Comodoro Arturo Merino le diera existencia.

Cincuenta y cinco años de vida en una Empresa de aviación constituyen un enorme caudal de tecnicismo, de desvelos y sacrificios. Son muy pocas en el mundo las líneas aéreas que puedan ufanarse de contar con más de medio siglo de experiencia, años que atestiguan la visión que tuvo su insigne fundador al dotar a su patria de servicios aéreos comerciales antes que lo hicieran otras naciones más adelantadas.

El Comandante Barriga, Director del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile, ha dado término a su interesante trabajo siguiendo el mismo sistema que utilizara en el primer volumen. estableciendo capítulos de acuerdo a la llegada al país de nuevo material de vuelo cada vez más moderno y por consiguiente, más seguro. eficiente y confortable para pasaje­ros y tripulantes.

Este libro refleja el arduo quehacer de jefes y personal de LAN CHILE que, a lo largo de su ya extensa trayectoria, han luchado por mantenerla moderna, segura y competitiva, afrontando condiciones adversas principalmente en este último tiempo en que la crisis mundial, que tan seriamente ha afectado a la industria aeronáutica comercial, ha mellado e incluso hecho desaparecer a compañías que por decenios fueron emblemas de solidez. continuidad y prestigio.

El autor, a través de estas páginas, logra enlazar el pequeño biplano monomotor Moth y su solitario piloto del año 1929, con los gigantescos y majestuosos trirreactores Douglas DC- 10-30 que sobrevuelan actualmente nuestras rutas llevando a destino. en alas de la patria, a miles de pasajeros a velocidades y alturas que estuvieron lejos de imaginar sus heroicos precursores.

PATRICIO SEPULVEDA CERON

Presidente de LAN CHILE

Santiago. 18 Septiembre de 1984.

 

INTRODUCCION

Cumpliendo con el ofrecimiento hecho a Línea Aérea Nacional hago entrega de esta segunda parte de su reseña histórica. que abarca el período comprendido entre 1964, en el inicio de la era del jet y el presente año en que la empresa ha enterado 55 años de servicios a la nación toda.

Tal como se señalara en la primera parte, los hechos y fechas citados son sólo aquellos cuya comprobación no ha merecido dudas, reiterándose una invitación a pilotos. tripulantes y demás funcionarios de la empresa. tanto en servicio activo como en retiro, para que aporten los antecedentes que obren en su poder y que permita subsanar los vacíos y omisiones de que esta obra adolezca.

Deseo hacer constar mis agradecimientos a los ex Comandantes de Aeronaves Señores ALFONSO CUADRADO, MARIO BONTEMP, HUGO BURR, JULIO MATTHEL, CARLOS RIDERELL, MAXIMO ASTORGA, LEONIDAS MEDINA, AMARO BAMON, CARLOS SANCHEZ, YICTOR PEREZ, HUGO DEL VALLE, GUSTAVO VILA, FELIPE ALCERRECA, ROBERTO PARRAGUE, DIOGENES ARREDONDO y KURT PFEFFER; a los ex Ingenieros Señores CARLOS UGALDE y GUILLERMO WESCHSLER; al General de Brigada Aérea (R) Sr. ROBERTO PARRAGUE S. y al ex Radiooperador Sr. JANUARIO LAZO. quienes me proporcionaron valiosos antecedentes para la elaboración de esta obra.

Asimismo, quiero manifestar mi reconocimiento a los ex Presidentes de LAN-CHILE Señores ERIC CAMPAÑA. IGNACIO ALIAGA. GERMAN STUARDO y RODOLFO GUESALAGA. por su valiosa colaboración en la tarea que voluntariamente me impuse.

Vaya también un especial sentimiento de gratitud al Sr. Presidente de LAN-CHILE don PATRICIO SEPULVEDA CERON. al Sr. Secretario General. Coronel de Aviación (R) don MARIO GAMARRA CAPINO. al Sr. Gerente Técnico don EDUARDO DEL CAMPO ORTIZ y al Sr. HUMBERTO FRITIS TRONCOSO del Departamento Confiabilidad, quienes en todo momento me alentaron y me dieron amplio acceso a fuentes de documentación dentro de la empresa. lo que facilitó enormemente el trabajo emprendido.

Finalmente. a mi Secretaria CARMEN HIDALGO STUARDO. sin cuya leal y sacrificada cooperación esta obra no hubiera sido una realidad. muchas gracias.

SERGIO BARRIGA KREFT

SANTIAGO. Marzo de 1984